domingo, 26 de enero de 2020

Pan de soda integral | Reto #Asaltablogs


Si sois panarras pero os da pereza poneros a hacer pan o no tenéis tiempo de andar controlando tiempos de levado, este pan de soda integral es para vosotros. Es muy fácil y rápido de preparar, sin levados y sin amasado...y queda muy rico!


Último domingo de este primer mes del año. Parece que fue ayer cuando estábamos con todas las comilonas y los dulces navideño...y la semana que viene nos metemos en febrero!! Cada vez me siento más viejuna, con esto de que se me pase el tiempo tan rápido.  En fin, como es último domingo de mes, ya sabéis que toca volver al Reto Asaltablogs.

Esta vez la afortunada ha sido Maribel, del blog Picoteando Ideas. Es un blog con un montón de recetas de lo más variadas. Después de pasearme varias veces por su recetario, al final me quedé con este pan, porque en casa somos muy panarras y así le doy un pequeño respiro a la panificadora.


El nombre de pan de soda le viene porque en lugar de levadura o masa madre usa bicarbonato (y en inglés al bicarbonato lo llaman soda). Como os he dicho al principio, no necesita amasado ni tampoco tiempos de levado.

Al no llevar levadura ni hacer levados, el resultado es un pan más tosco, pero a nosotros nos ha encantado! El olor que tiene a mí me recuerda un poquito al bizcocho, pero luego sabe a pan.



PAN DE SODA INTEGRAL


Inspiración: esta receta del blog Picoteando Ideas.
Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 15 minutos.
Cocción: 35 minutos.
Alérgenos: gluten, soja (se puede usar otra bebida vegetal)


Ingredientes


  • 350 g de harina de fuerza
  • 150 g de harina integral (seguramente necesitaréis más)
  • 1 cucharada de bicarbonato sódico
  • 15 g de sal
  • 420 de buttermilk (leche de soja más 2 cucharadas de vinagre reposada unos minutos)
  • 2 cucharadas de semillas de lino
  • 1 cucharada de sésamo

Preparación


1.- Ponemos en un bol todos los ingredientes secos.

2.- Echamos el buttermilk y comenzamos a remover poco a poco. Si veis que la masa es demasiado líquida, añadir más harina (yo tuve que añadir como 50 g más). Tiene que quedar una masa bastante blanda y pegajosa, pero no líquida.

3.- Forramos una bandeja de horno con papel vegetal, echamos un poquito de harina y colocamos la masa encima, tratando de formar una bola.

4.- Hacemos una cruz en la superficie de la masa con ayuda de un cuchillo afilado o un cutter. Espolvoreamos un poco de harina para que salga con ese colorcito blanco.

5.- Calentamos el horno a 220ºC. Mientras se calienta que repose la masa.

6.- Horneamos durante 35 minutos.


Consejos:


  • podéis usar el tipo de bebida vegetal que más os guste. O leche, si no sois alérgicos o intolerantes.
  • podéis añadirle a la masa otro tipo de semillas, como pipas de girasol, de calabaza, semillas de amapola,...
  • también podéis poner un poco de lino y sésamo en la superficie de la masa antes de meterla al horno.


No tenéis excusa para no preparar pan casero, aunque sea este tan sencillo. Ya veréis qué satisfacción comer con un pan casero, hecho con vuestras propias manos. Con lo rápido que se prepara, merece la pena.

Muás
Iratxe

martes, 21 de enero de 2020

Albóndigas de soja texturizada | Receta vegana


Si aún no habéis probado la soja texturizada, estas albóndigas de soja texturizada son la receta perfecta para probarla. Seguro que os sorprende! Además es una receta vegana pero llena de proteínas.


Había oído hablar muchas veces de la soja texturizada y la había visto en varias recetas, pero no me había dado por probarla. El otro día vi que tenían en el súper donde suelo hacer la compra, y me animé a comprar. 

Me ha gustado mucho la textura que tiene, realmente parece carne picada de pollo. Así que es perfecta para preparar salsa boloñesa, lasañas, canelones, hamburguesas o estas albóndigas. Eso sí, el sabor ya no se parece tanto, no nos engañemos. Tiene un sabor bastante soso, por lo que es importante acompañarla de otros ingredientes que le den sabor. 


Es muy fácil de hacer, ya que simplemente hay que ponerla en agua durante 10 minutos (mirar las instrucciones) hasta que se hinche. La escurrimos bien y ya tenemos nuestra "carne picada" de soja. Yo por ejemplo le añadí un chorrito de salsa de soja al agua, para que cogiera sabor al hidratarse. Una vez hidratada y escurrida, podéis usarla como si fuera carne picada normal.

En el mercado podéis encontrar soja texturizada fina (la que yo usé) o soja texturizada gruesa. En el caso de esta última hay que tenerla más tiempo hidratando.


Aunque no seáis veganxs os recomiendo probar la soja texturizada, ya que es una buena manera de variar un poco nuestra dieta y de conseguir proteínas consumiendo menos cantidad de carne. Además tiene menos grasas. 

¡Espero que os gusten estas albóndigas!


ALBÓNDIGAS DE SOJA TEXTURIZADA


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 15 minutos + 10 minutos de hidratación.
Cocción: 10 minutos.
Cantidad:12 albóndigas (depende del tamaño).
Alérgenos: soja, gluten

Ingredientes

  • 100 g de soja texturizada fina
  • 1 chorrito de salsa de soja
  • pan rallado con ajo y perejil (el necesario)
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • sal y pimienta
  • un chorrito de aceite (para freír)
  • salsa de tomate (la mía casera)

Preparación


1.- Hidratamos la soja según las instrucciones del paquete. En mi caso, como era soja fina la hidrataé en agua con un chorrito de salsa de soja durante 10 minutos. Ponerla en un bol grande, porque al hidratarse abulta mucho el volumen.

2.- Una vez hidratada, la escurrimos bien, quitándole bien todo el agua.

3.- Ponemos todos los ingredientes menos la salsa y el aceite en un bol. Empezamos con un poco de oan rallado, e iremos echando más según veamos que vamos necesitando.

4.- Mezclamos todo bien. Tenemos que conseguir una mezcla con la que podamos formar bolas y que no se deshagan. Si no podemos, le vamos añadiendo más pan rallado.

5.- Formamos bolas con la mezcla.

6.- Calentamos un chorrito de aceite en una sartén. Cuando esté caliente, freímos las albóndigas por todos lados. 

7.- Añadimos la salsa de tomate y calentamos a fuego lento.

8.- Servir.


Consejos:

  • la soja texturizada la podemos hidratar también en caldo de verduras, para que coja más sabor.
  • a mí me gusta el pan rallado con ajo y perejil, pero podéis usar del normal.
  • también podéis usar harina de avena en lugar de pan rallado.
  • podéis acompañar estas albóndigas con la salsa que más os guste, o podéis preparar un sofrito con verduras, como por ejemplo esta salsa que le hice a estas albóndigas de berenjena.
  • otra opción es triturar todo en la batidora, para lograr una masa y luego formar las bolas. Yo prefiero sin triturar, porque así la textura es más similar a las albóndigas de carne.
  • como os he dicho, podéis usar la soja texturizada como si fuera carne picada.


Animaos a probar estas albóndigas de soja texturizada veganas, ya veréis qué sorpresa más buena os vais a llevar. Seguro que repetís!

Muás
Iratxe

martes, 14 de enero de 2020

Pan de calabaza | Receta en panificadora



Si sois panarras, seguro que este pan de calabaza os va a gustar. Para que resulte más fácil de hacer, he usado la panificadora. Ya veis en las fotos qué pinta tiene! 


Aún estamos recuperándonos de las comilonas navideñas, así que no apetece mucho preparar recetas elaboradas y contundentes. Además, después de 2 semanas de vacaciones la vuelta a la rutina se me ha hecho muy dura. Por eso, ando de lo más dejada a la hora de cocinar, sin ganas ni inspiración; o sea, que hago cocina de supervivencia.

¿No os pasa lo mismo? ¿Que después de navidades el cuerpo os pide depuración y no os apetece cocinar?


Por suerte, esta receta la tenía preparada desde antes de navidades, pero no me había dado tiempo a publicarla. Además, en mi casa el pan es algo que no puede faltar ningún día, así que mi panificadora sigue echando chispas a diario.

Los más "puretas" del pan se llevarán las manos a la cabeza con lo de la panificadora, porque es una forma un poco "artificial" de hacer pan. Ya sé que lo mejor es hacerlo a mano, con sus amasados y sus tiempos de levado. Pero con mis horarios eso es algo impensable. Así que prefiero "hacer trampa" y usar la panificadora, pero comer pan hecho en casa.


Y como ya os dije en otoño, este año tengo superávit de calabazas, así que las tengo que usar de muchas formas para darles salida. Por eso, cuando vi la idea de hacer pan de calabaza, no me lo pensé dos veces.

Si no sois muy amigos de esta hortaliza, no os preocupéis, no se nota el sabor de la calabaza. Le da un toque de jugosidad y de color al pan.


PAN DE CALABAZA


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Cocción: en mi panificadora 3 horas y 5 minutos.
Cantidad: un pan de 750 g.
Alérgenos: gluten.


Ingredientes

  • 340 g de puré de calabaza
  • 400 g de harina de fuerza
  • 130 g de harina integral
  • 1 cucharadita de sal
  • 5 g de levadura de panadería en polvo
  • 25 g pipas de girasol y/o de calabaza (opcional)

Preparación


1.- Ponemos todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora. La levadura no puede tocar a la sal, por lo que ponemos la sal en un lado y la levadura en otro.

2.- Programamos el programa de pan básico (en función de las panificadoras cambia el nombre de los programas).

3.- Cuando la máquina pite (suele ser a los 20 minutos), añadimos a la cubeta las pipas.

4.- Cuando se termine de cocer, sacamos de la cubeta y dejamos templar.


Consejos:

  • el puré de calabaza lo podéis preparar asando la calabaza en el horno, cociéndola en agua, o en el microondas.
  • las pipas son opcionales, pero le dan un toque crujiente muy rico (el pan de las fotos no lleva pipas).
  • en lugar de levadura seca podéis usar levadura fresca. En ese caso, necesitaréis 15 g.


Y ya está, no tiene más misterio! La panificadora es lo que tiene, que no te complicas ;) Para la próxima receta os voy a traer algo sorprendente (a mí por lo menos me ha sorprendido), muy facilito y saludable.

Muás
Iratxe

sábado, 4 de enero de 2020

Roscón de Reyes de calabaza | Receta sin lácteos

Para empezar el año os traigo una versión original de del clásico roscón: Roscón de Reyes de calabaza. Una versión un poquito diferente, pero deliciosa y que seguro que triunfa en casa.


Primera receta del año, y creo que no hay mejor manera de empezar el año "recetil" que con este recetón. Cuando publiqué el panettone sin lácteos en panificadora para el Asaltablogs Invisible, ya os dije que me había quedado con ganas de preparar muchas de las recetas del blog La Rosa Dulce. Y también dije que en breve haría alguna de ellas.

Una de esas recetas era precisamente un roscón de calabaza.


Desde hace ya unos cuantos años que preparo el roscón de reyes en casa, más aún desde que no puedo tomar lácteos. Ya he preparado dos versiones, una más tradicional y otra versión un poco más rápida y fácil.

Pero esta versión de calabaza me viene genial, porque ya sabéis que este año tengo muchos kilos de calabaza y os estoy publicando un montón de recetas con este ingrediente. 


He adaptado la receta de Rosa para adecuarla un poco a lo que tenía en casa. El resultado es un rosón jugoso y aromático, pero al mismo tiempo es consistente para rellenarlo de lo que queráis. Y tranquilxs. que no se nota para nada el sabor de la calabaza.

¡A por él!




ROSCÓN DE REYES DE CALABAZA


Dificultad: tiene su aquel.
Tiempo de preparación: 5 minutos si lo amasáis en panificadora (o 20 minutos si lo hacéis a mano).
Levados: 3 levados de por lo menos una hora (o 2 de 1 hora y uno de 12 horas).
Cocción: 30 minutos.
Alérgenos: huevo, gluten


Ingredientes


  • 70 g de bebida vegetal tibia (yo usé de soja)
  • 5 gotas de esencia de limón (o ralladura de limón)
  • 5 gotas de esencia de naranja (o ralladura de naranja)
  • 1 cucharadita de agua de azahar
  • 50 g de aceite de oliva
  • 3 huevos M
  • 200 g de puré de calabaza
  • 100 g de panela (o de azúcar)
  • 650 g de harina de fuerza
  • 1 sobre de levadura de panadería
  • una pizca de sal
  • 1 huevo para pintar
  • crocante de almendra

Preparación


1.- Ponemos en la cubeta de la panificadora los ingredientes en el orden en que están escritos (salvo el huevo para pintar y el crocante).

2.- Programamos el programa de amasado. En el caso de mi panificadora, dura 1 hora y 5 minutos y amasa y hace el primer levado.

3.- Una vez hecho ese primer levado, pasamos la masa a un bol engrasado con un poco de aceite, tapamos con film transparente y metemos en la nevera para que haga el segundo levado en la nevera (unas 12 horas). Lo mejor es amasar por la tarde-noche y dejar la masa toda la noche en la nevera.

4.- Pasado ese tiempo, sacamos la masa de la nevera y dejamos 1 hora para que coja temperatura. Después amasamos ligeramente para desgasificar y dividimos la masa en 2 (para hacer 2 roscones).

5.- Con una de las mitades hacemos un roscón tradicional, es decir, hacemos una bola de masa, le hacemos un agujero en el centro, y poco a poco vamos agrandando el agujero. Colocamos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y colocamos un aro de emplatar en el centro, para que no se cierre el agujero durante el horneado.

     Con la otra mitad de la masa, cortamos 6 trozos iguales y hacemos bolitas. Colocamos las bolitas en una bandeja de horno forrada con papel vegetal, ponemos un aro de emplatar en el centro y las bolitas alrededor, pero dejando espacio entre ellas, ya que crecerán de tamaño.

6.- Dejamos levar durante 1 hora en un sitio cálido.

7.- Precalentamos el horno a 180ºC. Mientras, pintamos la superficie de los roscones con un poco de huevo batido y ponemos almendra crocante al gusto.

8.- Horneamos durante 30 minutos a 180ºC, con calor arriba y abajo. Si veis que se dora demasiado antes de tiempo, tapar con papel de aluminio.

9.- Dejar enfriar y, si queréis, abrís los roscones por la mitad para rellenarlos al gusto.


Consejos:

  • como siempre, podéis usar el tipo de bebida vegetal que queráis.
  • en lugar de levadura seca, podéis usar levadura fresca. En ese caso, necesitaréis 13 g y tendréis que disolverlos en la leche tibia.
  • en lugar de aceite, podéis usar 50 g de margarina derretida.
  • podéis decorar el roscón de muchas maneras: con fruta escarchada, con almendras laminadas, con azúcar glas, sin nada...
  • podéis rellenarlo como queráis: con crema, con nata montada de coco o de soja, con crema de chocolate...


Disfrutad de este día tan mágico, último antes de la vuelta a la rutina. Espero que os animéis a preparar el roscón casero, porque quedan riquísimos y además es muy satisfactorio. 

Muás
Iratxe

lunes, 30 de diciembre de 2019

Flan salado de calabaza con mayonesa vegana de curry

Este flan salado de calabaza con mayonesa vegana de curry es tan fácil de hacer y queda tan rico que tenéis que animaros a probarlo. Se prepara en el microondas y no vais a tardar nada de tiempo.


Última receta del año. Qué raro me suena decir eso!! Pero es así, aquí está ya el final del año y estaréis todxs pensando en el menú de Nochevieja. Aún no hemos recuperado de las comilonas de Nochebuena y Navidad y ya está aquí el siguiente asalto.

Esta receta es para daros una idea para los canapés o los entrantes, para variar un poco y ser originales sin que haya que estar todo el día en la cocina. En un pis-pás la tenéis lista y podéis dedicarle tiempo a otras cosas, como por ejemplo a potear un poco antes de la cena ;)


Yo lo hice hace unos días, pero lo voy a volver a repetir para la cena de Nochevieja. Desde hace unos años el 31 nos juntamos en mi casa mi ama, mi suegro, mi txurri y yo, así que nos toca preparar la cena. Por suerte sólo somos 4, así que no es mucho trabajo. Además, el día 1 vamos a casa de mi ama, que siempre nos pone mucho comida y muy buena, así que si los dejamos con un poco de hambre tampoco pasa nada!! Jejeje.

Este flan va a ser uno de los entrantes, así aprovecho a ir dando salida a todos los kilos de calabaza que tengo (ya os dije hace tiempo que os iba a enseñar muchas recetas con calabaza). Y la calabaza , cuando la preparamos en salado, combina muy bien con el curry, así que por eso este flan va acompañado de mayonesa vegana de curry.


He aprovechado el curry que me vino en la caja Degustabox de diciembre, que además es un curry "bio". Como os digo todos los meses, si queréis recibir la caja Degustabox en vuestra casa todos los meses, tenéis que daros de alta en su página web. Al hacerlo, no olvidéis introducir el código LA3WN, así lograréis la primera caja por sólo  7,99€, en lugar de 14,99€.

La de este mes ha llegado llena de cosas ricas...y casi todas sin lácteos!! Os las cuento: una botella de tónica Schweppes pink; una bolsa de palomitas lima y pimienta de Anaconda; una caja pequeña de bombones Nestlé Caja Roja dark; un bote de mayonesa con sriracha de Ybarra; un bote de endulzante natural de Susaron; un paquete de galletas Mariñeiras de Daveiga, las mías por desgracias con mantequilla; las nuevas tortitas de dulce de leche de Mission Wraps; dos paquetes de gominolas de Sonrisas de Damel; snacks de queso clásico y otro de trufa de Granarolo (llevan lácteos); una botellita de Absolut vodka; un brick de bebida de almendras con cacao y otra bebida de nueces de Nectina; y un bote de canela y otro de curry BIO de Ducros.


Y a pesar de que la receta es muy fácil, os la dejo también en vídeo ;) No olvidéis seguirme también por YouTube. Publico poquito y no hablo ni salgo yo ni nada! Son vídeos cortitos en los que se ve la elaboración de la receta de una forma sencilla.





FLAN SALADO DE CALABAZA CON MAYONESA DE CURRY


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos el flan + 5 minutos la mayonesa.
Cocción: 15 minutos.
Alérgenos: huevos (el flan) gluten o soja (dependiendo de la nata y bebida vegetal que uséis)

Ingredientes

Para el flan:
  • 500 g de calabaza cocida
  • 3 huevos
  • 200 ml de nata de avena 
  • 50 g de queso vegano rallado
  • sal y pimienta
Para la mayonesa vegana de curry:
  • 50 ml de bebida de soja
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 1 cucharada de vinagre
  • 1 diente de ajo (opcional)
  • 1/2 cucharadita de curry (yo usé curry BIO de Ducros)

Preparación


1.- Ponemos todos los ingredientes del flan en el vaso de la batidora o del procesador de alimentos. Batimos a máxima potencia hasta que no queden grumos.

2.- Engrasamos con un poco de aceite un molde apto para microondas. Vertemos en él la masa.

3.- Cocer en el microondas durante 15 minutos. Pinchar en el centro con un palillo para comprobar que está hecho.

4.- Desmoldar y dejar enfriar.

5.- Mientras, preparamos la mayonesa. Ponemos todos los ingredientes de la mayonesa menos el curry en el vaso de la batidora.

6.- Introducimos el brazo de la batidora hasta el fondo del vaso y batimos sin levantar el brazo del fondo. Cuando empiece a ligar y coger textura podemos empezar a mover el brazo arriba y abajo.

7.- Echamos el curry y batimos un poco más para que se mezcle bien.

8.- Para presentar, cortamos un trozo de flan, lo colocamos sobre un panecillo o tosta y le ponemos un poco de mayonesa por encima.


Consejos:

  • para hacerlo más rápido lo he hecho en el microondas, pero podéis preparar el flan de la forma tradicional: en el horno al baño maría durante 35 minutos a 180ºC.
  • la nata vegetal puede ser del tipo que queráis, yo usé de avena, pero también las hay de soja, de arroz, de almendras o de coco (aunque la de coco da demasiado sabor).
  • otra opción es usar 100 ml de nata y 100 de bebida vegetal.
  • el queso rallado vegano es opcional, pero le da un sabor muy rico. Yo lo compro en el supermercado (en un hiper de Carrefour), la marca se ve en el vídeo, y es realmente rico.
  • en cuanto a la mayonesa vegana, el ajo es opcional, ya que así es más tirando a alioli. A nosotros nos gusta así, con sabor fuerte, pero podéis prescindir de él.
  • en lugar de curry, podéis aromatizar la mayonesa con las especias que más os gusten, pero el curry casa muy bien con la calabaza. Otra opción es usar espirulina (tenéis la receta aquí).


Pues esto es todo. Hasta aquí ha llegado mi año culinario. Un año menos productivo de lo que me hubiera gustado y que, por desgracia, por lo menos hasta mediados de febrero va a seguir siendo productivo lo justo. Pero esperemos cogerle el ritmo otra vez.

Aprovecho a desearos a todxs que el año 2020 sea lo que esperáis, ni más ni menos. ¡¡Feliz Año  Nuevo!!

Muás
Iratxe

domingo, 22 de diciembre de 2019

Panettone sin lácteos fácil en panificadora #Asaltablogs Invisible


Qué ilusión me hace traeros la receta de este panettone sin lácteos en panificadora. No tiene ninguna complicación prepararlo y queda muy rico. Perfecto si andáis con prisas o no os gusta lo de andar esperando levados.


No es último domingo de mes, pero aquí estamos con el reto Asaltablogs. Aunque esta vez, como todas las Navidades, es un asalto especial: el asaltablogs invisible. Básicamente es como el amigo invisible, pero en lugar de hacernos regalos...¡nos robamos una receta! Eso sí, igual que en el amigo invisible, no se puede saber quién te ha tocado hasta el día del regalo asalto.


Y ¿a quién he asaltado? Pues a Rosa, del blog La Rosa Dulce. Ha sido todo un lujo (y un reto!!) asaltar este blog, porque hace ya años que lo sigo :)


No sé cuántas veces habré cambiado de idea y de receta. He fichado muchísimas, pero todas las acababa descartando porque las tenía que hacer a última hora (o sea, ayer) y no podía andar haciendo recetas elaboradas o que necesiten reposo, porque entonces no me iba a dar tiempo de hacer las fotos.

Así que elegía, cambiaba, elegía, cambiaba, elegía, cambiaba... Hasta que recordé que había visto el panettone en panificadora, y esa fue mi salvación!!


El panettone es uno de mis dulces navideños (y no navideños) favoritos. Ya he contado alguna vez que cuando viví en Roma estuve comiendo panettone desde navidades hasta semana santa; así que para mí es algo especial. Pero desde que me diagnosticaron la alergia a los lácteos, se acabó el panettone para mí :( Hasta que hace 3 años hice una versión sin lácteos (tenéis la receta aquí) y desde entonces la preparo cada año. Aunque es una versión elaborada, y requiere tiempo.

Pero esta versión el panificadora se prepara muy rápido!! Siendo sincera, no se puede comparar con la versión tradicional, ya que tiene otra esponjosidad y un sabor más marcado debido a los levados, pero para salir del apuro o si no queremos complicarnos, esta versión queda muy rica. Eso sí, mi panificadora es diferente a la de Rosa, así que os lo cuento tal y cómo se hace en la mía.


PANETTONE EN PANIFICADORA


Inspiración: esta receta del blog La Rosa Dulce.
Dificultad: súper fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Cocción: en mi panificadora 3 horas y 30 minutos
Alérgenos: gluten, huevo, soja (de la bebida vegetal)

Ingredientes

  • 150 g de bebida vegetal (yo usé de soja)
  • 1 sobre de levadura de panadería (o 20 g de levadura fresca)
  • 2 huevos
  • 1 cucharada sopera de miel
  • 75 g de margarina (sin lácteos)
  • 100 g de panela (o de azúcar)
  • 1 cucharadita de sal
  • 500 g de harina de fuerza
  • pasas y frutos secos al gusto

Preparación


1.- Templamos la leche 30 segundos en el microondas, y disolvemos la levadura.

2.- Vamos introduciendo los ingredientes en la cubeta de la panificadora en el orden en que están escritos, excepto las pasas y los frutos secos.

3.- Metemos la cubeta en la panificadora, y seleccionamos el programa de pan dulce (en mi caso el 7), el peso (1kg) y elegimos el tostado medio.

4.- Cuando la máquina pite, añadimos las pasas y los frutos secos.

5.- Una vez que el programa termine, sacamos y desmoldamos.


Consejos:

  • podéis sustituir las pasas y los frutos secos por pepitas de chocolate.
  • como siempre, podéis usar la bebida vegetal que más os guste.
  • si usáis levadura fresca, tenéis que deshacerla en la leche templada.
  • si queréis que os quede con la forma de panettone original, podéis usar la panificadora sólo para el amasado y los levados. Una vez que haya levado, sacáis la masa y la ponéis en un molde para panettone, y horneáis en el horno (1 hora aprox.)
  • las pasas las podéis poner a remojo con un poquito de ron antes de echarlas a la masa.


Ayyyy, Rosa, que sepas que se me han quedado muchas recetas por el camino. Pero sólo tenía este fin de semana para prepararla, así que tenía que ser algo sencillo. Eso sí, me he quedado con unas cuantas de tus recetas, entre ellas la ensalada mimosa, la tarta helada de polvorones y el roscón de calabaza. Esta última seguro que la hago para los reyes de este año!

Muás
Iratxe

martes, 17 de diciembre de 2019

Bizcocho con sabor a Navidad | Receta sin azúcar


Este bizcocho con sabor a Navidad es perfecto para desayunar durante estas fiestas, o para comerse un trocito por la tarde acompañado de una bebida caliente. Además es una versión sin lácteos y sin azúcar ^_^


Y diréis, ¿a qué sabe la Navidad? Hacerse esta pregunta es un poco como preguntar a qué huelen las nubes.

Supongo que para cada persona la pregunta tendrá una respuesta diferente. En mi caso, la Navidad sabe a polvorones, nevaditos, turrón del blando y panettone. Son muchos sabores, sí, pero es lo que como todas las navidades, son sabores que sólo degusto en estas fechas. Ya sé que en agosto también podría comer estas cosas tranquilamente, pero prefiero dejarlas para ahora, para que sean más especiales.


Los sabores no cambian sólo de persona a persona, según los países también varían mucho las tradiciones gastronómicas. En Europa, por ejemplo, en las recetas dulces típicas se usan frutas deshidratadas, licores y muchas especias como jengibre, canela, anís estrellado, cardamomo o clavo.

Aquí se lleva más usar frutos secos, de ahí los polvorones, los turrones o, como es típico aquí, la intxaursaltsa.


Entonces, ¿¿a qué narices sabe este bizcocho?? Pues para prepararlo he usado un té que me vino en la caja Degustabox de noviembre, llamado "Christmas Tea". Para este té la navidad sabe a los ingredientes que lleva: cáscara de cacao, hibisco, canela, regaliz, jengibre, clavo, cardamomo, pimienta negra, anís estrellado, nuez moscada, aceite esencial de naranja, anís, achicoria y macis (tuve que mirar qué era esta última).

Como veis, es una combinación de especias que huele de maravilla y le da esa toque de sabor al bizcocho.


BIZCOCHO CON SABOR A NAVIDAD


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Cocción: 50-55 minutos.
Alérgenos: huevo, gluten



Ingredientes


  • 4 huevos
  • 15 g de sucralosa (o de otro edulcorante)
  • 140 ml de aceite de girasol
  • 150 ml de Christmas Tea (150mll de agua hirviendo + 1 bolsita de té)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 100 g de harina 
  • 300 g de harina integral
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 pizca de canela


Preparación


1.- Precalentamos el horno a 180ºC.

2.- Batimos los huevos junto con la sucralosa hasta que estén esponjosos.

3.- Añadimos el aceite, el té y la vainilla e integramos.

4.- Tamizamos la harina blanca junto con la levadura. Añadimos a esta mezcla la harina integral y la canela.

5.- Añadimos la mezcla de harinas en dos tandas, mezclando lo justo para integrar.

6.- Engrasamos un molde para bizcochos y vertemos la masa.

7.- Horneamos durante 50-55 minutos. Comprobamos que está hecho pinchando con un palillo en el centro: si sale limpio, está listo.

8.- Dejamos templar en el molde 5 minutos, a continuación desmoldamos sobre una rejilla para que se enfríe del todo.

9.- Podemos decorarlo con un poco de azúcar glas.


Consejos:

  • si no tenéis el té de navidad, podéis sustituir el líquido por 150 ml de bebida vegetal. Para el sabor, podéis añadir un poquito de las especias que os he mencionado, o una mezcla de algunas de ellas.
  • si no tenéis sucralosa, podéis usar algún otro edulcorante que sirve para hornear, por ejemplo el erititriol o el xilitol.
  • si no lo queréis hacer sin azúcar, usar 150 g de panela, azúcar moreno o azúcar blanco.
  • la cantidad de harina es de 400 g. Podéis hacer una mezcla de harina integral y blanca, pero pueden ser los 400 g de un solo tipo.

 
El desayuno o merienda perfecta para ir aclimatándonos a estas fechas. Y para vosotrxs, ¿a qué sabe la Navidad?

Muás
Iratxe