domingo, 28 de enero de 2018

Ghriba de almendras. Receta marroquí #Asaltablogs

Unas pastas delicadas y deliciosas de almendra, provenientes de Marruecos. Es una receta rápida de preparar y os va a enamorar, ideales para tomar con un buen café o un té.


Último domingo de este primer mes del año nuevo (ya??????) y aquí estamos otra vez con el reto más canalla de la blogosfera: el Asaltablogs. Para estrenar el año la afortunada ha sido Montse, del blog No sin mi taper. Si no lo conocéis tenéis que pasaros a visitarlo, porque está lleno de recetas buenísimas!!

Aunque la verdad es que lo mío fue amor a primera vista. Me puse a ver sus recetas dulces (manías que tiene una...) y en cuanto vi estas galletas no me lo pensé más. Me gustó su aspecto y me venían muy bien para usar unas almendras que tenía por casa. Además, hacía mucho que no preparaba galletas! Imperdonable!!


Tengo que decir que acerté. Estas galletas están buenísimas y además se preparan de forma muy sencilla. Me parecen perfectas para tomar con el café o para sacar a los invitados. Por fuera son crujientes, pero por dentro quedan más blanditas. Y el sabor de la almendra...vamos, ¡que me han encantado!

Nunca había probado a preparar recetas árabes, a pesar de la fama que tienen sus dulces. Pero creo que me voy a animar a probar más, porque me ha gustado mucho el resultado.


Si os animáis a probarlas (síiiiiii, hacedlas!!) cuidado al meterlas en el horno. Montse en su receta ya avisa que hay que separarlas porque crecen... ¡¡pero no me imaginaba que tanto!! Hice bolas del tamaño de una nuez más o menos y en el horno se expandieron un montón. Así que igual es mejor hacer bolas más pequeñas

En la parte de "Consejos" os cuento cómo hacerlas sin gluten, ya que es muy fácil cambiarlas para ello.



GHRIBA DE ALMENDRAS


Inspiración: esta receta del blog No Sin mi Taper.
Dificultad: muy fáciles.
Tiempo de preparación: 15 minutos.
Cocción: 15 minutos.
Cantidad: 12 galletas (si las hacéis más pequeñitas más).
Alérgenos: gluten, huevo, almendras


Ingredientes


  • 150 g. de almendras
  • 90 g. de azúcar
  • 35 g. de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de agua de azahar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Para rebozar las galletas:
  • azúcar
  • azúcar glas

Preparación


1.- Precalentamos el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.

2.- Molemos las almendras hasta obtener una especie de textura arenosa. También podéis usar directamente almendra molida.

3.- Tamizamos la harina junto con la levadura.

4.- En un bol ponemos la almendra molida, el azúcar y la harina con la levadura. Mezclamos muy bien.

5.- Batimos el huevo y lo añadimos al bol junto con el agua de azahar y la vainilla. Mezclamos todo muy bien hasta que logremos una masa homogénea. 

6.- Vamos cogiendo trozos de masa y formamos bolas pequeñas. Las rebozamos primero en azúcar normal y luego en azúcar glas y las colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Colocadlas separadas porque durante el horneado se expanden.

7.- Horneamos a 180ºC durante 15 minutos aproximadamante (dependerá un poco del tamaño).

8.- Dejamos templar 5 minutos en la propia bandeja y a continuación pasamos a una rejilla. Cuidado al manipularlas cuando están calientes, pues son muy frágiles.


Consejos:

  • en el horno crecen bastante, por lo que es importante que las coloquéis separadas para que no se fusionen entre ellas.
  • si no os gusta el agua de azahar, lo podéis obviar, pero le da un toque muy rico.
  • podéis usar almendras enteras y molerlas o comprar directamente almendra molida.
  • también podríais probar a hacerlas con avellanas, o con nueces, o incluso con pistachos.
  • versión sin gluten: como veis llevan muy poca harina, así que es muy fácil sustituirla. Esos 35 g. los podéis sustituir por harina de arroz, o de garbanzo, por algún mix de esos sin gluten para repostería o incluso por más almendra molida.

Os animo realmente a que las hagáis, porque os van a sorprender gratamente y os van a encantar, en serio. Y aunque os estéis cuidando, los fines de semana hay que darse algún caprichillo dulce! ;)

Muás
Iratxe

lunes, 22 de enero de 2018

Batido de remolacha, zanahoria y manzana. Receta saludable

La receta que os traigo esta semana es perfecta para cuidarnos, sana y deliciosa. Es muy fácil de preparar y además está buenísima!! ¿Quién dijo que cuidarse tenía que ser duro?


Tengo que decir que no soy yo de hacerme propósitos de año nuevo (así me ahorro el disgusto de no cumplirlos...), pero esta vez sí que me he propuesto intentar prestar más atención a la comida. A ver, que hasta ahora se la prestaba, ¡qué remedio con la alergia!, pero suelo tener problemas de anemia y siempre digo que tengo que incluir más alimentos con hierro y vitaminas en mi dieta... 

Pero al final con la rutina y la vorágine del trabajo como que acabo descuidando ese detalle. Por eso este año quiero añadir más verduras, frutas, cereales y frutos secos que me llenen de hierro, vitaminas y energía. Aunque...ejem...no es que lo esté cumpliendo mucho...


lunes, 15 de enero de 2018

Manjar blanco o biancomangiare. Receta vegana sin gluten

Os va a encantar este manjar blanco o biancomangiare, porque es una receta muy fácil de preparar, está buenísimo y además de ser sin lácteos también es sin gluten y vegana



Hace cosa de un año o más que vi por primera vez esta receta, hasta entonces no había oído hablar nunca de ella. Me dije que tenía que prepararla, ya que es sin lácteos y además muy facilita de preparar. 

Si no habéis oído nunca hablar de este postre, os cuento un poquito de dónde viene. Hoy en día es un postre típico de la zona de Reus, donde se llama "menjar blanco", lo que habría que traducir como "comer blanco" y no manjar. Pero también se prepara en Sicilia, en Italia, donde se llama "biancomangiare", que también significa "comer blanco"


miércoles, 3 de enero de 2018

Paté de pimientos y pistachos. Receta vegana

¡¡¡¡Feliz año nuevo!!!! Primera receta del año y no podía venir con algo más fácil: un paté de pimientos y pistachos vegano y sin gluten. Os va a sorprender el sabor y la textura y sobre todo lo mega fácil de hacer que es.