martes, 22 de septiembre de 2020

Taller "Vuelta al cole": ideas caseras para almuerzos y meriendas

 Llevo ya varios años colaborando con el centro comercial El Boulevard de Vitoria-Gasteiz haciendo talleres gastronómicos familiares. Casi todos los meses hacemos uno, pero, como con todo, esta pandemia ha hecho que tengamos que cambiar la forma de hacerlos, ya que no es posible realizarlos de forma presencial. Por eso, los últimos han sido a través de redes sociales, o bien por medio de directos o con vídeos grabados.


Y diréis, ¿por qué nos mete esta chapa ahora? Pues porque el viernes pasado fue el taller de vuelta al cole, y como fue un vídeo grabado, lo quiero compartir por aquí también. Fueron 3 recetas, 2 de las cuales son sin lácteos. La tercera sí que lleva lácteos, con lo que no va con la línea de este blog -de hecho yo no los he podido probar, se los ha zampado todos mi chico... ¡y dice que están para morirse!-.


Así que aquí tenéis el vídeo con esas 3 recetas, son sólo 20 minutillos ;)




Muás

Iratxe

lunes, 14 de septiembre de 2020

Jarabe de bayas de saúco


Antes de que desaparezcan las bayas de saúco -este año va todo bastante adelantado!-, os dejo esta receta de jarabe de bayas de saúco, muy fácil de hacer y con usos para postres, pero también medicinales.


Como ya os he comentado muchas veces, me gusta el tema de los remedios naturales, y me gusta aprovechar las plantas y frutos silvestres. Los tenemos ahí y tienen muchos usos y propiedades. 

Una de las plantas que más me gusta es el saúco. Tiene muchas propiedades medicinales, además se aprovechan las flores, los frutos y la corteza. Con las flores, por ejemplo, se pueden hacer jarabes y ungüentos, aunque yo las uso para hacer una bebida aromatizada (champán de saúco). Las bayas se pueden comer (siempre que estén bien maduras) y sirven para hacer mermeladas (como esta mermelada de manzana y bayas de saúco), pero también jarabe para los resfriados.


Y eso es lo que os traigo hoy, la receta para preparar un jarabe de bayas de saúco. Es rico en vitamina C, ayuda a calmar la tos y, según varios estudios, ayuda a reducir la duración de la gripe. Se pueden tomar 3 cucharaditas al día cuando estemos con gripe o catarro, o una cucharadita al día durante el otoño e invierno.

Además del uso medicinal, este jarabe os sirve para acompañar postres, ya que es dulce y tiene un sabor muy rico! Yo por ejemplo lo usé en esta tarta de queso vegana.


JARABE DE BAYAS DE SAÚCO


Ingredientes



2 tazas de bayas de saúco
4 tazas de agua
1 taza de azúcar o de miel (mejor si lo vais a usar de jarabe)
1 ramita de romero o tomillo (opcional, sobre todo si es para jarabe)

Preparación


1.- Ponemos en un cazo las bayas (solo las bayas, sin penachos) junto con el agua y el azúcar. Si vamos a usar miel, hay que añadirla al final, no ahora.

2.- Cocemos a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que se reduzca el líquido hasta más o menos la mitad.

3.- Retiramos del fuego y dejamos templar un poco. 

4.- Con un colador fino o con una gasa, colamos para separar el líquido de las bayas. Si vamos a usar miel en lugar de azúcar, añadimos la miel ahora.

5.- Envasamos en tarros de cristal previamente esterilizados. Podemos meter una ramita de romero o tomillo. 

6.- Guardar en un lugar protegido de la luz del sol.


Consejos:

  • es muy importante que las bayas estén maduras, de color oscuro casi negro. Si están verdes pueden ser tóxicas -si consumiéramos una gran cantidad-.
  • hay recetas que le añaden un poquito de vodka para ayudar a la conservación y porque también es bueno para los resfriados. Evidentemente así no sería apto para niños.
  • si lo queréis usar como jarabe, es mejor endulzarlo con miel, ya que la miel también tiene propiedades antibióticas y está recomendada para resfriados y procesos gripales.
  • si lo queréis para acompañar postres, mejor hacerlo con azúcar. 


Espero que os animéis a preparar vuestros propios jarabes y a aprovechar las plantas y frutos silvestres. Os seguro que es muy gratificante, además que el solo hecho de ir a recolectarlas ya es una actividad muy positiva.

Muás
Iratxe

martes, 8 de septiembre de 2020

New York (no)cheesecake vegana


Si sois amantes de las tartas de queso, tenéis que probar esta versión de New York cheesecake vegana, aunque no seáis ni veganos ni alérgicos a los lácteos. Estoy segura de que os va a enamorar y de que va a entrar en vuestro "top 5" de tartas.


Si me seguís por redes sociales (Facebook o Instagram), ya veríais que mi cumpleaños fue el 22 de agosto y que, otro año más, me pilló fuera de casa. Eso es lo malo -o lo bueno- de cumplir años en agosto, que casi siempre me pilla fuera de vacaciones, lo cual es un lujo. Pero siempre me quedo sin tarta de cumple, con lo que me gustan a mi las tartas!

Este año la celebración no se ha atrasado mucho, y una semana después pude tener mi tarta...y la volví a repetir a la siguiente semana! Desde luego que esta tarta la pienso repetir muchas veces, porque ha sido un éxito total entre todo el mundo que la ha probado,


Como ya he contado más veces, las tartas de queso siempre han sido mis favoritas, pero después de que me detectaran la alergia a los lácteos, las tuve que dejar :( Por suerte, hace un tiempo empecé a probar las versiones veganas, esas que usan anacardos. Y la verdad es que están buenísimas!

Pero hace un tiempo encontré en el super queso de untar vegano y lo compré para probarlo. Cómo no, tenía que estrenarlo con una tarta de queso.


Aunque era tan fan de las tartas de queso...¡nunca había probado la New York cheesecake! Imperdonable, lo sé. Se me ocurrió hacerla usando el queso de untar vegano que compré. Empecé a buscar recetas de New York cheesecake vegana, y todas usaban tofu sedoso o yogur (que entonces habría que llamarla tarta de yogur, como esta). Las versiones originales, no veganas, usan huevos; que yo no soy vegana y podía haberla hecho así, pero ya que usaba queso vegano, pues ya toda vegana.

Así que al final me inventé la receta sobre la marche, rezando para que saliera bien, porque no tenía un plan B!! Y vaya si salió bien! Qué maravilla! Con una textura suave y un sabor delicado. La tarta de la foto voló entre 3 personas después de una barbacoa! Y una semana después...¡repetí! Creo que no puedo añadir nada más para convenceros :)


NEW YORK (no)CHEESECAKE VEGANA


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 30 minutos.
Cocción: 50-60 minutos.
Alérgenos: gluten, soja


Ingredientes


Para la base
  • 200 g de galletas tipo Digestive (las hay veganas y sin lácteos)
  • 100 g de margarina vegana
Para el relleno
  • 340 g de queso de untar vegano (2 paquetes)
  • 250 ml de nata de soja
  • 3 cucharadas de maicena
  • 6 cucharadas de xilitol (o azúcar normal)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
Para decorar
  • jarabe de saúco (o cualquier mermelada)

Preparación


1.- Para preparar la base, trituramos las galletas hasta hacerlas miguitas. Derretimos la margarina vegana en el microondas durante 20 segundos, movemos para que se derrita del todo y mezclamos con las galletas.

2.- Engrasamos el fondo de un molde desmontable y echamos la mezcla de galletas. Con ayuda de una cuchara, cubrimos el fondo del molde y aplastamos bien para que quede compacto.

3.- Reservamos en la nevera mientras preparamos el relleno.

4.- Ponemos todos los ingredientes del relleno en un bol y batimos, con un tenedor, con varillas o con la batidora. Hay que conseguir una mezcla homogénea y sin grumos.

5.- Vertemos el relleno sobre la base de galleta.

6.- Horneamos a 180ºC durante 50-60 minutos. Al pinchar en el centro con un palillo, tiene que salir limpio.

7.- Dejamos enfriar (queda mejor de un día para otro).

8.- Desmoldamos y echamos jarabe de saúco (o mermelada) por la superficie antes de servir.


Consejos:

  • Aunque dejéis la tarta 50 minutos y el palillo no salga limpio del todo, no hay problema. Al no llevar huevos, no pasa nada porque no haya cuajado del todo, quedará más cremosa.
  • Para la base podéis usar el tipo de galleta que queráis, teniendo en cuenta que sean veganas si vais a preparar la tarta para veganos, o que no lleven lácteos si la hacéis para alérgicos.
  • También podéis preparar esta tarta para no veganos ni alérgicos a los lácteos, simplemente usando queso de untar tipo Philadelphia y nata para cocinar.
  • Si no encontráis queso de untar vegano, es muy fácil prepararlo en casa. Sólo tenéis que coger yogur vegetal (de soja, de almendra), añadirle 2 g de sal y dejarlo escurrir con una gasa o un paño. Lo dejáis toda la noche para que suelte el suero, y en el paño se os quedará una especie de queso de untar.
  • Como os digo muchas veces, no todas las margarinas sirven, hay muchas que llevan lácteos.
  • Por encima podéis ponerle cualquier mermelada, jarabe, fruta fresca... Yo la segunda vez que la hice le puse coulis de moras con moras que recogí en el campo.


Poco más os puedo contar sobre esta tarta, solo deciros que la probéis, porque estoy segura de que os va a encantar! Yo ya la he hecho dos veces, y todo el mundo me ha preguntado la receta! Es perfecta para coger fuerzas en esta vuelta al cole y a la normalidad tan poco normal.

Muás
Iratxe

martes, 1 de septiembre de 2020

Granizado de sandía para un aperitivo veraniego con Eagle


Si os apetece una idea para terminar de exprimir lo poquito que nos queda de verano, seguro que os gusta este aperitivo que os propongo hoy: un granizado de sandía súper refrescante, hidratante y saludable acompañado de unos pistachos y cacahuetes a la miel (estos son para compensar lo sano del granizado ;p)


Vuelvo a la carga después de estar un mes de pingo, pero vuelvo con una receta sencillita, que esto de la vuelta al blog es como la vuelta al cole de los niños: con un periodo de adaptación para empezar poco a poco. Hay que ver lo que se llega a desconectar de la cocina, del ordenador y de todo!

Esta receta es tan sencilla y rápida, que casi da hasta palo llamarla "receta". Simplemente os dejo una idea para tomar un aperitivo fresquito antes de que se nos acabe el verano. Verano al que por cierto le queda sólo 3 semanas :( Ayyyyyy, qué pena me da! Cada año se me pasa más rápido el verano y más despacio el invierno. ¿Será la edad?


Os preguntaréis por qué me ha dado por acompañar este granizado con cacahuetes con miel. Pues bien, tiene su historia! En vacaciones hemos estado mi chico y yo haciendo el GR11 con la mochila, un recorrido que cruza los Pirineos de mar a mar. A media mañana solíamos hacer un pequeño descanso para picar unas frutos secos. Cada vez que íbamos a un supermercado a comprar, mi chico me proponía comprar cacahuetes con miel, pero yo le decía que no. Ya se pensaba que era porque no me gustaban, pero yo le decía que no era ese el problema, que sí que me gustan, pero no para picar en el monte, que estos cacahuetes son para disfrutarlos tranquilamente con un pisolabis.

Pues bien, cuando volvimos a casa, tenía esperando la caja Degustabox de agosto, y ¿qué había dentro? ¡¡Un paquete de cacahuetes con miel!! Y oye, tenía que prepararme un piscolabis para comerlos a gusto.


Como os digo todos los meses, si queréis recibir la caja Degustabox todos los meses en casa, solo tenéis que registraros en su página web. Al hacerlo, no  os olvidéis de incluir el código LA3WN, así conseguiréis la primera caja por solo 8,99€! 

En mis RRSS podéis ver el contenido íntegro de la misma, pero os dejo aquí el listado, para que os animéis: briocho con pepitas de chocolate de Dulcesol (tiene lácteos); caldo natural para fideuá Aneto; cintas y rellenitos de Damel;  agua con gas aromatizada de San Pellegrino, una de limón y otra de mandarina; una bolsa de patatas light salted y otra de vegetable chips de Tyrrell's; paté de pollo junior de Argeta (tiene lácteos); pack de 6 cereales mix de Nestlé (tienen lácteos); dos pouches de fruta de BePlus; un paquetito de purefresh freshmint de Mentos; una bolsa de pistachos y otra de cacahuetes dorados a la miel y sal de Eagle


GRANIZADO DE SANDÍA


Dificultad: muy fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Cantidad: 1 litro,
Alérgenos: ---------


Ingredientes


  • 1/2 sandía congelada
  • 1 botella de agua con gas y limón San Pellegrino (o 100 ml de zumo de limón + 500 ml de agua + 2 cucharadas de azúcar)
  • unas hojas de menta o de salvia
Para acompañar
  • cacahuetes dorados a la miel y sal y pistachos de Eagle

Preparación


1.- Ponemos en el vaso de la batidora la sandía congelada. Comenzamos a triturar a máxima potencia.

2.- Empezamos a añadir poco a poco el agua con gas y limón, y seguimos triturando hasta lograr una textura de granizado.

3.- Servimos inmediatamente con unas hojas de menta o de salvia. 


Consejos:

  • hay que hacerlo justo para consumir, no lo podemos guardar, porque entonces perdería la textura de granizado. Si lo congelamos, se hará hielo; si lo guardamos a la nevera, se deshará el hielo y quedará más aguachirri.
  • en lugar de usar agua con gas con limón, podéis usar refresco de limón. Otra opción más natural es usar zumo de limón y rebajarlo con agua.
  • para congelar la sandía, la troceamos y metemos en una bolsa de congelar. La tenemos que usar recién sacada del congelador, sin descongelar.


Después de unos días de otoño, parece que otra vez vuelve el verano, para que no lo empecemos a echar de menos tan pronto. Así que aprovechar a tomar helados, granizados, sopas frías y café con hielo, que, por lo menos aquí, nos quedan dos telediarios de calor!

Muás
Iratxe

martes, 28 de julio de 2020

Helado de melón y plátano


Hoy vengo con otra receta de esas fáciles y rápidas, de esas que nos apetece hacer ahora, sin complicaciones. Por eso estoy segura de que este helado de melón y plátano os va a gustar, porque sólo lleva 2 ingredientes...¡y ya sabéis cuáles! Así que, además de sin lácteos, es vegano, sin gluten, y sin azúcar.


Hace ya tiempo que os enseñé a preparar helado con plátano congelado. Para mí fue todo un descubrimiento y lo hago todos los veranos. Es súper fácil y viene genial para aprovechar los plátanos que se nos están poniendo pochos.

Lo bueno del helado de plátano es que sirve como base para preparar otros helados de distintos sabores, combinando frutas o lo que queramos. Además son helados saludables, sin lácteos ni azúcar. ¡Perfectos para todos! Y perfectos también para que los peques tomen fruta ;)

lunes, 20 de julio de 2020

Rocas de chocolate con 3 ingredientes



Estas rocas de chocolate son un bocado delicioso y muy fácil de preparar. Sólo necesitáis 3 ingredientes y 10 minutos. Además son sin lácteos, veganas y sin azúcar (depende del chocolate). ¡Ah! Y no necesitáis horno, cosa que se agradece mucho en estas fechas...


Ahora en verano no nos apetece liarnos mucho en la cocina: estamos de vacaciones, hace calor, los días son largos y soleados -bueno, lo segundo aquí no siempre es así- y nos apetece disfrutar en la calle...¡mientras podamos! Después de estar 2 meses encerrados en casa -y espera que no nos vuelvan a encerrar- no queremos complicarnos la vida. Pero sí que nos sigue apeteciendo darnos algún caprichito dulce.

Por eso os va a gustar la receta que os comparto hoy, ya que os va a quitar muy poco tiempo y no tiene ninguna complicación.


miércoles, 8 de julio de 2020

Helado de chocolate a la taza | Receta vegana


¿Os gusta el chocolate a la taza? ¿Sólo lo tomáis cuando hace fresquito y en verano ya no? Si la respuesta a esas dos preguntas es sí, ¡tenéis que probar este helado! (y si es no, ¡también!) Es la versión helada del auténtico chocolate a la taza, y además es vegano. En cuanto lo probéis os vas a enamorar, ¡seguro!