domingo, 27 de enero de 2019

Reciclando la Navidad: magdalenas de turrón #Asaltablogs

¿Aún con turrón que os ha sobrado de las navidades? Pues no os perdáis estas magdalenas de turrón. Están deliciosas, perfectas para desayunar los domingos, y además son, como siempre, sin lácteos!


martes, 22 de enero de 2019

Empanadillas dulces de manzana y nueces. Receta fácil

Estas empanadillas de manzana y nueces con canela con super fáciles de preparar y están deliciosas. Son un bocado que os va a encantar, dulce, pero a la vez ligero.


Vale, sí, que en enero estamos todos super concienciados con la dieta, la vida saludable y quitarnos las navidades de encima. No hay más que ver las recetas dominantes por la red: todo recetas saludables y para cuidarse.

Pero qué queréis que os diga, a mí me sigue apeteciendo comer dulces. Con el ajetreo de vida que tengo entre semana (y mi "entre semana" es de lunes a sábado), necesito gasolina; ya no por energía física, sino mental! Jejeje.


sábado, 12 de enero de 2019

Pan de espelta con tomate y aceitunas. Receta en panificadora

Si sois amantes del pan, no podéis dejar de probar este pan de espelta con tomate y aceitunas. Lleno de sabor y color. Además, lo podéis preparar en la panificadora sin ninguna complicación!


Después de las Navidades, toda la blogosfera se llena de recetas sanas, ligeras y de dieta. Es cierto que no apetece mucho atiborrarse a comida, pero yo sigo comiendo igual que antes de las fiestas. Con el frío que hace por aquí no apetece estar a dieta!! 

Como ni mi cocina ni yo estamos para muchas florituras ni para recetas elaboradas (ni que requieran horno), he decidido sacarle más partido aún si cabe a mi panificadora. En casa la usamos a diario para preparar el pan que comemos, pero casi siempre usamos o preparados comerciales, o una receta de pan muy sencilla.


jueves, 3 de enero de 2019

Intxaursaltsa. Receta tradicional vasca, versión sin lácteos

La intxaursaltsa (o intxaursalsa) es un postre típico de Navidad de la gastronomía vasca. Se prepara con tan sólo 3 ingredientes y el resultado es buenísimo. En esta ocasión, la he versionado para que sea sin lácteos y vegana


El nombre literalmente significa "salsa de nueces" y en realidad lo que es es una especie de natillas que se preparan con nueces. Eso hace que no sea un postre para nada ligero, pero es imposible resistirse a él, por muy llenos que estemos de las comilonas de estos días.

Es una de esas recetas tradicionales que estaban condenadas al olvido, como tantas otras por desgracia, pero que de unos años para aquí está volviendo a renacer, gracias en parte al "boom" de la gastronomía y de los blogs. Y es de agradecer realmente que esta receta no se pierda en el olvido, arrinconada por moderneces y por recetas anglosajonas que nada tienen que decir de lo que ha sido la historia y la forma de vida de nuestros antepasados.