martes, 10 de septiembre de 2019

Barritas tipo snickers saludables. Receta vegana



Si os gusta la crema de cacahuete y su combinación con el chocolate, estas barritas tipo snickers os van a encantar! Son una versión saludable de la famosa chocolatina, vegana y sin azúcar añadido. 


La verdad es que no sabía muy bien qué nombre ponerle a estas barritas. Siendo sincera, están muy lejos de las auténticas Snickers, pero claro, esas llevan lácteos y azúcar a cascoporro. Pero la combinación de cacahuete y chocolate recuerda a esas chocolatinas, por eso lo de "tipo snickers".

Aunque las originales llevan trocitos de cacahuete y yo no le puse...porque no tenía cacahuetes!! Pero la próxima vez que las haga se los pondré, para que se parezcan aún más.


Eso sí, aunque sea una versión saludable y más ligera que la original, siguen siendo una bomba calórica. Por eso, hay que consumirlas de forma ocasional, aunque también son ideales para deportistas, a modo de barrita energética. De hecho, yo las llevé al monte para reponer fuerzas.

Lo bueno de hacer la versión casera es que prescindimos de azúcar refinado, de aceite de palma y de todo tipo de conservantes. Además, la mantequilla de cacahuete la podéis hacer en casa (tenéis la receta aquí). Si la compráis, os aconsejo que miréis bien los ingredientes y, a poder ser, que sea cacahuetes 100%; ya que la mayoría llevan aceite de palma y azúcar.



Y aunque son muy, pero que muy fáciles de hacer, me lo he currado y hecho un vídeo! Os dejo aquí el enlace y ya sabéis: seguidme también por ahí! Son vídeos cortitos, de unos 3 minutos y ni salgo yo ni hablo!! ;)



BARRITAS TIPO SNICKERS SALUDABLES


Dificultad: muy fácil.
Tiempo de preparación: 15 minutos.
Nevera: al menos 10 minutos.
Alérgenos: cacahuete, gluten* (depende de la avena, las hay sin gluten)


Ingredientes

  • 15 dátiles remojados 10 minutos en agua caliente
  • 100 g de copos de avena suaves (también os sirve harina de avena)
  • 3 cucharadas de agua
  • 60 g de crema de cacahuete
  • 50 g de chocolate negro sin azúcar

Preparación


1.- Trituramos los dátiles junto con la avena y 3 cucharadas de agua, hasta lograr una masa pegajosa. 

2.- Pasamos la mezcla a un tupper o molde rectangular (forrado con papel vegetal) y aplastamos bien para que quede compacto y con la superficie lisa.

3.- Ponemos una capa de crema de cacahuete encima.

4.- Fundimos el chocolate al baño maría o en el microondas, y lo vertemos encima de la crema de cacahuete.

5.- Llevamos al menos 10 minutos a la nevera para que el chocolate solidifique.

6.- Cortamos las barritas (también las podemos cortar antes de meter en la nevera).


Consejos:

  • para que se parezcan más a las auténticas chocolatinas snickers, podéis poner cacahuetes troceados encima de la capa de mantequilla de cacahuete, y luego poner el chocolate por encima.
  •  podéis usar copos de avena suaves o harina de avena.
  • si queréis que quede una capa gordita de mantequilla de cacahuete, o de chocolate, aumentad las cantidades.
  • podéis hacer la versión bolitas energéticas. Para ello cogéis la masa de avena y dátiles, formáis media bola, le ponéis una cucharadita de crema de cacahuete, tapáis con otra media bola de masa, y finalmente cubrís con chocolate.
  • *versión sin gluten: hoy en día se pueden encontrar avenas certificadas sin gluten.


Estoy segura de que os van a venir genial estas barritas para afrontar la vuelta al curro/cole. Yo hasta el 1 de octubre no tengo que trabajar (es lo que tiene ser discontinua) y hasta el 15 no acaba mi periplo ciclista por Madagascar (los que me seguís por RRSS ya estaréis al día de mis andanzas); pero quería empezar ya la temporada del blog, porque tenía por ahí aún reservada esta maravilla. Espero que os animéis a probarla!

Muás
Iratxe

lunes, 22 de julio de 2019

5 recetas de helados veganos fáciles

Aunque los helados se pueden disfrutar durante todo el año, es cierto que es en verano cuando más los consumimos. Desde luego que con los inviernos que hace por aquí ya os digo que apetecen más bien poco! Por eso en verano me gusta aprovechar a tomarlos como postre o a media tarde.

Hace ya 5 años que me dijeron que por culpa de la alergia a la α-galactosa tampoco podía tomar lácteos (además de la carne de mamíferos). Era justo a principios de verano, y me empezaron a entrar más ganas que nunca de comer helado. Hoy en día ya se pueden encontrar muchos tipos de helados veganos en los supermercados, pero os digo que hace 5 años no había ni uno! Por eso empecé a prepararlos yo en casa.

Al sustituir los lácteos por otras opciones, no sólo logramos helados sin lácteos, sino que también son veganos! Así que son perfectos para que los pueda comer casi todo el mundo. Para que os sea más fácil animaros, os dejo una recopilación de 5 helados veganos súper fáciles de preparar para que disfrutéis este verano.

5 RECETAS DE HELADOS VEGANOS FÁCILES




Sí, aunque parezca increíble, las galletas Oreo son veganas (por lo menos las originales). También es cierto que a cambio llevan aceite de palma y algunos otros ingredientes no muy recomendables, por lo que es mejor consumirlas muy de vez en cuando. Pero seguro que este helado os encanta!




Como ya os he dicho que sólo lleva un ingrediente, no tiene mucho misterio este helado. Pero es estupendo para comer fruta y refrescarnos de una manera saludable. Además, os sirve de base para crear más helados, con diferentes sabores.




Este helado es muy famoso en EEUU, aunque por aquí se va poniendo cada vez más de moda; de hecho, el otro día vi que vendían la versión vegana en el supermercado. La receta que os paso es muy sencilla de hacer y queda muy bien, aunque os recomiendo usar extracto de vainilla en lugar de extracto de almendra (es un poco cuestión de gustos).




Este helado de coco se preparara ¡con sólo 2 ingredientes! Además de ser muy fácil de preparar, viene muy bien como base para otros helados, ya que sólo tendremos que añadir otros ingredientes (como distintas frutas) para darle sabor.


Helado de crema de galletas Lotus


Este helado también es muy fácil de hacer: sólo necesita 3 ingredientes! Para mí ha sido todo un descubrimiento y ya se ha convertido en mi helado favorito, de hecho, cuando lo preparé nos lo comimos (entre 2 personas) de una sentada.


Así que ya sabéis, a disfrutar a tope de los helados caseros, que no son difíciles de hacer ni necesitáis heladera. Y no hay nada mejor que un postre fresquito y casero para combatir el calor.

Muás
Iratxe




miércoles, 10 de julio de 2019

Gazpacho de sandía (sin tomate)



Hoy os traigo una receta fresquita, refrescante, ligera y muy fácil de preparar. Además tiene un toque sorprendente! Estoy segura de que este gazpacho de sandía va a triunfar y vais a repetir más de una vez este  verano. Es una receta vegana y sin gluten (si quitáis los crackers), perfecta para todo el mundo.


Igual alguien se lleva las manos a la cabeza por llamar a esta receta "gazpacho" y luego poner "sin tomate". Pero tengo que confesar algo: ¡¡no me gusta el tomate!! No puedo con él. Sí, lo sé, soy muy rara, soy lo peor, sobre todo teniendo en cuenta que en el pueblo tenemos huerta... Pero es superior a mis fuerzas, el tomate crudo me tira para atrás. Eso sí, si está cocinado entonces me encanta.

Por eso no he probado nunca el gazpacho de verdad. Al llevar tomate crudo, me da miedo que se note el sabor y no me guste.


He visto muchas recetas de gazpachos con frutas (con fresas, con cerezas) y todos llevan también tomate. Pero por lo que os he dicho antes, me daba miedo que no me gustara, así que opté por quitarlo de la receta y probar sólo con la fruta (y el resto de ingredientes, claro).

El resultado es de verdad sorprendente. Resulta un poco chocante lo de la sandía y luego el pimiento y ajo, pero os aseguro que el sabor  merece la pena.


La serví acompañada de los crackers que vinieron en la Degustabox de junio. ¡¡Estaba llena de cosas riquísimas!! Podéis ver las fotos del contenido en mi Facebook e Instagram. Os dejo también la lista de lo que venía, para daros un poco de envidia ;) Productos: dos botellas de Fontvella Levité sabor limón; una botella de zumo natural de avena, plátano y coco de Vía Nature; gelatina Royal AntiOx sabor arándano; salsa de mango para ensaladas de Chovi; barritas choco banana de Nestlé Fitness; Fusian XXL de Maggi sabor thay curry y otro de sabor pollo a las finas hierbas; un paquete de galletas finnes de mantequilla de Bonne Maman (llevan lácteos); paté de quinoa, espárragos y calabacín, y paté de quinoa, kale y finas hierbas de Granovita; crujientes vegetales de aceite de oliva de Garijo Baigorri; y crackers 8 semillas de Corpore Diet.      

Si vosotrxs también queréis recibir la caja Degustabox todos los meses en casa, sólo tenéis que daros de alta en su página web. Al hacerlo, no olvidéis introducir el código LA3WN para conseguir la primera caja a un precio más barato!


GAZPACHO DE SANDÍA



Dificultad: super fácil.
Tiempo de preparación: 5-10 minutos.
Alérgenos: ------

Ingredientes

  • 500 g de pulpa de sandía
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 diente de ajo
  • 10 g de vinagre
  • 30 g de aceite de oliva
  • sal (al gusto)
  • para servir: crackers 8 semillas de Corpore Diet


Preparación


1.- Troceamos la sandía y el medio pimiento y echamos al vaso de la batidora. 

2.- Añadimos también el diente de ajo y el vinagre. Batimos todo bien hasta que no queden grumos.

3.- Poco a poco vamos añadiendo el aceite, sin dejar de batir. 

4.- Salamos al gusto y mezclamos bien.

5.- Servir fresquito acompañado de unos crackers.

Consejos:

  • si os gusta el tomate y el gazpacho de toda la vida, podéis añadir un tomate maduro a los ingredientes.
  • podéis servirlo con un chorrito de aceite y un par de hojas de albahaca si queréis.
  • aunque no he probado, he visto versiones de gazpacho usando cerezas o fresas. Seguro que queda muy rico.
  • mejor hacerlo y consumirlo en el día, para que los ingredientes conserven su frescura.


Como veis, no hay excusa para no disfrutar de un buen gazpacho este verano. Aunque seáis de los míos (de los extraterrestres a los que no les gusta el tomate), podéis preparar esta versión y así cuidaros e hidrataros los días de calor de una manera fácil y sanísima.

Muás
Iratxe

domingo, 30 de junio de 2019

Helado de crema de galletas Lotus. Receta vegana

En plena ola de calor, qué mejor que una receta de helado para refrescarnos. Y si además el helado es de crema de galletas Lotus ya...¡¡inmejorable!! Es una receta vegana y muy pero que muy fácil de preparar.


Ya es el último domingo (y día) de junio, lo que significa que toca publicar por última vez en el reto Asaltablogs, antes de tomarnos unas merecidas vacaciones (esto de robar a otros blogs es un trabajo que cansa mucho ;p). Esta vez no se ha hecho sorteo, sino que tocaba robar a las chorizas más espabiladas y que mejores botines se han llevado durante la temporada.

Ha habido un triple empate entre Catina, del blog La Cocina de Catina,; Kety, de Croketypot; y Encarnita, de El Paraíso de los golosos. Las tres se merecen el asalto, pero a mí esta vez me ha pillado el toro de mala manera y encima el fin de semana estoy fuera, así que sólo me ha dado tiempo de asaltar a una, en este caso a Encarnita. Pero volveré! No os vais a librar de mí, Catina y Kety.


Cuando vi lo de helado de galletas Lotus no me lo pensé, ya que son de mis galletas favoritas. Además tenía un bote de crema de estas galletas en casa, con lo cual me vino de perlas.

He tenido que hacer algunas modificaciones de la receta original, pero por causas de fuerza mayor. La primera de ellas los yogures, ya que en la receta original utiliza yogures griegos, que yo he sustituido por yogures de soja. La segunda es que ---- le añade pepitas de chocolate, pero como no tenía, pues nada. El toque de los "tropezones" se lo ha dado la crema, ya que la que yo tenía por casa era crunchy, en vez de suave.


No me enrollo más, que con estos calores no apetece hacer nada! No os preocupéis que la receta no os va a costar nada, ni os vais a cansar ni nada. Además os cuento cómo hacerla sin heladera, porque yo no tengo. Si tenéis, mejor, porque os ahorraréis el tener que estar removiendo la masa cada media hora.


HELADO DE CREMA DE GALLETAS LOTUS

Inspiración: esta receta del blog El Paraíso de los golosos.
Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Congelado: mínimo 4 horas.
Alérgenos: gluten, soja


Ingredientes

  • 3 yogures de soja naturales
  • 125 ml de bebida vegetal (yo usé de soja)
  • 200 g de crema de galletas Lotus (la mía era crunchy)

Preparación


1.- Mezclamos todos los ingredientes con la batidora hasta que se integren bien.

2.- Pasamos la mezcla a un molde o tupper que podamos meter en el congelador. Tapamos con film transparente y metemos al congelador.

3.- Para que no se formen cristales de hielo y quede un helado más cremoso, durante las 2 primeras horas tenemos que sacar el helado del congelador y batir un poco la mezcla cada 30 minutos. Dejamos un mínimo de 4 horas.

4.- Para servir, sacar 10 minutos antes del congelador.


Consejos: 

  • yo usé yogures de soja naturales sin edulcorar. A lo mejor os resulta el sabor un poco fuerte, si es así, usar yogures edulcorados o añadir algún endulzante a la mezcla.
  • podéis usar el tipo de bebida vegetal que queráis.
  • la crema Lotus tiene 2 versiones: la suave y la crunchy. Usad la que queráis.
  • esta crema, por lo menos la original, es vegana.
  • si tenéis heladera, pues mucho más fácil. Verter la mezcla y seguir las instrucciones de la máquina.


Aprovechad a refrescaros como podáis estos días, sobre todo con helados y polos caseros. Aquí en el blog tenéis varias ideas, buscadlas en el índice y...¡a refrescarse!

Muás
Iratxe

martes, 25 de junio de 2019

Polos de mango, coco y arándanos



Estamos ya de lleno en verano y toca buscar formas de refrescarse e hidratarse. Hoy os traigo una idea perfecta para conseguirlo, además, de una forma saludable: polos de mango, coco y arándanos. Es una receta vegana, sin gluten y sin azúcar.


Aquí el verano ha llegado un poco así a lo loco. El último día de primavera y el primero del verano tuvimos sólo 18ºC, lluvia y un cielo más propio de noviembre; pero, de repente, llegó el apocalipsis. Para los que sois del sur será "calorcillo", pero para los del norte pasar de 30ºC es ya muerte y destrucción. Así que imaginaros lo que es tener varios días por encima de esa temperatura y encima llegar a 38ºC.

A mí me gusta el verano, el sol y el calor. Pero el calor entendido a mi manera, es decir, 30ºC como mucho!! Por eso, en vista de las previsiones, he decidido llenar mi congelador de helado y polos. Eso sí, caseros todos.


Como aún me quedaban algunos arándanos de la receta anterior (estas barritas de anacardos y arándanos) y tenía un mango olvidado en la nevera (no tengo perdón), decidí aprovecharlos. La opción era o hacer un batido (o smoothie para la gente guay) o helados. Me decanté por la segunda opción porque me iba a servir para más de un día.

Para darle un poco más de cremosidad y ese toque tropical junto con el mango, le añadí leche de coco. Aunque podéis prescindir de ella o usar cualquier bebida vegetal, para aligerar un poco las calorías.


Y como ya estoy prácticamente de vacaciones o, para ser más exactos, en el paro hasta octubre, pues me he venido arriba y he grabado un vídeo. Os dejo aquí el enlace, pero ya sabéis que lo podéis encontrar en mi canal de YouTube. Aprovechad y seguidme por ahí también! Total son vídeos de unos 3 minutos en los que ni se me ve, ni hablo...vamos, un chollo!



POLOS DE MANGO, COCO Y ARÁNDANOS


Dificultad: muy fáciles.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Congelado: mínimo 3 horas.
Alérgenos: -----

Ingredientes

  • 1 mango maduro
  • 1 lata de leche de coco
  • 100 g de arándanos

Preparación


1.- Pelamos y troceamos el mango. Lo echamos en un procesador de alimentos.

2.- Añadimos la leche de coco y casi todos los arándanos (reservamos unos pocos para luego).

3.- Batimos todo hasta lograr una mezcla sin grumos.

4.- Añadimos los arándanos que habíamos reservado y mezclamos un poco con una cuchara para que se repartan por toda la mezcla.

5.- Llenamos unos moldes para polos, dejando un como un dedo sin rellenar, ya que al congelarse aumenta de volumen la masa. 

6.- Congelamos durante al menos 3 horas.


Consejos:

  • antes de verter la mezcla en los moldes, probadla. Depende del grado de madurez de la fruta puede que os resulte un poco sosa. Si es así, echarle un poco de miel (ya no sería una receta vegana), de sirope de agave o de cualquier edulcorante.
  • si no tenéis moldes para polos, podéis usar una cubitera, o unos vasos de yogur en los que tenéis que insertar un palo y taparlos con film transparente.
  • podéis usar cualquier combinación de frutas: frambuesas, fresas, melocotones, moras,...
  • en principio no es necesario añadir ni azúcar ni edulcorante, ya que la propia fruta endulza. Si tenéis el paladar demasiado acostumbrado al dulce a lo mejor os parece que le tenéis que añadir azúcar. Mi consejo es que no lo hagáis y que vayáis acostumbrando el paladar poco a poco a menos azúcar.

Ánimo a todxs con esta primera ola de calor...¡y las que vendrán! Aunque a mí esas ya no me pillarán por aquí ;p Ya os contaré mi proyecto de este verano ^_^ Pero en fin, para que luego digan que no hay cambio climático!

Muás
Iratxe

martes, 18 de junio de 2019

Barritas de anacardos y arándanos. Receta vegana


Tenéis que probar estas barritas de anacardos y arándanos. De verdad. Tienen un sabor suave y delicado, con ese toque tan rico que dan los arándanos, y esa textura similar a la tarta de queso que le dan los anacardos. Además, es una receta vegana, sin gluten y sin azúcar.


Se supone que ahora viene el buen tiempo y el calorcito, y digo se supone porque aquí el clima está muy loco: tan pronto 2 días te achicharras, y al día siguiente hay 15ºC menos y llueve...y se queda así varios días! En fin, pero como el verano está a la vuelta de la esquina, apetece hacer recetas más fresquitas, que no necesiten horno y que tampoco tengan un proceso muy elaborado. Por eso estas barritas son perfectas; además, podéis variar el sabor para usar la fruta que encontréis de temporada o tengáis en casa.

En el blog ya he publicado un par de recetas de "tarta de queso vegana" (esta y esta, si no las habéis probado aún no sé a qué estáis esperando), y estas barritas son algo similar, ya que lleva parecidos ingredientes como base.


Podéis cortar en barritas como hice yo, pero también podéis dejarla en el molde y servir como si fuera una tarta, a modo de postre. Si cortáis en barritas, sirve como tentempié o como barritas energéticas, perfectas para después de hacer deporte.

No podéis olvidar que el ingrediente principal son frutos secos, por eso estas barritas no son para comer todos los días, y son más adecuadas o recomendadas para deportistas, o como postre algún día especial.



BARRITAS DE ANACARDOS Y ARÁNDANOS


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 30 minutos.
Reposo: al menos 3 horas.
Alérgenos: frutos secos


Ingredientes

Para la base
  • 60 g de almendras molidas
  • 80 g de dátiles remojados 10 minutos en agua caliente
  • 3 cucharadas de aceite de coco derretido
Para el relleno
  • 240 g de anacardos remojados 10 minutos en agua caliente
  • 100 g de crema de coco (la parte sólida de una lata de leche de coco) *ver "consejos"
  • 50 g de aceite de coco derretido
  • 20 g de zumo de limón
  • 50 g de xilitol (o 60 g de sirope, o de miel, o cualquier otro endulzante)
  • 150 g de arándanos

Preparación


1.- Ponemos todos los ingredientes de la base en un procesador de alimentos o en el vaso de la batidora, y trituramos hasta lograr una consistencia como de arena mojada.

2.- Forramos un molde o tupper rectangular con papel vegetal, para que sea más fácil de desmoldar. 
Vertemos ahí la mezcla de la base y presionamos para que se compacte. Reservamos en la nevera mientras preparamos el relleno.

3.- Para preparar el relleno, ponemos todos los ingredientes en un procesador de alimentos y trituramos hasta lograr una mezcla homogénea, sin tropezones. 

4.- Vertemos sobre la base y dejamos refrigerar al menos 3 horas.


Consejos:

  • para conseguir la crema de coco, lo mejor es guardar la late de leche de coco en la nevera toda la noche. Al día siguiente la sacáis con cuidado, sin mover el contenido, y al abrirla veréis que en la parte superior se ha formado una capa sólida. Esa es la crema. El agua de coco que se queda abajo la podéis aprovechar para otras preparaciones: zumos, batidos, helados, bizcochos,...
  • el xilitol es un edulcorante que se obtiene del abedul o del maíz. Tiene un bajo índice glucémico y está indicado para personas diabéticas. Si no tenéis, lo podéis sustituir por cualquier otro edulcorante, o por panela, o por azúcar. También podéis usar algún sirope o miel, aunque en este último caso ya no sería una receta vegana.
  • podéis usar frambuesas, fresas, melocotones,... O una mezcla de frutas.
  • si queréis, podéis reservar algunos arándanos y añadirlos a la mezcla justo al final, mezclando con una cuchara. Así os encontraréis arándanos enteros en las barritas.
  • si no tenéis aceite de coco, o no queréis usarlo, podéis sustituirlo por margarina.
  • en la base podéis sustituir 25 g de las almendras molidas por otros tantos de coco rallado. 
  • también podéis congelar las barritas y consumirlas a modo de postre helado.


Animaos a preparar este tipo de dulces tan fáciles y fresquitos, aprovechando las frutas que tenemos ahora. Os aseguro que os van a encantar y que tanto la textura como el sabor os van a sorprender!

Muás
Iratxe

martes, 11 de junio de 2019

Bocaditos de patata y atún. Receta de picoteo fácil



Si sois de los que no os gusta complicaros la vida en la cocina, pero os gusta disfrutar de la comida, estoy segura de que os van a encantar estos bocaditos de patata y atún: son muy fáciles y rápidos de hacer, sin lácteos y sin gluten.


El verano se acerca (aunque por aquí no lo parezca mucho, hoy hay 15ºC!!) y es época de hacer picnics y de comer fuera de casa. Nos apetecen cosas fresquitas, que se preparen rápido y que sean fáciles de comer. Por eso la receta que os traigo hoy es perfecta.

Aunque no sólo ahora en verano, para cualquier día que tengáis invitados en casa y queráis preparar unos entrantes o picoteo, esta receta os va a venir de perlas. Podéis adaptar a distintos sabores (y colores) y quedarán de lo más vistosos en la mesa.


La idea me vino al recibir la caja Degustabox de mayo, que además era precisamente de temática picnic. Entre todas las cosas ricas que han venido, había una lata de atún en aceite de Albo; y pensé que podía preparar algo rico con ella.

En un blog italiano que sigo vi una receta similar, pero en la que añadían queso ricotta. Como yo no puedo, decidí cambiar un poco la receta para que fuera sin lácteos. De ahí el resultado que os traigo hoy.


Como os digo todos los meses, si también queréis recibir la cajita Degustabox en vuestra casa, sólo tenéis que daros de alta en su página web. Al hacerlo, no os olvidéis de insertar el código LA3WN, así conseguiréis la primera caja por sólo 7,99€ en lugar de 14,99€! Merece la pena!

Para que os hagáis una idea, os cuento lo que ha venido este mes (que además a mí me ha encantado porque sólo había 2 productos con lácteos!): una botella de sangría Mar y Sol; una botella de café con leche capuccino de Puleva (tiene lácteos); pan de molde Buen Pan con quinoa de Dulcesol; palitos rústicos selección gourmet de Panadería Obando; un bote de Avena Cao; galletas TostaRica cokienss (tienen lácteos); un bote de mostaza y otro de ketchup Prima; y una lata de mejillones en escabeche y otra de atún claro en aceite de oliva de Albo.



BOCADITOS DE PATATA Y ATÚN


Dificultad: superfácil.
Tiempo de preparación: 20 minutos + el tiempo de cocción de las patatas.
Cantidad: depende del tamaño que les deis: entre 14 y 20 bolitas.
Alérgenos: pescado, huevo (ver "Consejos")


Ingredientes

  • 200 g de patatas
  • 200 g de atún claro en aceite de oliva (yo usé de Albo)
  • 2 cucharadas de mayonesa
  • sal y pimienta
  • para decorar: pimentón dulce, sésamo, croutons sabor a ajo machacados

Preparación


1.- Cocemos las patatas en agua hirviendo unos 40 minutos o hasta que estén blandas (dependerá un poco del tamaño). Las dejamos enfriar y las pasamos por un pasapurés o las aplastamos con ayuda de un tenedor hasta tener un puré.

2.- Escurrimos bien el aceite del atún (lo guardamos para aprovecharlo en otro momento) y lo desmenuzamos. 

3.- Mezclamos el puré de patatas y el atún, y añadimos la mayonesa. Salpimentamos y mezclamos bien todo, hasta lograr una masa que podamos manejar con las manos.

4.- Vamos cogiendo porciones de masa y con las manos vamos formando las bolas. 

5.- Para decorar, rebozamos las bolas unas con pimentón dulce, otras con sésamo y otras con croutons sabor a ajo machacados. Aunque las podéis rebozar con lo que queráis.


Consejos:

  • a la hora de poner la mayonesa, mejor añadir primero una cucharada y ver qué tal queda la textura. Si fuera necesario, añadir la segunda cucharada. En principio con 2 cucharadas bien, pero la textura puede variar dependiendo de cómo hayan quedado de blandas las patatas, de cuánto hayáis escurrido el atún, de si la mayonesa es casera o comercial...
  • la receta que yo vi añadía queso ricotta a la masa. Si no tenéis alergias o intolerancias con los lácteos, podéis añadir un poco de queso de untar, de ricotta, de mozarella o incluso queso rallado.
  • versión sin huevo: el huevo viene de la mayonesa, pero lo podéis evitar usando veganesa o sojanesa casera (en el blog tenéis dos versiones de alioli, con ajo, pero sólo tenéis que quitar el ajo para hacerla)
  • para decorar, podéis usar lo que queráis. Lo que he usado yo, o también: perejil, semillas de amapola, curry,... Dependiendo de lo que uséis, le daréis diferente toque de color y de sabor.
  • se puede usar atún en escabeche o al natural. 
  • conservar en la nevera. Aunque mejor hacerlas para consumir el mismo día, ya que luego se quedan un poco "feuchas". 


¡Fácil y sencillo! Una receta de lo más sencilla y colorida, además de buena. Le va a gustar a todo el mundo seguro! Y aunque esta semana no apetezcan cosas fresquitas, ya llegarán semanas más calurosas...¡¡espero!!

Muás
Iratxe