miércoles, 20 de enero de 2021

Sobrasada vegana

 

Ya os he dicho muchas veces que yo no soy vegana, pero al tener alergia a los mamíferos, pues al final hago muchas recetas veganas por variar un poco. Y no sólo eso, es que la cocina vegana es todo un mundo con recetas y opciones deliciosas y sorprendentes. Como por ejemplo esta sobrasada vegana que os enseño hoy. Os confieso que en casa aún nos estamos relamiendo y que ya estamos pensando cuándo volver a hacerla!

Además de lo buena que está, es que es muy fácil de hacer! Y rápida. Así que ya estáis tardando en probarla 😋

Lo que no sé es si se le puede llamar "sobrasada" vegana o no, con esta polémica que hay con los nombres de los sucedáneos. Las bebidas vegetales no se pueden llamar leches, pero la hamburguesas y salchichas veganas sí pueden llevar ese nombre -aunque los fabricantes no estén de acuerdo-. Así que no sé qué criterio hay con la sobrasada. 

Un posible nombre alternativo sería "untable de tomates secos", pero no me digáis que así no pierde todo el "punch". Desde luego a mí me dicen lo de los tomates secos y ya te digo yo que ni siquiera lo probaría, porque no me gusta nada el tomate! Aclaro: no me gusta el tomate crudo, cocinado y, sobre todo, la salsa de tomate me pirra. 

No es que hubiera yo comido mucha sobrasada en mi vida pre-alergia, pero yo diría que esta versión vegana no le tiene nada que envidiar. Dádsela a probar a cualquiera sin decirle que es vegana, y os aseguro que jamás adivinaría los ingredientes que lleva. 

Nosotros comimos parte untada y el resto lo usamos en una pizza junto con queso vegano. ¡Brutal! Dicho por mi churri: la mejor pizza que he comido. Eso es mucho decir!

Os dejo también la elaboración en vídeo, aunque no puede ser más fácil. Y como os digo siempre, os estaré muy agradecida si os suscribís a mi canal de YouTube. No soy muy pesada, los vídeos son cortitos y solo se ven los pasos para preparar el plato, al fin y al cabo eso es lo más importante en una receta, no el modelito que llevo o lo que he hecho esa semana.


SOBRASADA VEGANA


Dificultad: muy fácil.

Tiempo de preparación: 10 minutos.

Reposo: 20 minutos (de remojo de los tomates).

Alérgenos: anacardos


Ingredientes

  • 70 g de tomates secos
  • 80 g de anacardos
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 y 1/2 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de pimentón dulce (puede ser picante)
  • una pizca de pimienta negra
  • sal

Preparación


1.- Hidratar los tomates secos en agua caliente durante unos 20 minutos.

2.- Poner todos los ingredientes en el vaso del procesador de alimentos.

3.- Batir a máxima potencia hasta lograr una crema homogénea. Hay que tener un poco de paciencia, ya que cuesta un poco que los anacardos se integren en la masa. Si veis que queda demasiado espeso o que le cuesta demasiado, podéis añadir un poco más de aceite.


Consejos:

  • hay que hidratar los tomates para que se pongan blanditos, de lo contrario, no se puede batir bien ni lograr la textura.
  • no es necesario remojar los anacardos, pero se podría hacer igual que con los tomates, ponerlos en agua caliente 20 minutos.
  • podéis usar pimentón dulce o picante, el que más os guste.
  • conservar en un recipiente hermético en la nevera. Al ser todo ingredientes secos, puede aguantar tranquilamente 1 mes, pero os aseguro que volará antes!


Espero que os animéis a probarla, porque seguro que os encanta y que se va a convertir en un básico en vuestra casa. Yo este fin de semana la voy a volver a hacer, no os digo más! Si la hacéis, comentadme por aquí o por redes sociales qué os ha parecido ^_^

Muás
Iratxe

miércoles, 13 de enero de 2021

Natillas de caqui y chocolate | Receta vegana saludable

 

Segunda receta del año, esta también saludable, pero dulce. Que sí, que está todo el mundo queriendo depurarse un poco después de las navidades, pero, como se suele decir, a nadie le amarga un dulce. Y estas natillas de caqui y chocolate os van a enamorar por varias razones: se preparan con sólo 3 ingredientes, en 5 minutos, son sin lácteos, sin gluten, sin azúcar, veganas...¡y saludables! ¿Se puede pedir más?

Una vez pasadas las comilonas navideñas normalmente todo el mundo pasa unos días de "desintoxicación" con ganas de comer un poquito más saludable. Además, uno de los propósitos de año nuevo que encontramos en el top 3 es el de adelgazar o comer mejor.  Pero no nos engañemos, el dulce nos puede y es difícil no pecar (sobre todo si aún tenéis turrón o polvorones por ahí...).

Por eso sé que esta receta os va a encantar, porque va a quitarnos el mono de dulce y/o chocolate, pero está hecha a base de fruta y cacao en polvo sin azúcar, por lo que es saludable y baja en calorías.

Creo que esta receta se puso de moda hace un año, peor yo voy a mi ritmo 😂. Al fin me he animado a probarla y la verdad es que me ha sorprendido. Tampoco os voy a engañar, no se encuentra en mi top de recetas. Está buena, pero, para mí, tampoco es para echar cohetes. Pero insisto: está buena! A mi pareja le gustó mucho.

Aunque en las recetas que vi dicen que no se nota para nada el caqui, yo sí que lo notaba. No es algo malo, porque a mi el caqui me encanta, pero sí que se nota el regustillo. Realmente la finalidad del caqui en esta receta no es darle sabor, sino darle la textura. Pero también se puede lograr con otras frutas, así que no os perdáis la parte de "Consejos" para ver más opciones.

La receta no tiene ninguna complicación, es más, podríais hacerla con una sola mano mientras saltáis a la pata coja. Pero aún así, os la he grabado en vídeo, para que no queden dudas. Bueno, en realidad la grabé porque tenía tiempo, no nos engañemos 😜  Os dejo aquí abajo el vídeo, pero también lo tenéis en mi canal de YouTube. Si os gusta, aprovechad y dejadme un like y seguidme por ahí también para no perderos las recetas que me animo a grabar!




NATILLAS DE CAQUI Y CHOCOLATE


Dificultad: súper fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos (como mucho).
Cantidad: 2 natillas.
Alérgenos: soja (de la bebida vegetal, se puede usar otra).


Ingredientes


  • 1 caqui (aprox. 300 g)
  • 25 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 20 g de bebida vegetal

Preparación



1.- Lavar y trocear el caqui.

2.- Poner todos los ingredientes en el procesador de alimentos. 

3.- Batir a máxima potencia hasta lograr una crema homogénea y sin grumos. Si os parece que queda muy gordita, podéis añadir un poco más de bebida vegetal.


Consejos:

  • el caqui le da textura a estas natillas. Pero podéis usar otras frutas, teniendo en cuenta que el sabor cambiará: plátano, papaya, aguacate... Con aguacate queda una crema gordita deliciosa, que sirve para rellenar tartas (tenéis la receta aquí).
  • en principio esta receta no necesita azúcar, ya que si la fruta está madura ya le aporta dulzor. Si sois muy de dulce, podéis añadir un poco de pasta de dátil, sirope o miel.
  • la bebida vegetal puede ser del tipo que queráis, la que más os guste. 
  • también se puede sustituir la bebida vegetal por un par de cucharadas de yogur de soja. 


Ya sé que con el frío que hace hubiera apetecido más una receta de horno, para aprovechar el calorcito, pero con lo que se ha disparado el precio de la luz, casi mejor que el horno ni tocarlo! 😂 

Muás
Iratxe

lunes, 4 de enero de 2021

Hummus con espinacas y nueces

 

Si os gusta el hummus, no os podéis perder la receta que os traigo hoy. Este hummus con espinacas y nueces está buenísimo, tiene un color de lo más llamativo y es muy completo y saludable. Es una receta sin lácteos, vegana y sin gluten, perfecta para picar, como entrante o incluso como primer plato.

Primera receta del año y no es un Roscón de Reyes como otras veces. Esta vez es una receta salada y saludable, para ir dejando atrás los excesos navideños. Porque aunque estas han sido unas navidades diferentes, comer hemos comido igual, por lo menos en mi caso.

Este hummus es una receta de lo más completa, perfecta para picar, para acompañar pan tostado en el desayuno, o incluso como primer plato. En esta receta se combinan las proteínas de los garbanzos, las vitaminas, minerales y fibras de las espinacas y los minerales y ácidos grados saludables de las nueces. Y si, como yo, no sois muy amigos de las espinacas, no os preocupéis, porque el sabor no se nota!

Esta receta la preparé para esos días entre Navidad y Nochevieja, en los que no sabemos muy bien qué comer. Acompañé el hummus de unos panecillos a las finas hierbas que me vinieron en la Degustabox de diciembre. Yo estaba toda contenta porque me parecía una combinación muy buena, y justo cuando iba a hacer las fotos me fijé otra vez en los ingredientes...¡¡y resulta que tienen mantequilla!! Menudo fallo por mi parte! Para que veáis qué importante es mirar bien todos los ingredientes cuando probamos cosas nuevas, ya que hasta a los que somos alérgicos a veces se nos escapan! Por suerte me di cuenta a tiempo, y yo no los comí, sólo salieron en la foto.

Si queréis recibir la caja Degustabox en casa todos los meses, solo tenéis que daros de alta en su página web. Al hacerlo, no os olvidéis de introducir el código LA3WN y recibiréis la primera caja por sólo 7,99€!! Un chollo! Y para que os animéis, os dejo la lista de los productos de esta última caja: una cajita de caramelos powermint peppermint de Compass; una botella de mezcla de vino de frutas de Salitos Blue (es el que sale en las fotos); porridge de avena con chocolate de Kölln (lleva lácteos); bombones de chocolate con avellanas de Lindt Nuxor (llevan lácteos...¡qué pena!); salsa ranchera de Ybarra (lleva lácteos); mermelada 1886 de fresa de Hero; un paquete de café intenso de Cafés Novell (también lo hay en cápsulas); un bote de frutos secos Eagle cocktail selección; patatas cocidas Huercasa; crema de verduras de calabaza de Gvtarra; sushi nori de Blue Dragon; spaghetti de pastas Garofalo: tostaditas sabor finas hierbas de Bimbo (cuidado, que llevan mantequilla!!).


Os dejo también la receta en vídeo, para que veáis qué fácil que es! Como veis, son vídeos cortitos, sin explicaciones largas donde lo importante son los pasos de la receta. Si os gustan, suscribiros a mi canal. de YouTube, que me hará mucha ilusión ^_^


HUMMUS CON ESPINACAS Y NUECES


Dificultad: muy fácil
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Alérgenos: nueces, sésamo, soja (depende del yogur)

Ingredientes


  • 200 g de garbanzos cocidos
  • 100 g de espinacas frescas
  • 1 yogur de soja natural sin azúcar
  • 30 g de tahini
  • 20 g de aceite
  • 20 g de agua
  • 1 diente de ajo
  • 50 g de nueces
  • una pizca de sal

Para acompañar:

  • tostaditas sabor finas hierbas de Bimbo
  • una botella de mezcla de vino de frutas de Salitos Blue

Preparación


1.- En una sartén con un poco de aceite salteamos las espinacas con una pizca de sal. Soltarán todo el agua y veréis que reducen su volumen muchísimo.

2.- Ponemos todos los ingredientes en el vaso del procesador de alimentos, salvo unas pocas nueces que reservamos para decorar después.

3.- Batimos a máxima potencia, hasta conseguir una mezcla sin grumos.

4.- A la hora de servir, decoramos con las nueces que habíamos reservado.


Consejos:

  • el yogur puede ser cualquier otro yogur vegetal (de almendra, de avena, de coco), pero tiene que ser sin azúcar. El de coco puede que le dé algo de sabor al hummus.
  • podéis usar garbanzos que hayáis cocido en casa, o de los de bote. Si usáis de los segundos, hay que enjuagarlos bien.
  • hoy en día podéis encontrar tahini en cualquier supermercado, pero también lo podéis hacer en casa de forma muy sencilla. Tenéis la receta aquí


Y con esta receta tan fácil y verde doy inicio al año nuevo! Ya veremos qué es lo que nos depara, pero a nada que sea un poquito mejo, nos podremos dar con un canto en los dientes! 

Muás
Iratxe