domingo, 26 de enero de 2020

Pan de soda integral | Reto #Asaltablogs


Si sois panarras pero os da pereza poneros a hacer pan o no tenéis tiempo de andar controlando tiempos de levado, este pan de soda integral es para vosotros. Es muy fácil y rápido de preparar, sin levados y sin amasado...y queda muy rico!



Último domingo de este primer mes del año. Parece que fue ayer cuando estábamos con todas las comilonas y los dulces navideño...y la semana que viene nos metemos en febrero!! Cada vez me siento más viejuna, con esto de que se me pase el tiempo tan rápido.  En fin, como es último domingo de mes, ya sabéis que toca volver al Reto Asaltablogs.

Esta vez la afortunada ha sido Maribel, del blog Picoteando Ideas. Es un blog con un montón de recetas de lo más variadas. Después de pasearme varias veces por su recetario, al final me quedé con este pan, porque en casa somos muy panarras y así le doy un pequeño respiro a la panificadora.


El nombre de pan de soda le viene porque en lugar de levadura o masa madre usa bicarbonato (y en inglés al bicarbonato lo llaman soda). Como os he dicho al principio, no necesita amasado ni tampoco tiempos de levado.

Al no llevar levadura ni hacer levados, el resultado es un pan más tosco, pero a nosotros nos ha encantado! El olor que tiene a mí me recuerda un poquito al bizcocho, pero luego sabe a pan.



PAN DE SODA INTEGRAL


Inspiración: esta receta del blog Picoteando Ideas.
Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 15 minutos.
Cocción: 35 minutos.
Alérgenos: gluten, soja (se puede usar otra bebida vegetal)


Ingredientes


  • 350 g de harina de fuerza
  • 150 g de harina integral (seguramente necesitaréis más)
  • 1 cucharada de bicarbonato sódico
  • 15 g de sal
  • 420 de buttermilk (leche de soja más 2 cucharadas de vinagre reposada unos minutos)
  • 2 cucharadas de semillas de lino
  • 1 cucharada de sésamo

Preparación


1.- Ponemos en un bol todos los ingredientes secos.

2.- Echamos el buttermilk y comenzamos a remover poco a poco. Si veis que la masa es demasiado líquida, añadir más harina (yo tuve que añadir como 50 g más). Tiene que quedar una masa bastante blanda y pegajosa, pero no líquida.

3.- Forramos una bandeja de horno con papel vegetal, echamos un poquito de harina y colocamos la masa encima, tratando de formar una bola.

4.- Hacemos una cruz en la superficie de la masa con ayuda de un cuchillo afilado o un cutter. Espolvoreamos un poco de harina para que salga con ese colorcito blanco.

5.- Calentamos el horno a 220ºC. Mientras se calienta que repose la masa.

6.- Horneamos durante 35 minutos.


Consejos:


  • podéis usar el tipo de bebida vegetal que más os guste. O leche, si no sois alérgicos o intolerantes.
  • podéis añadirle a la masa otro tipo de semillas, como pipas de girasol, de calabaza, semillas de amapola,...
  • también podéis poner un poco de lino y sésamo en la superficie de la masa antes de meterla al horno.


No tenéis excusa para no preparar pan casero, aunque sea este tan sencillo. Ya veréis qué satisfacción comer con un pan casero, hecho con vuestras propias manos. Con lo rápido que se prepara, merece la pena.

Muás
Iratxe

21 comentarios:

  1. Pues es una receta muy interesante, me ha sorprendido lo del buttermilk, la verdad que nunca lo había oído, es un pan genial como bien dices para lo que no tengan tiempo para levados y amasar. Buen robo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que a mí también me ha sorprendido la receta. Pero me ha encantado y se queda en mi casa!
      Muás

      Eliminar
  2. Estos panes de aspecto rústico son perfectos para acompañar con embutidos. El tuyo dan ganas de comerselo a bocados! Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Qué pan tan original, me ha encantado. Enhorabuena por tu robo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me ha sorprendido lo fácil que es y lo rico que queda!
      Muás

      Eliminar
  4. Qué bueno, tienes razón no tenemos excusa, se ve fácil y tan rico.
    Y con todos los consejos y variantes que nos ha dado, genial
    Un asalto estupendo.
    Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que queda muy rico y se hace en un pis-pás. En casa nos ha encantado!
      Muás

      Eliminar
  5. Nada tan hogareño como el olor a pan recién hecho que deja en toda la casa, te ha quedado estupendo tiene un toque rústico que me encanta!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiiiii, a mí también me encanta el olor a pan recién hecho. Y con lo fácil que es este, lo voy a preparar más veces.
      Muás

      Eliminar
  6. Me encanta el pan y con esta receta tan sencilla se triunfa seguro, me comería un buen trozo de esa maravilla tostadito jejeje
    Gracias por el reto cielo
    besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu receta!! Pienso repetirlo muchas veces :)
      Muás

      Eliminar
  7. El pan de soda yo lo hice sin gluten, este se ve delicioso, jugoso y tierno y crujiente por fuera, me encanta.
    Felicidades por el asalto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que parece mentira que quede tan bien con un proceso tan sencillo.
      Muás

      Eliminar
  8. yo cuando ando sin tiempo es uno de los panes que hago, el otro día le puse kefir en vez de buttermilk, me encanta tu asalto, disfruta del domingo, bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena idea lo del kefir! Tiene que quedar muy rico :)
      Muás

      Eliminar
  9. Es uno de los primeros panes que hice y para empezar esta muy bien para iniciarte en el mundo panarra. Besitos itos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, para ir quitándole el miedo a las masas está muy bien.
      Muás

      Eliminar
  10. No lo he hecho nunca , pero no descarto el hacerlo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues merece la pena hacerlo, porque es muy fácil y además queda muy bien :)
      Muás

      Eliminar
  11. Le tengo yo ganas a este pan, te ha quedado buenísimo!
    Felicidades :)

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, me hace mucha ilusión leerlos ^_^