lunes, 16 de octubre de 2017

Tortas de patata rellenas de champiñones

Una receta perfecta como picoteo o para solucionarnos una cena. Además es apta para todo el mundo, pues es sin lácteos, sin huevo, vegana y se puede hacer sin gluten simplemente sustituyendo el pan rallado.


Hace mucho tiempo ya que le eché el ojo a esta receta en Pinterest, hará más de un año. Pero oye, que nunca terminaba de encontrar el momento para hacerla y que además tuviera tiempo para hacerle unas fotos. O sin más, me olvidaba de ella y luego de repente me volvía a acordar. Hasta que la semana pasada ya por fin me dije que de ahí no pasaba. Este año no trabajo, "sólo" estudio, así que se supone que voy a tener tiempo para cocinar y sacar fotos y demás.

Se supone.

Se supone, porque soy de esas personas que no sabe estar sin hacer nada y no hago más que apuntarme a cursos y a aprender cosas nuevas y ya empiezo a tener la agenda casi tan saturada o más que cuando trabajaba!! Pero bueno, poco a poco voy organizando mis horarios.


A lo que iba, que yo he venido aquí a hablar de mis tortas de patata rellenas de champiñones y no de mis problemas para organizarme ;)

Son muy fáciles de hacer y además podéis cambiar el relleno, aprovechando restos de otros platos que hayáis preparado. También os sirve para dar salida a esas patatas cocidas de más o a ese puré que os ha sobrado. Y en un pis-pás tenéis una cena lista. La versión que os enseño yo es vegana, pero se pueden rellenar de carne picada, por ejemplo.



TORTAS DE PATATA RELLENAS DE CHAMPIÑONES


Dificultad: requiere un poquito de maña darles forma, pero nada imposible.
Tiempo de preparación: 40 minutos.
Cocción: 20 minutos (las patatas) + 10 minutos (las tortitas).
Cantidad: 6 tortitas.
Alérgenos: gluten


Ingredientes

  • 900 g de patatas
  • 200 g de champiñones
  • 1/2 cebolla
  • 100 g de pan rallado (el mío con ajo y perejil)
  • aceite de oliva para freír 
  • sal y pimienta

Preparación


1.- Cocemos las patatas en agua hirviendo, unos 20 minutos (dependiendo del tamaño). Al pincharlas con una aguja o un cuchillo hay que poder atravesarlas sin problemas.

2.- Las escurrimos y, estando aún templadas, las pelamos. 

3.- Cortamos las patatas en trozos y con ayuda de un tenedor las aplastamos hasta convertirlas en puré. Reservamos.

4.- Picamos la cebolla. Lavamos los champiñones y los troceamos.

5.- Ponemos en una sartén un chorrito de aceite de oliva a calentar a fuego medio.

6.- Pochamos la cebolla y cuando empiece a estar transparente añadimos los champiñones. Cocinamos a fuego medio-bajo hasta que se evapore todo el posible agua que suelten los champiñones y todo adquiera un tono oscuro.

7.- Mezclamos el puré de patata con el pan rallado y salpimentamos al gusto. Tenemos que lograr una mezcla homogénea y que podamos manejar.

8.- Cogemos una bola de puré y la aplastamos con las manos para formar un disco. Ponemos una cucharada de la mezcla de cebolla y champiñones y tapamos con otro disco de puré. Cerramos bien los bordes para sellar.

9.- Repetimos la operación hasta acabar con toda la masa de puré.

10.- Ponemos a calentar en una sartén una cucharada de aceite de oliva y freímos las tortas de patata 5 minutos por cada lado, hasta que se doren.



Consejos:

  • la mezcla del relleno la podemos preparar mientras se cuecen las patatas, para ahorrar tiempo.
  • podéis usar puré de patatas que os haya sobrado de otro día.
  • el relleno admite un montón de variantes y opciones: verduras, otro tipo de setas, gulas, carne picada con tomate, atún,...
  • el pan rallado que utilizo yo lleva ajo y perejil incorporados y le da un saborcito muy rico. Si el vuestro no tiene, os recomiendo que a la mezcla, ya sea a la del puré o a la del relleno, le añadáis perejil y/o ajo.
  • versión sin gluten: para preparar esta receta sin gluten sólo hay que sustituir el pan rallado por otro que sea sin gluten. También podría usarse maizena o harina de garbanzo.

Seguro que a los peques de la casa les encanta este plato para cenar. También es una idea estupenda para una comida de picoteo o un pic-nic, aprovechando que el veroño se alarga. 

La próxima receta será dulce otra vez, qué le vamos a hacer! Además se avecina una sorpresa, así que estad atentos ;)

Muás
Iratxe

2 comentarios:

  1. Ummm me encanta la idea. Son una especie de pitas pero de patatas.. mola¡¡¡¡
    Besos grandes guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Son una opción buenísima para cenar y dan mucho juego :)
      Muás

      Eliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, me hace mucha ilusión leerlos ^_^