lunes, 10 de diciembre de 2018

Bombones de atún. Receta fácil sin lácteos

Empiezo con las recetas navideñas, que ya va tocando. Además empiezo con una aperitivo original, rico y muy fácil de hacer. Si siempre vais apurados de tiempo en estas fechas, no podéis perderos estos bombones de atún


Para mí la Navidad siempre empieza en el puente de diciembre. Desde pequeña, ese era el momento para poner el árbol, el Belén y todo el resto de adornos. En mi familia somos muy navideños y no escatimamos en decoración 😂 

Por eso en el blog también me espero hasta el puente para empezar con las recetas navideñas. Aunque luego todos los años me pasa lo mismo: me cuesta arrancar, pero luego no me da tiempo a hacer y publicar todas las recetas que quiero! 


Como últimamente he publicado muchas recetas dulces, y para las navidades casi todo lo que publico también es dulce, me apetecía preparar algo salado. Y qué mejor que un aperitivo que sea muy fácil y rápido de preparar, pero además original.

Con estos bombones de atún no os vais a complicar la vida, porque los tenéis listos en 5 minutos. Tal cual. Además, sorprenderéis a todos los comensales porque son un bocado muy original y delicioso. ¡¡Tenéis que probarlos!!


Aprovecho para contaros la de cosas ricas que vinieron en la caja Degustabox de noviembre, perfectas de cara a las navidades. Aproveché la mayonesa de Chovi kids que vino para preparar los bombones y para decorarlos. Ya sabéis que podéis recibir la caja Degustabox todos los meses en vuestra casa. Sólo tenéis que registraros en su página web y si introducís el código SUQS4, la primera cajita os salrá por sólo 7,99€ en lugar de los 14,99€ que cuesta normalmente. ¡Un chollo!

Estos son los productos que vinieron: Mi Momento de arándanos y naranja de chocolates Lacasa, macarons de turrón de Dulcesol (tienen lácteos), barquillos con chocolate de Bahlsen (tienen lácteos), el nuevo Eko ecológico de Nestlé, pistachos de Wonderful, leche evaporada Ideal sin lactosa de Nestlé (sin lactosa, pero sigue siendo lácteos), los nuevos cubits de El Almendro, sopas gourmet de Gallina Blanca (de pollo, de ternera y de verduras), leche Pascual sin lactosa con semillas y cereales  (es sin lactosa pero siguen siendo lácteos) y la nueva mayonesa Chovi kids.   


BOMBONES DE ATÚN


Dificultad: ultra-mega-fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Cocción: 2 minutos.
Alérgenos: huevo, atún


Ingredientes


  • 2 latas de atún
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de mayonesa Chovi kids
  • 1 cucharada de salsa de tomate (o de ketchup)
  • sal y pimienta al gusto

Preparación


1.- Escurrimos bien el atún para quitarle el líquido (el escabeche, el aceite o el agua que lleva el natural).

2.- Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batimos hasta lograr una mezcla homogénea.

3.- Vertemos en un molde para bombones de silicona, apto para microondas (el mío no era de bombones, sino de financiers, por eso son tan alargados).

4.- Calentamos durante minuto y medio a máxima potencia (mi microondas es de 850kW). Comprobamos si están hechos pinchando con un palillo en el centro. Si sale limpio, ya están. Si no, calentamos 30 segundos más.

5.- Desmoldamos y servimos con un poco de mayonesa por encima.


Consejos:

  • lo ideal es usar un molde de silicona para bombones. Yo no tenía, así que usé uno para financiers, que son como unos rectángulos. Si encontráis de bombones, redonditos, quedarán aún más bonitos.
  • podéis servirlos encima de panecillos o de blinis y ponerles un poco de mayonesa por encima.
  • da igual el tipo de atún que uséis: en aceite, en escabeche o al natural. Lo tenéis que escurrir bien para quitarle el líquido.
  • mi microondas es bastante "cutre" y su máxima potencia son 850kW. Si tenéis uno más potente, tendréis que reducir el tiempo de cocción a 1 minuto y luego comprobar si están hechos. Si no, le vais dando golpes de 30 segundos, para que no se quemen. 
  • como todas las cosas que se "cocinan" en el microondas, lo ideal es hacerlos junto poco antes de consumirlos, ya que luego la textura pierde un poco.
  • podríais prepararlos en el horno, pero en ese caso tendríais que poner el molde al baño maría y tenerlos unos 20 minutos o hasta que veáis que han cuajado bien.


Como veis, no es necesario liarse demasiado en la cocina para sorprender a los invitados y currarse unos aperitivos de puturrú. ¡Y lo bien que vais a quedar diciendo "son bombones de atún"! De nada ;p Os espero en la próxima receta navideña.

Muás
Iratxe

lunes, 3 de diciembre de 2018

Bollitos de calabaza y crema de avellanas y algarroba. Receta sin lácteos

Si os gusta la calabaza, no podéis perderos estos bollitos de calabaza y crema de avellanas y algarroba (versión vegana y saludable de la nutella). Un bocado dulce y suave, ideal para mojar en el café o en un buen chocolate caliente.


Me encanta usar la calabaza en los dulces, les aporta un sabor muy especial y mucha jugosidad. Además, tengo la suerte de tener calabazas de pueblo todos los años. De esas alargadas y gigantes que pesan 7 kilos. ¡¡Así que me da para hacer muchas recetas!!

Este año aún no había preparado nada dulce con ella, por eso hace un par de semanas decidí ponerle remedio. Además, me apetecía preparar algo de bollería, porque hacía mucho que no lo hacía.


Eso sí, tengo que confesaros que hice trampa... ¡la masa la hice en la panificadora! Soy una mala bloguera, lo sé.

Pero es que últimamente ando de cabeza, trabajando 6 días a la semana y con horarios un poco raros, así que no ando como para estar amasando y esperando los tiempos de levado. Por eso la panificadora me vino de perlas: ella se encargó de amasar todo y de hacer el primer levado en muy poquito tiempo. 


La idea de echarle la crema de avellanas y algarroba se me ocurrió en el último momento, y la verdad es que fue un acierto total, porque los sabores combinan de maravilla y el resultado es brutal!! Podéis probarlos sin crema, con ella, o con pepitas de chocolate. Estoy segura que de cualquiera de las maneras os van a encantar.

Y si no tenéis panificadora, ¡tranquis! Que en la parte de "consejos" os cuento cómo hacerlos de forma tradicional.





BOLLITOS DE CALABAZA  Y CREMA DE AVELLANAS Y ALGARROBA



Dificultad: media (con panificadora es mucho más sencillo).
Tiempo de preparación: 30 minutos + levados (dependerá de si es en panificadora o a mano).
Cocción: 20 minutos.
Cantidad: 8-10 bollos.
Alérgenos: gluten, huevo, soja (de la leche), frutos secos (avellanas de la crema)


Ingredientes

  • 100 g de calabaza
  • 80 g de leche de soja
  • 12 g de levadura fresca de panadería
  • 2 huevos pequeños
  • 50 g de aceite
  • 60 g de panela
  • 450 g de harina de fuerza
  • una pizca de sal
  • crema de avellanas y algarroba

Preparación


1.- Lo primero será preparar el puré de calabaza. Para ello, troceamos los 100 g de calabaza, los ponemos en un plato, tapamos con papel film y cocemos en el microondas unos 2 minutos. Comprobamos que esté tierna, si no, la ponemos un par de minutos más. La aplastamos con un tenedor para hacerla puré y reservamos.

2.- Disolvemos la levadura en la leche de soja y la añadimos a la cubeta de la panificadora. Añadimos también los dos huevos un poco batidos, el aceite y el puré de calabaza. A continuación, los ingredientes secos, es decir, la panela, la harina y la sal.

3.- Programamos el programa de amasado. En mi panificadora tarda 1 hora y 35 minutos, y hace el amasado y el primer levado.

4.- Cuando pite, sacamos la masa de cubeta, formamos una bola y la cortamos en tantos trozos como bollitos queramos hacer. Formamos bolas y las dejamos reposar un poco.

5.- Formamos unos churros con las bolas, los aplastamos un poco y les untamos por encima la crema de avellanas y algarroba. Enrollamos para formar unas espirales o caracolas. 

6.- Forramos una bandeja de horno con papel vegetal, colocamos las espirales encima y dejamos levar media hora.

7.- Precalentamos el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo. Pintamos la superficie de los bollos con un poco de leche de soja (o con huevo batido) y horneamos durante 20 minutos, o hasta que veáis que cogen un tono dorado.

8.- Dejamos enfriar sobre una rejilla.

 

Consejos:

  • sin panificadora: para hacerlo sin panificadora, podéis amasar con una batidora que tenga gancho, o sino a mano. Para eso formad un volcán con los ingredientes secos, colocar en el centro los húmedos y comenzar a mezclar poco a poco. Ir amasando hasta lograr una  masa homogénea, elástica y que no se pegue a las manos. Formáis una bola y la dejáis en un bol tapada con un trapo, para que leve hasta doblar el volumen. Serán un par de horas o 3, dependiendo de la temperatura de la habitación.
  • como siempre, podéis usar la bebida vegetal que más os guste.
  • la panela se puede sustituir por azúcar blanquilla o por moreno.
  • podéis hacer bollitos sin más, sin añadir la crema de avellanas. Para eso, cuando dividáis la masa, formáis bolas y las dejáis levar media hora.
  • en lugar de crema de avellanas y algarroba, podéis usar nutella casera, o mermelada, o añadir una mezcla de canela y azúcar.
  • también podéis formar un brioche grande, simplemente colocando la masa en un molde de plumcake (alargado). La dejáis levar una segunda vez y la horneáis, pero esta vez tendrá que estar 40-50 minutos.


¡¡No veáis lo buenos que están untados en el café calentito o en un poco de chocolate!! Y si no tenéis panificadora, ni amasadora de las que molan, aprovechad que tenemos las navidades a la vuelta de la esquina! ;) Si habéis sido buenxs seguro que os la traen ;p

Muás
Iratxe

domingo, 25 de noviembre de 2018

Albóndigas de berenjena en salsa. Receta vegana

Estas albóndigas de berenjena en salsa son un plato completo, pero además vegano. Perfectas para que los peques de la casa coman verdura y para variar nuestra dieta.


Último domingo de mes, lo que significa que nos toca Reto Asaltablogs. Ya sabéis, ese reto mensual en el que una panda de ladrones nos colamos en la cocina de otro blog para robarle alguna de sus recetas. Esta vez le ha tocado a Blanca, del blog Menjar a Ca La Blanca. ¡¡Qué difícil decidir!!

Esta temporada está siendo intensa, porque todos los blogs asaltados están siendo de los veteranos y además de los que tienen un recetario de envidiar! Pero como mis asaltos anteriores han sido dulces, tenía claro que esta vez quería una receta salada.


En cuanto vi estas albóndigas no tuve ninguna duda. Ya he probado a hacer muchas hamburguesas veganas, pero nunca albóndigas. Y nunca de berenjena. Así que me apetecía probar qué tal resultado daban...y me han encantado!!

No os voy a engañar, te tienes que pasar un rato majo en la cocina; pero lo bueno es que puedes preparar un montón y congelar, por lo que tienes ya comida para 2 ó 3 veces.


Lo siguiente va a ser probarlas en versión hamburguesa, ya que la textura que tienen es perfecta para darles forma. No se deshacen y quedan perfectamente compactas. Además, a simple vista parece que son de carne. ¡Ideales para engañar a los menos aficionados a la verdura!

Por cierto, he cambiado algún ingrediente, pero por cuestión de despensa! Ya que en casa no tenía apio y para la salsa no tenía más tomates frescos, así que tiré del de bota...pero casero, eh!


ALBÓNDIGAS DE BERENJENA EN SALSA


Inspiración: esta receta de albóndigas de berenjena con salsa de tomate, del blog Menjar a Ca la Blanca
Dificultad: asequible.
Tiempo de preparación: 1 hora.
Cantidad: 16-20 albóndigas.
Alérgenos: gluten (del pan rallado)

Ingredientes



Para las albóndigas:

  • 2 berenjenas
  • 2 cabezas de ajo
  • 1 puerro
  • 2 tomates maduros
  • pan rallado (el necesario)
  • sal y pimienta
  • aceite

Para la salsa:
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolleta
  • 1 zanahoria
  • 1 calabacín
  • 200 g de salsa de tomate casera

Preparación


1.- Lavamos y cortamos las berenjenas en dados. Las ponemos en un cuenco con agua, un chorrito de vinagre y un poco de sal. Dejamos media hora para eliminar el amargo. Escurrimos y reservamos.

2.- Cortamos el puerro en trozos pequeños y picamos los ajos. Ponemos un poco de aceite en una sartén y cuando esté caliente sofreímos el puerro y los ajos.

3.- Pelamos los tomates y los cortamos en dados. Los añadimos a la sartén. Dejamos sofreír 5 minutos, removiendo de vez en cuando.

4.- Añadimos las berenjenas, salpimentamos y dejamos cocinar hasta que esté tierna.

5.- Una vez cocinada, pasamos a un cuenco y dejamos templar. Chafamos con un tenedor o, como hice yo, un golpe de la picadora para que se aplaste todo bien.

6.- Cuando haya enfriado, vamos añadiendo pan rallado hasta que veamos que la masa tiene consistencia como para darle forma a las albóndigas. Formamos las bolas.

7.- Freímos las albóndigas en aceite caliente y las dejamos escurrir en papel de cocina.

8.- Para preparar la salsa, picamos la cebolleta y el ajo. Los sofreímos en una cazuela con aceite caliente.

9.- Cortamos a daditos la zanahoria y el calabacín y los añadimos a la cazuela cuando la cebolleta empiece a estar dorada. Sofreímos 5 minutos.

10.- Añadimos la salsa de tomate y dejamos cocinar durante 15 minutos a fuego moderado. 

11.- Trituramos con la batidora para hacer la salsa y volvemos a poner en la cazuela.

12.- Añadimos las albóndigas y cocinamos a fuego bajo durante 5 minutos.


Consejos:

  • podéis acompañar las albóndigas con la salsa que queráis, pero esta salsa de tomate y verduras está muy rica.
  • quedan muy bien acompañadas de arroz blanco.
  • podéis variar las verduras a vuestro gusto.
  • la cantidad de pan rallado dependerá de la textura que coja. Tenéis que ir añadiendo poco a poco y ver qué tal va quedando la "masa". Tiene que quedar con la consistencia suficiente para formar las bolas, pero sin que sea un mazacote o una argamasa.
  • podéis chafar la mezcla de las berenjenas con un tenedor, pero si la piel es muy dura os costará bastante. Por eso, yo usé la picadora, sin llegar a hacer un puré, para chafar bien todo.
  • con esta misma mezcla podéis formar hamburguesas en lugar de albóndigas. Os va a sorprender la textura y el color lo bien que quedan!


Después de tanta receta dulce ya tocaba una salada, y no me puede gustar más. Espero que os animéis a ir probando este tipo de versiones veganas, ya que no sólo sirven para reducir el consumo de carne, sino que ayudan a variar nuestra dieta y a que sea más fácil consumir verduras, sobre todo en el caso de los peques!

Muás
Iratxe

lunes, 19 de noviembre de 2018

Tarta de higos. Receta sin lácteos

Podríamos llamarlo también bizcocho, pero la llaméis como la llaméis, esta tarta de higos es una delicia. Suave y llena de sabor, perfecta para aprovechar el dulzor de los higos.


Hace como un mes que preparé esta tarta o bizcocho, pero se me han ido acumulando recetas que quería publicar antes...y ya se nos ha pasado la temporada de higos!! Qué desastre... Pero no podía esperar hasta el año que viene para publicarla, porque está buenísima!

Ya veis en las fotos qué jugosidad tiene el corte. Y es que cualquier bizcocho o tarta que lleve fruta es lo que tiene, que quedan de lo más jugosos.


Mira que no he sido yo nunca muy de higos, es una fruta (o flor) que no me termina de atraer. Pero este año en el pueblo hemos tenido muchísimos higos, y lo cierto es que me da mucho palo tirar comida o dejar que la fruta de casa se pierda.

Así que con los que cogí preparé diferentes recetas que me sirvieran para aprovecharlos. Entre ellas hice higos confitados, que aguantan hasta 3 años en conserva. Y con otros me marqué este riquísimo bizcocho! ;)


Por cierto, debería empezar a pensar ya en las recetas navideñas, pero es que este año tengo una pereza encima que pa'qué! Luego en diciembre no tendré tiempo y me pasará lo de todos los años, que me pilla el toro... En fin, tendré que darme un paseo por los cetros comerciales, que ya está todo decorado y lleno de cosas de Navidad, a ver si así se me va pegando el espíritu navideño. ¡Y mira que me gustan las navidades! Pero no sé, será la edad, que cada vez soy más perezosa.

De momento os dejo con esta tarta, que de navideño no tiene nada, pero es perfecta para hacerse un regalo en el desayuno ;)




TARTA DE HIGOS



Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 20 minutos.
Cocción: 50 minutos.
Alérgenos: gluten, huevo, soja (de la bebida vegetal)

Ingredientes


  • 2 huevos grandes
  • 120 g de panela
  • 100 ml de aceite
  • 80 ml de leche de soja
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 200 g de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • una pizca de sal
  • 300 g de higos


Preparación


1.- Precalentamos el horno a 180ºC.

2.- Batimos los huevos junto con la panela hasta que estén esponjosos.

3.- Añadimos a la mezcla el aceite, la leche de soja  y la esencia de vainilla. Mezclamos bien.

4.- En otro bol tamizamos la harina junto con la levadura y una pizca de sal.

5.- Vamos añadiendo poco a poco a la mezcla de los ingredientes líquidos, mezclando bien pero sin batir demasiado.

6.- Lavamos los higos y los cortamos en cuartos. 3/4 partes de los mismos las añadimos a la masa, removiendo para que se repartan bien.

7.- Engrasamos un molde con un poco de aceite y vertemos la masa.

8.- Horneamos durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, repartimos el resto de los higos por encima de la superficie y seguimos horneando otro 30-35 minutos. Para comprobar que está hecho, pinchamos con un palillo en el centro de la tarta, si sale limpio, está lista. Si no, hornear 5-10 minutos más.

9.- Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Esperamos por lo menos 10 minutos antes de desmoldar!!


Consejos:

  • podéis aprovechar la fruta que esté de temporada, cada una le aportará una jugosidad y un sabor peculiares. Ahora, por ejemplo, podéis aprovechar que es temporada de kakis.
  • lo de poner los higos en la superficie de la tarta después de que lleve 15 minutos en el horno es para que no se hundan. Pero los podéis poner desde el principio si queréis.
  • como siempre os digo, la panela la podéis sustituir por azúcar.
  • yo suelo usar leche de soja porque es la que siempre tengo en casa, pero podéis usar cualquier tipo de bebida vegetal.
  • versión sin gluten: si queréis versionar esta tarta sin gluten, la manera más sencilla es sustituir la harina por un preparado para repostería sin gluten. Otra opción es usar harinas naturalmente sin gluten, como la de trigo sarraceno, arroz,...


Últimamente todo lo que publico es dulce, vaya racha! Pero tranquis, que lo próximo será una receta salada, que hay que comer de todo. Aunque en la recámara tengo varias dulces pendientes de publicar... Es que en invierno necesito mucho dulce para coger fuerzas, que se me hacen muy largos!

Muás
Iratxe

lunes, 12 de noviembre de 2018

Natillas bicolor - Receta vegana

Si os gustan las natillas, estas bicolor os van a encantar. De vainilla y chocolate, preparadas con bebida (o leche) de avena, por lo que es una receta vegana. Además, si usáis otro tipo de bebida vegetal, también serán sin gluten.


De pequeña me encantaban las natillas. En casa muchos fines de semana preparábamos para postre o natillas o flan, aunque eran de sobre...ejem! El caso es que hacía años que no comía natillas, ni de sobre ni caseras.

Parece que cuando te da por ponerte a cocinar, sobre todo si tienes un blog, te encanta hacer florituras y recetas exóticas, dejando a un lado los grandes clásicos (y básicos) que nos han acompañado siempre. Así que creo que ya iba tocando preparar algo más sencillo y rústico ;) Aunque el blog lo estrené preparando un arroz con leche de arroz


Aunque al ver estos vasitos pueda parecer que esta receta es muy laboriosa, os aseguro que para nada. Se prepara muy rápido, de una sola vez, sólo que luego tenéis que dividir las natillas en dos para añadirle cacao a una de las partes. Una vez frías, las repartís en vasitos al gusto para que queden bonitas.

Por cierto, la parte de cacao no lleva cacao en polvo, la hice con crema de avellanas y algarroba ecológica, lo que viene siendo una versión vegana y más saludable de la nutella. Le da un punto de sabor que es...ñam!!


Para prepararlas he usado bebida de avena Alpro con un 30% de azúcar. Aproveché para probar el brick que me vino en la caja Degustabox de octubre. Como siempre os digo, si queréis recibir todos los meses esta caja en vuestra casa, estáis de suerte! Porque si al pedir la primera introducís el código SUQS4, la conseguiréis por 7,99€!! No dejéis pasar la oportunidad, porque vienen un montón de cosas!

En la caja de este mes venían los siguientes productos: salsa kebab de Choví (lleva lácteos), 3 latas de cerveza Cruzcampo, una tableta de chocolate L'atelier de Nestlé (contiene grasa láctea), Mikado intense con caramelo (tiene lácteos), una bolsa de Lay's mediterráneas, dos cajitas de infusiones Susaron (una para las articulaciones y otra para un vientre sano), las nuevas galletas Dinosaurus cookienss, salsa Tikka Masala de Patak's (tiene lácteos), un paquetito de miel Luna de Miel, un paquete de los míticosBony de Bimbo (tiene lácteos), dos paquetitos de tiras de carne curada (una de ternera y otra de pollo) de Kubdu, dos paquetes de pasta boloñesa Yatekomo y un brick de bebida de avena 30% menos de azúcar de Alpro


NATILLAS BICOLOR


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 30 minutos.
Reposo: 2 horas.
Cantidad: 4 vasitos.
Alérgenos: gluten (de la bebida de avena)

Ingredientes

  • 400 g de bebida vegetal (yo usé de avena Alpro)
  • 35 g de azúcar
  • 30 g de harina fina de maíz (maicena)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharada muy generosa de crema de cacao y algarroba
  • avellanas para decorar

Preparación


1.- Disolvemos un poco la maicena en la leche de avena.

2.- En un cazo ponemos la leche con la maicena y añadimos el azúcar y la vainilla. Cocemos a fuego medio-alto, removiendo de vez en cuando para que no se formen grumos ni se queme el fondo.

3.- Cuando empiece a espesar, retiramos del fuego. Hay que retirarlo un poco antes de que coja la textura deseada, ya que al enfriarse se espesa un poco.

4.- Dividimos las natillas en dos cuencos y a uno de ellos le añadimos una cucharada muy generosa de crema de avellanas y algarroba. Mezclamos bien para que se reparta homogéneamente. 

5.- Tapamos con papel film tocando la superficie, para que no le salga costra al enfriarse. Dejamos en la nevera al menos 2 horas.

6.- A la hora de servir, cogemos unos vasitos de cristal y repartimos la crema alternando capas de colores. Terminamos decorando con unas avellanas troceadas.


Consejos:

  • para la capa de chocolate podéis simplemente añadir una cucharada de cacao (o de algarroba) y mezclar bien.
  • podéis usar el tipo de bebida vegetal que queráis, la que más os guste.
  • es muy importante retirar las natillas del fuego un poco antes de que adquieran la textura que queremos, ya que al enfriarse se espesa.
  • disolver la maicena en la leche es conveniente para que luego no salgan grumos, aunque no es necesario y podríais poner todo directamente en el cazo. 


Como veis, hacer natillas en casa es súper fácil. Nos va a llevar muy poquito tiempo y tendremos un postre delicioso. Además, si jugamos con los colores y los sabores, tendremos una presentación de lo más llamativa ;)

Muás
Iratxe

lunes, 5 de noviembre de 2018

Muffins de zanahoria, naranja y nueces

Os tengo que decir que estos muffins (o magdalenas) de zanahoria, naranja y nueces son de los más ricos que he comido nunca. Jugosos y llenos de sabor. Como siempre, es una receta sin lácteos y os doy la opción vegana! ¿Os apetecen? ;)


Ahora que el invierno se nos ha adelantado y lo tenemos ya aquí (qué pereza, madre!) nada apetece más que encender el horno y tomarse una bebida calentita con un dulce. Casero, por supuesto. O quedarse el domingo en la cama hasta tarde y luego pegarse un homenaje en forma de desayuno mientras nos da igual que fuera diluvie o incluso nieve.

Estos muffins que os enseño hoy son los compañeros ideales para esas situaciones. Jugosos, con un sabor delicioso y además con zanahoria y naranja! Eso cuenta como una porción de fruta y verdura de esas que hay que tomar al día, ¿no? ;p Yo digo que sí, y así me quedo más contenta.


Este año, al contrario que el año pasado, los árboles del pueblo han dudo muchísimos frutos. Tenemos un montón de manzanas, de peras, de higos, de nueces y de avellanas. A mí me da mucho palo tirar comida o dejar que la fruta se estropee, por eso he tenido que aprovechar a preparar un montón de recetas y de conservas para aprovechar bien todo. Con las nueces y avellanas no hay problema, las manzanas también se conservan bastante bien, pero el resto es más delicado. 

Así que os esperan muchas recetas usando estos ingredientes.


Aunque esta receta no ha surgido por el exceso de producción del pueblo, sino por el exceso de compra de la que suscribe. Al ir a hacer la compra me dio por comprar dos bolsas de zanahorias porque estaban en oferta...pero resulta que había comprado pocos días antes! (y no me acordaba). Algo había que hacer con ellas. Y las naranjas...pues compré más de las que necesitaba para un taller. Así que lo mismo, algo tenía que hacer. 

De ahí salió esta receta, que madre mía qué receta!!!! No os la podéis perder.



MUFFINS DE ZANAHORIA, NARANJA Y NUECES


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 15 minutos.
Cocción: 25-30 minutos.
Cantidad: 8-10 muffins (depende un poco del tamaño de las cápsulas)
Alérgenos: gluten, frutos secos, huevo



Ingredientes


  • 1 huevo
  • el zumo de 2 naranjas (unos 190 ml)
  • 80 ml de aceite
  • 90 g de panela
  • 100 g de zanahorias
  • 300 g de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • una pizca de sal
  • 10 nueces

Preparación


1.- Precalentamos el horno a 180ºC.

2.- Batimos el huevo y le añadimos el zumo de naranja y el aceite. 

3.- Añadimos la panela y batimos.

4.- Pelamos y rallamos las zanahorias. Las añadimos al líquido, mezclando bien.

5.- Tamizamos la harina junto con la levadura, el bicarbonato y la sal. Vamos añadiéndolos poco a poco a la masa, removiendo para integrar bien. 

6.- Preparamos las cápsulas de papel en el molde para magdalenas/muffins y las llenamos con la masa hasta 2/3 de su capacidad, más o menos. 

7.- Pelamos y troceamos groseramente las nueces. Las espolvoreamos por encima de la masa.

8.- Horneamos durante 25-30 minutos.

9.- Cuando estén listos, los sacamos del horno y los dejamos templar 5 minutos en el propio molde. A continuación, los pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo.


Consejos:


  • como siempre os digo, podéis usar el endulzante que más os guste: azúcar blanquilla, moreno, panela, stevia... A mí me gusta la panela por el saborcito que da.
  • podéis añadirle nueces también a la masa, en lugar de sólo ponerlas por encima. Para eso, una vez que ya tengáis la masa lista, añadís nueces y removéis un poco para que se repartan por toda la masa.
  • para darles un poco más de sabor a naranja, podéis añadir un poco de ralladura de piel de naranja.
  • si queréis que queden aún más "rústicas", usad harina integral.
  • versión sin gluten: para hacerlas sin gluten podéis sustituir la harina por cualquier preparado para repostería sin gluten. Otra opción, es sustituir la harina por harina de arroz en las siguientes proporciones: 50% harina de arroz blanca, 50% harina de arroz integral.
  • versión sin huevo: como sólo llevan un huevo, es fácil sustituirlo. Podéis usar un plátano maduro machacado, aunque le cambiará el sabor a las magdalenas. Otra opción es usar 50 g de puré de manzana.
  • versión vegana: ver "versión sin huevo"


Estamos en plena época de naranjas y de nueces, así que aprovechad para preparar cosas tan ricas como estos muffins. Además se agradece encender el horno estos días! Si los probáis, no dudéis en contarme qué tal os han salido y si os han enamorado tanto como a mí! ;)

Muás
Iratxe

domingo, 28 de octubre de 2018

Molletes. Receta de bollitos de pan

Si os gusta el pan, seguro que estos molletes os van a encantar. Son muy tiernos, blanquitos y muy fáciles de preparar. Además en porciones individuales!


Estamos a último domingo de mes, en medio de una ola de frío polar típica de invierno aunque aún estemos en otoño y con la recién estrenada hora de invierno... pero hoy toca publicar receta del Reto Asaltablogs! Algo bueno tenía que tener ;)

Esta vez el blog agraciado ha sido Los blogs de María, un blog lleno de recetas tanto dulces como saladas. Ha sido difícil elegir! Pero como siempre lo dejo todo para última hora, decidí buscar entre todas las recetas que tiene para preparar en panificadora. Y así es como dí con estos molletes.


Sí, lo confieso, la masa la preparé en la panificadora. Soy una pecadora. Lo de amasar pan es una asignatura que aún tengo pendiente, entre otras cosas porque con mis horarios lo de andar esperando los tiempos de levado no es muy compatible. Pero la semana que viene voy a hacer un curso de panes integrales con masa madre (bieeeeeeen!!) y espero empezar a amasar en casa.

Lo bueno de hacer la masa en la panificadora es que, además de que te lo amasa, hace el primer levado. Luego ya sólo tenemos que darle forma, dejarlo levar otra vez y hornear. El proceso se hace más rápido y cómodo.


Estos bollitos tan tiernos son típicos de Antequera, de hecho se conocen como molletes de Antequera. Son perfectos para preparar bocadillos o como pan de hamburguesa. Además, se pueden congelar perfectamente y sacarlos cuando necesitemos. ¡Quedan perfectos!

Ya veis en las fotos qué miga más tierna tienen estos bollitos, a nosotros nos han encantado.



MOLLETES


Inspiración: esta receta de molletes del blog Los Blogs de María.
Dificultad: en panificadora, muy fácil. Si amasáis a mano, hace falta maña.
Tiempo de preparación: 30 minutos + levados.
Cocción: 10 minutos.
Cantidad: 8 molletes.
Alérgenos: gluten


Ingredientes

  • 500 g de harina de fuerza
  • 300 ml de agua
  • 20 ml de aceite de oliva
  • 10 g de sal
  • 8 g de levadura de panadería

Preparación


1.- Ponemos en la cubeta de la panificadora los ingredientes líquidos (agua y aceite) y después los sólidos (harina, sal y levadura). Programamos el programa de amasado. En mi panificadora dura 1 hora y 35 minutos.

    * Para hacerlo a mano, colocamos todos los ingredientes y vamos amasando poco a poco, hasta lograr una masa uniforme. Formamos una bola, la colocamos en un bol, tapamos y dejamos levar durante 1 hora y media.

2.- Una vez levada la masa, la pasamos a la mesa de trabajo. Dividimos la masa en 8 porciones, de 100 g cada una.

3.- Formamos bolas con la masa y las dejamos reposar 10 minutos.

4.- Echamos harina en un plato y vamos pasando una a una las bolas, aplastándolas para darles forma.

5.- Colocamos en la bandeja del horno y dejamos levar 30 minutos.

6.- Horneamos a 180ºC durante 10 minutos.


Consejos:

  • como os he dicho, podéis amasar en la panificadora o a mano. De cualquiera de las dos maneras es una masa muy manejable.
  • podéis prescindir de pasarlos por la harina antes de hornear, pero esa es la seña de identidad de estos molletes, por eso son tan blanquitos.
  • una vez horneados los podéis congelar tranquilamente.
  • es muy curioso que María, en su receta, dice que los horneó en un horno solar!! Así que ya sabéis, si tenéis uno y tenéis suerte de que haga sol...¡a probar!


Os animo a que probéis a hacer estos panecillos en casa, aunque no se os den bien las masas, son sencillos de hacer. ¡Sobre todo si tenéis una panificadora! Además, ahora que anochece tan pronto y que hace frío, apetece mucho encender el horno ;)

Muás
Iratxe

martes, 23 de octubre de 2018

Tarta de naranja y pera. Receta sin lácteos

Esta tarta de naranja y pera os va a encantar, por su combinación de sabores, lo fácil que es y por su suavidad. Perfecta para disfrutar de dos frutas de temporada y, además, sin lácteos


Tengo que reconocer que nunca se me habría ocurrido esta combinación de sabores, pero a veces la necesidad te hace probar cosas nuevas. Hace ya unas semanas que preparé esta tarta, y coincidió que me había juntado con unos 3 kilos de naranjas y un mogollón de peras de los árboles de aquí del pueblo. Había que darles salida antes de que se estropearan.

Como teníamos una comida familiar en la que tocaba celebrar cumpleaños con retraso, pensé que tenía que hacer sí o sí algo con fruta, y así mataba dos pájaros de un tiro. El resultado es maravilloso!


Como veis en las fotos, no es una tarta estilo bizcocho, sino que queda más bien cremosita. Por eso es muy ligera de comer y con el sabor de la fruta entra de maravilla! Perfecta para postre después de una comida. Además es muy pero que muy fácil de hacer, sólo necesitáis una batidora de cuchillas de las de toda la vida!

Y para decorarla, con unas rodajas de naranja nos vale y queda de lo más bonita.


Las peras que cogemos aquí en el pueblo tienen una textura similar a la de las manzanas, es decir, que son algo duritas y no tienen demasiada agua. No os recomiendo usar peras conferencia o de las de invierno que tienen mucha agua, ya que entonces la textura de la tarta no quedaría igual. Podéis usar perfectamente manzanas en lugar de peras y también os quedará deliciosa.


Por cierto, un detalle importante... Me basé en una receta que tenía apuntada hacía tiempo y ponía que había que hornearla durante 50 minutos. Pero yo cogí un molde de 16 cm de diámetro y me quedó muy alta, por lo que tuve que hornearla durante casi hora y media!! Así que mejor que pasados 50 minutos comprobéis a ver qué tal va.


Ya os he dicho que es requete-fácil de hacer, pero aún así os la dejo en vídeo para que no tengáis excusa para probarla!!


TARTA DE NARANJA Y PERA


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Cocción: 55-90 minutos (dependerá de la altura que coja la tarta en el molde).
Alérgenos: gluten, huevo


Ingredientes

  • 3 huevos
  • 200 ml de bebida vegetal (yo usé de soja)
  • 100 g de azúcar
  • zumo de 2 naranjas
  • 2 peras
  • 125 g de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1 naranja para decorar
  • miel o sirope para darle brillo

Preparación


1.- Precalentamos el horno a 180ºC.

2.- Pelamos las peras y las cortamos en cuadraditos. Reservamos.

3.- Ponemos en un bol los huevos, la bebida vegetal, el azúcar y los trozos de pera. Batimos hasta conseguir una mezcla homogénea, sin que queden trozos de pera.

4.- Añadimos la harina y la levadura y volvemos a batir bien para integrar todo.

5.- Engrasamos un poco el molde que vayamos a usar y vertemos la mezcla. 

6.- Para decorar, cortamos la naranja en rodajas y las vamos colocando encima de la masa. No os preocupéis si se hunden un poco.

7.- Horneamos entre 55 y 90 minutos. Esta diferencia de tiempo es por la altura del molde. Mi tarta era muy alta y tardó casi hora y media, pero si la hacéis más bajita en 55 minutos puede estar lista. Lo mejor es comprobar con un palillo pinchando en el centro, pasados 50 minutos.

8.- Dejamos enfriar y pintamos la superficie con un poco de miel o de sirope de agave (también valdría mermelada de naranja) para darle brillo.


Consejos:

  • el tiempo va a depender mucho del molde que uséis. Si os queda una tarta muy alta (como la mía) es posible que necesite casi 90 minutos para hacerse bien. Si, en cambio, os queda bajita, con 55 minutos será suficiente.
  • como os he dicho antes, hay que usar variedades de pera que no sean muy acuosas.
  • en lugar de pera se puede usar también manzana.
  • yo la preparé usando 100 g de endulzante apto para diabéticos, ya que la iba a comer mi abuela que es diabética. 
  • podéis poner trozos de pera en la superficie para decorar, combinando con las rodajas de naranja, o prescindir de las mismas.


Ya habéis visto qué fácil es preparar un postre para quedar de lujo. Además ligero y con fruta, qué más se puede pedir! Animaos a probar esta tarta, seguro que os va a sorprender la combinación y que os va a encantar la textura tan suave que tiene.

Muás
Iratxe