domingo, 28 de junio de 2020

Patatas aliñadas

Las patatas aliñadas son una receta fácil y fresquita para los días de calor. Además, la podemos dejar preparada de antemano, y sólo nos quedaría aliñarla en el último momento. ¿Aún no las habéis probado?


El mes pasado os dije que era el último asalto de la temporada en el Asaltablogs. Pero, como veis, no era cierto!! El caso es que decidimos terminar la temporada un mes antes con un asalto invisible, así todxs nos quedábamos contentxs asaltando y siendo asaltados. Pero como nos pierde el vicio, ¡¡decidimos hacer otro asalto invisible más!! Ahora sí que sí, este es el definitivo, y con este nos despedimos hasta septiembre.

Y no podía terminar la temporada de mejor manera, porque me ha tocado...¡la jefa! Marga, del blog Azafranes y Canelas, es la que se encarga todos los meses de realizar los sorteos y controlar que está todo bien, un trabajo enorme que realiza desinteresadamente. Así que me hace ilusión poder terminar asaltándole a ella.


Tiene un montón de recetas súper variadas y apetecibles. ¡Y voy yo y me llevo esta tan fácil! No tengo perdón. Pero es que cuando la vi se me antojó, porque ya ha empezado a hacer calorcito -entiéndase que para mí calor son más de 25ºC- y me pareció una opción muy buena para solucionar alguna comida o cena de entre semana.

Esta receta no tiene ninguna complicación -de verdad que si encontráis alguna,, hacéroslo mirar-, es fresquita y además incluye hidratos y proteínas. Y siempre le podéis añadir más ingredientes si os apetece variar un poco.


Las fotos no les hacen justicia, pero las tuve que hacer a todo correr, porque las hago en la calle, y el olorcito de estas patatas atrajo a mis 6 gatitos de 2 meses...¡y no había manera de poder hacer las fotos! Además no estaba mi chico en casa para controlarlos. La prueba la tenéis en la foto anterior, que se ve el morrillo de uno de ellos acercándose!


PATATAS ALIÑADAS



Inspiración: esta receta del blog Azafranes y Canelas.
Dificultad: super fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos (+ 35 min. para cocer las patatas y 10 min. para los huevos)
Alérgenos: huebo


Ingredientes


  • 4 patatas medianas
  • 2 huevos
  • 1/2 cebolla
  • perejil
  • sal
  • vinagre
  • aceite de oliva virgen

Preparación


1.- Cocemos las patatas en abundante agua hirviendo en una olla, hasta que estén tiernas. Unos 35 minutos.

2.- Cocemos también los huevos, en un cazo cubiertos de agua, durante unos 10 minutos.

3.- Cortamos la cebolla en juliana. Si el perejil es fresco, lo picamos también.

4.- Una vez cocidas y enfriadas las patatas, las cortamos en trozos medianos. Los huevos los cortamos en trozos más pequeños.

5.- Ponemos las patatas y los huevos en un bol o ensaladera y añadimos la cebolla y el perejil.

6.- Aliñamos con sal, vinagre y aceite al gusto.


Consejos:

  • podéis dejar las patatas y los huevos cocidos de antemano, en la nevera, y en el último momento sólo tenéis que añadir la cebolla y aliñar.
  • podéis aliñarlas con cualquier otra vinagreta que os guste.
  • también podéis añadir más ingredientes; por ejemplo, yo suelo preparar algo parecido pero le añado atún en lata, maíz y aceitunas.
  • es mejor que no sean patatas grandes, para que se cuezan más rápido.
  • el perejil lo podéis obviar (no tengo yo mucha costumbre de usarlo), pero también podéis usar perejil seco.


¡Y hasta aquí el Asaltablogs 2019/2020! Ha sido un curso diferente, con una pandemia de por medio que ha trastocado por completo nuestras vidas. A ver qué nos depara la siguiente temporada!

Muás
Iratxe

miércoles, 17 de junio de 2020

Mug cake vegano de plátano y mantequilla de cacahuete


Hoy vengo con una receta exprés, muy rápida de preparar, buenísima y además vegana, para que cualquiera se pueda dar un capricho ;) Por eso no podéis dejar escapar este mug cake vegano de plátano y mantequilla de cacahuete.


Como ya sabéis, los mug cakes son bizcochos que se preparan y "hornean" en una taza en el microondas. Son raciones individuales, muy rápidos de preparar, sin encender el horno y manchando lo justo. Además existen infinitas variaciones. Por eso triunfan!

Esta es la tercera receta de mug cake que publico en el blog, y no será la última! Las anteriores son un mug cake de manzana y canela y un mug cake vegano de calabazella (o nutella vegana de calabaza).


Esta versión de plátano y mantequilla de cacahuete es perfecta para aprovechar esos plátanos que se nos están poniendo pochos y feos en el frutero. Nunca los tiréis, porque son un filón para la repostería. Y qué os voy a decir de la combinación plátano-mantequilla de cacahuete...brutal! Es más, os voy a confesar que en invierno tuve una racha en la que me dio por merendar un plátano untado en mantequilla de cacahuete. Así, a lo loco!

Dicen que la mantequilla de cacahuete es un super alimento, con muchas proteínas, grasas "buenas" y minerales, y que ayuda al tránsito digestivo. Pero hay que consumirla con moderación, ya que tiene muchas calorías y, aunque las grasas que tienen son de las buenas, no dejan de ser grasas. Lo mejor es consumir la mantequilla de cacahuete casera o una comercial que sea 100% cacahuete. Normalmente las comerciales suelen llevar azúcar y aceite de palma.


Es muy-muy fácil de hacer, pero aún así os dejo la receta en vídeo, para que no tengáis ningún tipo de complicación.





MUG CAKE VEGANO DE PLÁTANO Y MANTEQUILLA DE CACAHUETE


Dificultad: muy fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Cocción: 2 minutos y medio.
Alérgenos: gluten, cacahuete

Ingredientes




  • 1 plátano muy maduro (medio muerto)
  • 2 cucharadas de bebida vegetal
  • 2 cucharadas de aceite
  • 50 g de harina
  • 1/4 de cucharadita de levadura
  • 2 cucharadas de mantequilla de cacahuete

Preparación


1.- Pelamos el plátano y lo cortamos en rodajas. Lo ponemos en una taza apta para microondas y, con ayuda de un tenedor, lo machacamos hasta hacerlo puré.

2.- Añadimos el aceite y la bebida vegetal, y mezclamos bien.

3.- Echamos la harina y la levadura. Mezclamos hasta lograr una masa homogénea, sin grumos.

4.- Añadimos dos cucharadas generosas de mantequilla de cacahuete. Podemos dejarla en la superficie, o podemos mezclar un poco en la masa.

5.- Cocemos en el microondas durante 2 minutos y medio. Pasado ese tiempo, si veis que aún está la masa sin cocer del todo, podéis meter otros 30 segundos.


Consejos:

  • este tipo de bizcochos lo mejor es hacerlos y comerlos. De un día para otro se suelen quedar un poco "chiclosos", aunque pasa sobre todo en los que llevan huevo. Además, no tiene sentido hacer un bizcocho exprés para dejarlo para el día siguiente!
  • podéis sustituir la mantequilla de cacahuete por la de cualquier otro fruto seco. También podéis usar crema de cacao.
  • no le he puesto azúcar ni nada para endulzar, porque si el plátano está suficientemente maduro no es necesario. Aún así, si no está muy maduro, o si os gusta mucho el sabor dulce, podéis añadir una cucharadita de azúcar o cualquier otro endulzante.
  • el tiempo de microondas puede variar dependiendo de la potencia del mismo. El mío es de 850kW.



Así que ya sabéis, no cuesta nada darse un caprichito dulce para desayunar o para merendar. Además, estos mug cakes vienen de perlas ahora que llega el verano para no morir de calor al encender el horno. 

Muás
Iratxe

jueves, 11 de junio de 2020

Pasta de dientes y remedio para picaduras casero

Sí, sí, habéis leído bien. Hoy, en vez de una receta, os traigo una pasta de dientes casera que a su vez es un remedio para las picaduras. Y os aseguro que para ambas cosas va muy bien!


Me he propuesto crear una nueva sección en el blog, en la que compartir "recetas" de remedios caseros y cosmética natural. Siempre me ha gustado el tema de las plantas medicinales y de los remedios naturales. Desde que vivo en el pueblo digamos que se me ha acentuado el interés, quizá porque tengo las plantas más cerca, y porque mi suegro prepara algunas pomadas.

Es una sabiduría popular que, por desgracia, se está perdiendo. Hoy en día vamos a la farmacia y tenemos de todo para todo, pero todo es química. Antes, en cambio, nuestras abuelas (sobre todo eran las mujeres), preparaban ungüentos, emplastes, tónicos, pomadas, tinturas e infusiones combinando plantas, y tenían remedios para todo. Además son remedios que funcionan! Y es una pena que se pierda. La naturaleza nos ofrece los recursos, sólo hay que saber usarlos de la forma correcta. Eso sí, los remedios naturales no son tan rápidos como los químicos, el efecto no es inmediato. Pero tienen efecto, y de una forma natural.


Después de esta pequeña presentación, os traigo el primer remedio: pasta de dientes que también sirve para picaduras. Yo la uso de las dos maneras, y de verdad que funciona de maravilla.

En el caso de las picaduras, sin más, tenéis que aplicar un poco de la pasta en la picadura y dejar que se seque. Notaréis un gran alivio en el picor.

En cuanto a la pasta de dientes, tengo que reconocer que la primera vez que la pruebas es "rara". Estamos acostumbradxs a la típica pasta, que saca espuma, y se hace raro limpiarse con una pasta que no saca espuma y es más seca. Pero todo es acostumbrarse. Además de ser algo natural, contribuimos a reducir el consumo de plástico, al ahorrar en los tubos de pasta.


Uno de los ingredientes que lleva esta pasta es la salvia. Salvia es la planta que veis en la foto, es una planta aromática, con un olor  muy rico y con muchas propiedades. Es muy buena para los catarros, tomándola en infusión. También es muy buena para las encías y el mal aliento, para lo que hay que masticar las hojas durante un rato.


PASTA DE DIENTES Y REMEDIO PARA PICADURAS


Ingredientes

  • 5 cucharadas de arcilla verde
  • infusión de hojas de salvia (la cantidad necesaria para lograr la consistencia deseada)
  • 1/2 cucharadita de sal marina 
  • 10 gotas de aceite esencial de limón
  • 5 gotas de aceite esencial de menta

Preparación


1.- Mezclamos la arcilla con la sal y la infusión de salvia hasta formar una masa espesa.

2.- Añadimos las gotas de aceite esencial y removemos bien.

3.- Guardar en un frasco hermético.


Consejos:

  • el aceite esencial se consigue en tiendas de productos naturales o por internet. No son especialmente baratos, pero hay que tener en cuenta que siempre se usan unas pocas gotas, con lo que el bote nos durará mucho tiempo.
  • otra opción es hacer el aceite esencial en casa, pero para eso nos hace falta un alambique y seguir un proceso un poquito largo.
  • la arcilla se consigue en herboristerías o por internet.
  • con la cantidad que sale tenéis para mucho tiempo como pasta de dientes, y si lo usáis sólo como remedio para las picaduras, os va a durar muchísimo tiempo.


Poco a poco iré añadiendo más "pócimas" a esta nueva sección, que espero que os gusten y que os animéis a probar. Aunque os advierto: esto engancha!

Muás
Iratxe

lunes, 8 de junio de 2020

Fresas maceradas en vinagre



Sí, sí, habéis leído bien: fresas y vinagre. Y sí, esa cara de "qué me estás contando" es la misma que puso mi txurri cuando le dije que la iba a hacer. 

Que no os asuste lo del vinagre, ya que no se nota para nada el sabor, y gracias a él conseguimos una especie de almíbar riquísimo. Al fin y al cabo, cuando las preparamos con limón, también estamos añadiendo algo ácido, ¿no?


Me encantan las fresas, pero siempre las consumo de la misma manera: solas. Alguna vez he hecho batidos o magdalenas, pero casi siempre las como sin más, sin nada. Mi txurri suele echarles azúcar y, en un alarde de originalidad, limón.

Pero hace poco compré una caja grande de fresas, y me apetecía comerlas de alguna otra manera. No sé cómo me acordé que alguna vez las había visto maceradas con vinagre, así que me puso a buscar la receta. La verdad es que no tiene ningún misterio, así que me decidí a probar con unas pocas...¡¡y qué descubrimiento!!


De verdad os digo que no se nota para nada el vinagre. Como se dejan macerando con azúcar y vinagre, las fresas van soltando su jugo, y se forma como una especie de almíbar buenísimo. Podéis usar cualquier tipo de vinagre, además. En mi caso, como era la primera vez, me parecía demasiado empezar con el de módena, así que usé vinagre de manzana. Además tenía justo uno de Ybarra que me vino en la Degustabox de mayo.

Si también queréis recibir la caja Degustabox en casa, sólo tenéis que daros de alta en su página web. Al hacerlo, no os olvidéis de introducir el código LA3WN, así la primera cajita os saldrá por sólo 8,99€!!

Como todos los meses, os dejo la lista de los productos de este mes: mermelada La Vieja Fábrica cero; ositos de oro de gominola de Haribo; salsa Basilico de tomate y albahaca de Barilla; mejillón en conserva Albo; una tableta de chocolate Suchard 85% BIO; pastelitos mini Superhéroes DC cómics de Dulcesol (tienen lácteos); bebida de piña y coco de Vichy Catalán; dos bolsas de snacks de pan Mediterranium bites de Velarte (la de pizza tiene lácteos); una PROTEIN bar de 100% natural de BeKind (la mía era de caramelo y tiene lácteos); atún claro ALBO; y vinagre de manzana de Ybarra.


FRESAS MACERADAS EN VINAGRE


Dificultad: facilísimo!
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Reposo: 1 hora.
Alérgenos:----

Ingredientes


  • 250 g de fresas
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1,5 cucharas de vinagre de manzana

Preparación



1.- Lavamos las fresas y les quitamos el rabito con las hojas.

2.- Cortamos las fresas en rodajas o en trozos pequeños y las ponemos en un bol.

3.- Añadimos el azúcar y el vinagre y removemos, para que se impregnen bien todas las fresas.

4.- Dejamos macerar durante al menos 1 hora, para que vayan soltando jugo y se forme el almíbar.

5.- ¡Listo!


Consejos:

  • podéis usar cualquier tipo de vinagre, el sabor al final no se nota. Hombre, no os recomendaría usar una crema de vinagre balsámico.
  • en lugar de vinagre, también podéis añadir cualquier otro ácido, como zumo de limón, de lima, de pomelo o de naranja.
  • al servir, quedan muy ricas acompañadas de unas hojas de menta o hierbabuena.


Ya veis qué idea más sencilla y simple para un postre o una merienda. Refrescante y lleno de sabor! Eso sí, no digáis lo del vinagre hasta después de que lo hayan probado ;)

Muás
Iratxe