miércoles, 11 de diciembre de 2019

Nevaditos veganos con aceite de oliva | Receta de navidad


Si os gustan los nevaditos tradicionales, seguro que esta versión os va a enganchar. En lugar de manteca de cerdo llevan aceite de oliva, lo que los hace aptos para veganos (o para alérgicos a los mamíferos como yo). Además llevan muy poco azúcar y son muy fáciles de hacer, así que ya estáis tardando en preparar estos nevaditos!


Como os dije en la receta anterior, después del puente de diciembre se abre la veda para las recetas navideñas. Después de bombardearos con recetas con calabaza, es el turno ahora de las recetas navideñas -que no descarto que haya alguna con calabaza-. 

Y creo que he elegido la mejor receta posible para inaugurar la temporada de este año.


Siempre me han encantado los nevaditos. Recuerdo que de niña mi abuela solía tener nevaditos en casa, de esos míticos de Reglero, y me regalaba la caja. A mí me encantaban, me ponía morada. ¡Y eso que son bastante "bastos"! 

Hay gente a la que no le gustan, porque son un poco secos o un poco rollo polvorón. Pero yo era (y soy!) capaz de comerme unos cuantos de una sentada. Y me quedo tan ancha, oye. Y nunca mejor dicho lo de ancha...jejeje. Porque "light" no son, no nos engañemos.


Desde que me diagnosticaron la alergia al alfa-galactosa, los nevaditos tuvieron que desaparecer de mi vida, ya que se hacen con manteca de cerdo. Pero, al igual que con los polvorones, la manteca se puede sustituir por otro tipo de grasa: margarina o aceite. En este caso, he probado con aceite de oliva, y tengo que decir que el resultado es buenísimo!! No vais a notar la diferencia, os lo aseguro!

Y si sois de los que os gustan los morenitos, estáis de suerte, porque la receta es la misma: sólo hay que bañarlos en chocolate negro.



NEVADITOS CON ACEITE DE OLIVA


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Reposo: 1 hora. 
Cocción: 30 minutos.
Cantidad: unos 20 (dependiendo del tamaño)
Alérgenos: gluten

Ingredientes


  • 400 g de harina
  • 200 ml de aceite de oliva
  • 70 ml de vino  blanco
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/2 cucharadita de canela
  • azúcar glas para rebozar

Preparación


1.- Ponemos la harina en un bol, haciendo un hueco en el centro.

2.- Vertemos en el hueco el aceite, el vino, el azúcar y la canela. Vamos mezclando poco a poco, sin amasar mucho, lo justo para que quede una masa homogénea.

3.- Formamos una bola, envolvemos en papel film y dejamos reposar en la nevera mínimo 1 hora (o toda la noche).

4.- Precalentamos el horno a 180ºC.

5.- Estiramos la masa sobre la superficie de trabajo, dejándola de unos 2-3 centímetros de grosor. Con un cortador redondo (o con un vaso en su defecto) vamos cortando los nevaditos.

6.- Forramos una bandeja de horno con papel vegetal, colocamos los nevaditos y los horneamos durante 30 minutos, hasta que empiecen a dorarse (dependerá un poco del tamaño y el grosor).

7.- Cuando estén listos, dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez fríos, espolvoreamos con azúcar glas.


Consejos:

  • el reposo en la nevera no es necesario, pero ayuda a que la masa se corte mejor.
  • podéis cortarlos de la forma que queráis: redondos, cuadrados, con forma de estrella,...
  • dependiendo del grosor que les deis, puede que tarden un poco más o menos en hacerse.
  •  si queréis hacer morenitos, sólo tenéis que sustituir el azúcar glas por chocolate negro derretido. Lo vertéis por encima y dejáis que se enfríe.


Espero que os animéis a probar esta versión de los nevaditos y me contéis qué tal el resultado. Estoy segura de que si los probáis, vais a repetir.

Muás
Iratxe

jueves, 5 de diciembre de 2019

Porridge de avena con cacao y frutas de temporada | Desayuno saludable



Antes de empezar con la vorágine de comidas y cenas navideñas, hoy os propongo una opción de desayuno saludable a base de porridge de avena con cacao y frutas de temporada. Un desayuno de lo más completo y nutritivo con el que empezar el día a tope!


Sé que ya se han llenado internet, los blogs y las redes sociales de recetas navideñas. Pero yo todavía no me he puesto a ello. En mi casa la Navidad siempre ha llegado en el puente de diciembre, así que hasta que no pase no voy a publicar nada de esa temática.

Sí, ya sé que el puente es ya, pero antes de meterme de lleno a ello quería dejaros esta receta; un poco para aliviar conciencias y hacer ver que podemos comer sano para compensar ;)


En realidad lo que os traigo hoy más que una receta es una sugerencia de presentación, ya que utilicé un preparado para porridge. Pero hacerlo en casa es muy-muy fácil, así que os voy a explicar también cómo lo podéis hacer de forma casera.

Es un desayuno ideal para cualquier época del año. Podemos aprovechar para acompañarlo de la fruta que esté de temporada, así lo completaremos. En este caso he usado mandarina, kiwi, plátano y granada, que le dan color, sabor y muchas vitaminas.


El preparado para porridge que he usado me vino en la caja Degustabox de noviembre, y es de la marca Asana Bio. Como os digo siempre: si queréis recibir la caja Degustabox en casa todos los meses, tenéis que daros de alta en su página web. Al hacerlo no olvidéis introducir el código LA3WN, así os saldrá la primera caja por sólo 7,99€!

Para daros un poco de envidia, estos son los productos que vinieron en la última caja: galletas con chocolate Bahlsen Afrika (tienen lácteos); bolsas de té con sabor a navidad de YogiTea; Lacasa: mi momento de mango; dos mini botellas de Martini; bombones con barquillo y mantequilla de cacahuete de Bon-o-bon (tienen lácteos); una botella de zumo de mango, maracuyá y ginseng de Via Nature; monodosis de aceite de coco virgen extra ecológico de La Masía; panecillos integrales con masa madre de Krisprolls: una bolsa de caramelos pectol; y el porridge para llevar Avena go! de Asana Bio.    



PORRIDGE DE AVENA CON CACAO Y FRUTA


Dificultad: súper fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Reposo: 5 minutos (o toda la noche, depende de cómo lo preparéis).
Alérgenos: gluten


Ingredientes


  • 1 pack de preparado para porridge de Asana Bio
  • 75 ml de bebida vegetal
  • 1/2 kiwi
  • 1/2 mandarina
  • 1/2 plátano
  • granos de granada

Preparación


1.- Vertemos la bebida vegetal en el pack para porridge. Puede estar fría o caliente, pero os recomiendo caliente para que se hidrate mejor. Removemos y dejamos reposar 5 minutos.

2.- Mientras se hidrata el porridge, pelamos y troceamos la fruta.

3.- Cuando el porridge esté listo, removemos bien y pasamos a un bol. Colocamos la fruta encima, intentando combinar colores para que quede vistoso.

** Si no tenemos el preparado para porridge, pero queremos marcarnos un desayuno sanote:
  • 50 g de copos de avena
  • 300 ml de bebida vegetal
  • 1 cucharada de cacao
  • 1/2 cucharadita de polvo de baobab (opcional, el preparado lo llevaba, y yo tengo polvo de baobab que compré en Madagascar)
  • fruta (igual que antes)

1.- Vertemos los copos de avena y la bebida vegetal en un bol y calentamos 3 minutos en el microondas. Removemos y dejamos reposar un poco.

2.- Añadimos el cacao y el baobab y mezclamos bien.

         ==> También podemos usar leche fría. En ese caso, mezclamos todos los ingredientes menos la fruta y dejamos toda la noche en la nevera para que se hidrate la avena.

3.- Con la fruta hacemos igual que antes.


Consejos:

  • lo mejor es aprovechar la fruta que está de temporada, ya que la vamos a encontrar en su punto óptimo de maduración y además es más barata.
  • el porridge (o las gachas) es de lo más versátil, porque podemos combinarlo con muchos ingredientes, para darle variedad y que sea un desayuno completo y nutritivo: podemos hacerlo sin cacao o con él, le podemos añadir frutos secos, otros cereales además de la avena, mantequilla de cacahuete(o de cualquier fruto seco), frutas deshidratadas,...
  • tenéis otra idea para preparar porridge aquí (overnight oats con sirope de arce y mantequilla de cacahuete)


Ya no podéis decir que no os cuidáis porque no tenéis tiempo: este desayuno (o merienda) se prepara solo y muy fácil. Además nos va a aportar todo lo que necesitamos para empezar el día con energía, ya que tiene cereales, fruta y proteínas (dependiendo de qué bebida vegetal uséis serán más o menos).

Ahora ya sí, a partir de ahora se abre la veda...y empezarán a aparecer las recetas navideñas en este blog!

Muás
Iratxe

jueves, 28 de noviembre de 2019

Donuts de calabaza y chocolate. Receta fácil sin lácteos




Si os gusta el chocolate y sois fans de los donuts, tenéis que probar estos donuts de calabaza y chocolate que os enseño hoy. Son tan fáciles de hacer que vais a repetir a menudo, además, son sin lácteos y están hechos en el horno, no fritos.


Después del paréntesis de la receta anterior, vuelvo a la carga con las recetas con calabaza. El que avisa no es traidor, y ya os dije que había unas cuantas... Para que no os quejéis las hay de todo tipo, tanto dulces como saladas, y con formas y combinaciones diferentes.



Ya sé que estamos en a las puertas de la Navidad, y que ya se empiezan a ver recetas navideñas por todos los blogs. Pero en mi casa las Navidades siempre han empezado en el puente de diciembre, así que hasta entonces no pienso publicar nada relacionado con estas fechas.

Aunque reconozco que este año ando tan liada y a tope en el curro que no estoy inspirada para nada. Me cuesta pensar recetas, pero, sobre todo, me cuesta ponerme a cocinar. Y ya ni os cuento lo de ponerme a hacer y editar fotos. Así que el día que por fin me pongo, me pongo a ello a fuego y hago varias recetas a la vez! Si sois de este mundo blogueril, seguro que me entendéis.


Por cierto, ya que me puse a cocinar y a hacer fotos, pues me puse también a grabar un vídeo. Poco a poco voy llenando mi humilde canal de YouTube. Y digo humilde, porque el pobre hace lo que puede con una dueña tan torpe en esto de la grabación y la edición de vídeo. Como os digo siempre, me haría mucha ilusión que me siguierais por ahí también. Publico poquitos vídeos, todos duran en torno a 3 minutos sólo, no salgo y tampoco hablo. Simplemente enseño cómo preparar la receta de una forma simple y directa, ¡Os espero!




DONUTS DE CALABAZA Y CHOCOLATE


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Cocción: 12-15 minutos.
Cantidad: 6 donuts.
Alérgenos: gluten, huevo

Ingredientes

  • 140 g de puré de calabaza
  • 80 g de dátiles remojados (10 minutos en agua caliente)
  • 40 g de cacao puro en polvo
  • 35 g de harina
  • 35 g de aceite de coco derretido (o de oliva suave o de girasol)
  • 2 huevos
  • una pizca de sal
  • 1 cucharadita de levadura

Preparación


1.- Ponemos todos los ingredientes en el procesador de alimentos (o en el vaso de la batidora).

2.- Batimos todo hasta lograr una masa homogénea, sin grumos.

3.- Engrasamos un molde para donuts y vertemos la masa.

4.- Horneamos durante 12-15 minutos.

5.- Para enfriar pasamos a una rejilla.


Consejos:

  • para hacer el puré de calabaza tenéis varias opciones. Yo siempre lo hago en el microondas, porque es la forma más rápida.
  • podéis sustituir la harina de trigo por harina integral, avena o harina de almendras.
  • yo los dejé así, pero podéis ponerles una cobertura de chocolate por encima.
  • si no tenéis (o no queréis) aceite de coco, os sirve perfectamente el de oliva suave o el de girasol.


Ya veis qué fácil es preparar unos donuts para desayunar o merendar, además que necesitáis muy poco tiempo y sin apenas manchar. ¡Ya estáis tardando en hacerlos!

Muás
Iratxe

domingo, 24 de noviembre de 2019

Bechamel de calabacín #Asaltablogs | Receta vegana y sin gluten

Si nunca habéis oído hablar de esta bechamel de calabacín, ya estabais tardando! Os aseguro que la textura y el sabor son como los de la bechamel clásica, sólo que sin harina. Además yo he hecho la versión vegana.


Ya estamos a último domingo de noviembre (ay madre! Qué rápido se me pasan los meses!), lo que significa que toca Reto Asaltablogs. Ya sabéis, ese reto mensual en el que un grupo de blogueros nos unimos para "asaltar" la cocina de otro por sorteo.

Este mes el afortunado ha sido Guille, del blog No Me Comes Nada. Es uno de los pocos chicos del grupo, y es de lo más salado. Tiene un blog lleno de recetas ricas, donde no es fácil elegir sólo una!!


Esta vez he andado despistada, pensaba que tenía aún una semana más, pero no! Resulta que el domingo que viene ya es diciembre!! No sé si es la edad o qué (bueno, el horario de mierda que tengo este año en el curro también influye), pero cada vez se me pasan más rápido los meses. Este mes la verdad es que es de agradecer, porque noviembre es el mes que menos me gusta de todo el año.

Además este año se lleva la palma: de 24 días que llevamos de mes, ha llovido 21!! 19 de ellos además seguidos, sin tregua. Y no ha sido lluvia rollo xirimiri (calabobos), han sido litros y litros, y trombas de cagarse la perra. Estoy a nada de que me salgan escamas, no os digo más!


A consecuencia de esta meteorología tan estupenda, hacer fotos se convierte en misión imposible. Normalmente las fotos las hago en la calle, pero con tanta lluvia imposible. Y con la luminosidad tan mala y tan triste, dentro de casa tampoco había opción de hacer fotos decentes.

Así que ya lo siento, he hecho lo que he podido... 


En fin, que querréis que os hable de la receta, y no de la m.... de tiempo que tenemos por aquí. Y tenéis razón!

Guille dice que a esta receta se la conoce como "bechamel de dieta". Será que como nunca he hecho dieta por eso no me sonaba, pero entiendo que la llamen así. Al final, el resultado no tiene nada que envidiar a la bechamel de toda la vida, pero en lugar de harina usamos calabacín, con lo que estamos quitando un montón de hidratos y de calorías. Yo además he usado bebida vegetal, así que es vegana y con menos grasa.

La usé como salsa para unos macarrones, acompañados de queso rallado vegano. ¡¡Menuda delicia!! Ayyyy, Guille, esta receta se queda en mi recetario para siempre!


BECHAMEL DE CALABACÍN


Inspiración: esta receta del blog No Me Comes Nada
Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 25 minutos.
Alérgenos:------

Ingredientes

  • 1 calabacín grande o 2 medianos (unos 500 g aprox.)
  • media cebolla
  • 200 ml de bebida vegetal (yo usé de soja)
  • un chorrito de aceite de oliva
  • nuez moscada (opcional)
  • sal y pimienta

Preparación


1.- Pelamos los calabacines y los troceamos. Hacemos lo mismo con la media cebolla.

2.- Ponemos el calabacín y la cebolla en una fuente apta para microondas, echamos un chorrito de aceite de oliva por encima y metemos al microondas 10 minutos. Sacamos y movemos un poco. Calentamos otros 10 minutos, hasta que esté blando, que casi se deshaga.

3.- Pasamos al vaso de la batidora y añadimos la leche, la nuez moscada, sal y pimienta. Batimos hasta lograr una textura suave y homogénea, sin tropezones. Probamos y rectificamos de sal si hiciera falta.

4.- ¡Listo!


Consejos:

  • podéis usar el tipo de bebida vegetal que queráis, teniendo en cuenta vuestros gustos o vuestras alergias. También se puede usar leche de vaca.
  • la cebolla es opcional, pero queda muy rico así.
  • la cebolla la podéis pochar aparte en una sartén, en lugar de hacerla en el microondas. Imagino que así le dará aún más sabor.
  • la nuez moscada es opcional, de hecho, yo no le puse porque no tenía.
  • podéis usar esta bechamel para lo que usaríais la normal. Yo, por ejemplo, la usé para unos macarrones y añadí queso rallado vegano. Me quedó un plato de lo más sabroso y saludable. También os sirve para una lasaña; o, partiendo de aquí, para preparar unas croquetas. De hecho, esa era mi idea, pero no tuve tiempo...


Como veis, se puede preparar una salsa bechamel más ligera y saludable que la original, pero con la misma textura y un sabor muy similar. Si no os lo creéis, ya estáis tardando en probar! Yo tengo claro que la pienso preparar a menudo.

Muás
Iratxe

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Galletas bizcochadas de calabaza. Receta vegana


Voy a ser directa: tenéis que hacer esta receta. Sin más. Estoy segura de que me lo vais a agradecer. Estas galletas bizcochadas de calabaza veganas son deliciosas, suaves y un auténtico vicio.


Sigo publicando recetas con calabaza, y las que os quedan! Aunque prometo hacer algún inciso para variar. En mi afán por gastar todos los kilos de calabaza que tengo antes de que se me estropeen, sigo buscando y probando de todo. Así que si tenéis sugerencias con esta hortaliza, os las agradeceré!

Aunque creo que podría gastarme todos los kilos que me quedan haciendo estas galletas, en bucle, todas las semanas para desayunar los domingos. Estoy babeando sólo de pensarlo.


Y diréis: "qué exagerada esta con estas galletas!". Pues eso es porque aún no las habéis probado, de verdad ;)

Lo de bizcochadas quiere decir que no son crujientes, sino que tienen una textura blandita. Además la calabaza le da mucha jugosidad, y combina muy bien con las pepitas de chocolate que le he añadido. Lo mejor de todo es que son veganas, es decir, que no llevan ni lácteos ni huevo; con lo que son aptas para alérgicos o intolerantes.


Como os he dicho, son muy fáciles de hacer, pero aún así, me he currado un vídeo de Youtube, para que no tengáis ninguna duda. Como os digo siempre, pasaros a ver los vídeos: son cortitos (unos 3 minutos), no hablo y no salgo. ¡Qué más se puede pedir! Me hará mucha ilusión que os paséis y me deis un like ^_^ 





GALLETAS BIZCOCHADAS DE CALABAZA


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación:20 minutos.
Cocción: 12-15 minutos (depende de lo grandes que las hagáis).
Cantidad: 18-20 galletas.
Alérgenos: gluten


Ingredientes

  • 100ml de aceite de coco (o de girasol)
  • 150g de panela
  • 200g de puré de calabaza
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 50ml de bebida vegetal (yo usé de soja)
  • 300g de harina integral
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 100g de pepitas de chocolate

Preparación


1.- Precalentamos el horno a 180ºC.

2.- En un bol ponemos el aceite de coco derretido y la panela, y mezclamos bien.

3.- Añadimos el puré de calabaza, el extracto de vainilla y la bebida vegetal. Batimos hasta integrar.

4.- Añadimos la harina junto con el bicarbonato y la sal. Vamos mezclando todo bien, hasta lograr una masa uniforme.

5.- Echamos las pepitas de chocolate, y mezclamos para que se repartan bien por toda la masa.

6.- Forramos una bandeja de horno con papel vegetal. Vamos cogiendo porciones de masa, formamos una bola, la colocamos sobre la bandeja y le damos un poco de forma de galleta. En el horno se expandirán un poco, por lo que tenéis que dejar un poco de separación entre ellas. Podéis ayudaros con una cuchara si queréis.

7.- Horneamos durante 12-15 minutos, hasta que veáis que se empiezan a dorar un poco. Cuanto más gorditas las hagáis, más tiempo necesitarán.

8.- Pasamos a una rejilla para que se enfríen completamente.


Consejos:


  • la panela la podéis sustituir por azúcar blanquilla. También podéis usar azúcar de coco.
  • usar la bebida vegetal que queráis. Si no tenéis problemas con los lácteos ni sois veganos, podéis usar leche.
  • para preparar el puré de calabaza, yo lo hago en el microondas: corto la calabaza en trozos, la meto al microondas en un plato durante 10 minutos y pincho a ver si está. Si no, la pongo otros 5 minutos (depende un poco del tamaño de los trozos). Cuando veáis que está tierna, pasáis por la batidora.
  • podéis reservar algunos chips de chocolate para echar por encima de las galletas antes de meter al horno.
  • también podéis añadir un poco de canela a la mezcla: la combinación de calabaza y canela es deliciosa!
  • cuanto más gorditas hagáis las galletas, más blanditas quedarán. Si las hacéis finas, en 10-12 minutos estarán listas, y quedarán un poco más duras.


Espero que os animéis a probarlas y, si es así, por favor decídmelo, para ver si coincidís conmigo en que son brutales!! :p La próxima receta, para variar un poco, va a ser sin calabaza, pero no os relajéis demasiado! Jejeje.

Muás
Iratxe

lunes, 11 de noviembre de 2019

Risotto de calabaza vegano

Estoy segura de que os va a encantar esta receta de risotto de calabaza vegano. Es sencilla de hacer y es un plato para disfrutar. ¡Tenéis que probar!


Como os dije la semana pasada cuando os enseñé las magdalenas de calabaza y chocolate, os esperan unas cuantas recetas con calabaza en los próximos posts. Esta semana, para variar un poco, es una receta salada.

Hacía años que no preparaba un risotto, creo que desde antes de mi alergia. Siempre he asociado este plato al queso y a la mantequilla para darle ese toque cremoso, así que simplemente me olvidé. Por suerte he vuelto a hacerlo...¡¡y repetiré muchas veces!!


miércoles, 6 de noviembre de 2019

Magdalenas de calabaza y chocolate | Receta sin lácteos


Estamos en plena época de calabazas, así que hay que aprovechar para hacer cositas ricas con ellas. Una idea son estas magdalenas de calabaza y chocolate sin lácteos, un desayuno de domingo ideal!