martes, 18 de julio de 2017

(pseudo) Queso vegano de altramuces

No tenía muy claro cómo llamar a esta "preparación", pero digamos que es una aproximación vegana al queso que sirve para quitarse el mono ;)


Hace ya dos años que me dijeron que me tenía que olvidar también de los lácteos además de la carne. Fue entonces cuando decidí abrir el blog y mostrar que es posible vivir sin lácteos y no morir en el intento. Más aún en mi caso, que era una consumidora brutal. 

Lo que peor he llevado, o llevo, es no poder comer queso. Para la leche y los yogures hay alternativas que están buenas y cada vez sacan más variedad. Incluso he descubierto unos helados veganos que están de quitar el sentido y no se nota nada que no lleven lácteos. 


Pero el queso...ayyyyyy, el queso!! Para eso no hay sustituto. Yo comía queso todos los días, en alguna de sus versiones. Me gustaban todos los tipos, desde el queso fresco hasta el más fuerte y curado de todos.  

He probado el "quefu", que se supone que es como una especie de queso hecho con tofu. Qué asco madre del amor hermoso!! Os aseguro que es de lo peor que he probado en mi vida. También he probado "queso" vegano en lonchas y bueeeeeno... la textura se asemeja a la de los tranchetes, pero no sabe a nada. Y creo que en esta materia tengo autoridad suficiente para opinar, debido a mi dilatada carrera y experiencia como comedora de queso.


Por eso quiero ir probando diferentes versiones veganas caseras hasta dar con alguna que, por lo menos, se asemeje lo suficiente para estar presente en mi dieta de forma más o menos regular. Hace un tiempo publiqué este queso de untar vegano y os aseguro que nada tiene que envidiar al philadelphia. ¡De muerte! Y la tarta de queso vegana usando anacardos que hice el año pasado...¡¡¡mejor que las de queso de toda la vida!!! Palabrita. (Recordad que os lo dice una experta en la materia quesil).

Ahora voy a empezar a probar con quesos más consistentes, a ver qué tal. Por la red se ven un montón de recetas de sucedáneos veganos del queso para untar, para fundir, para pasta, para pizza,... Y uno de los ingredientes que más veo que se repiten son los altramuces, así que me decidí a probar a hacer por fin.


No os voy a engañar: está a años luz de parecerse al queso de verdad. Pero sí que es cierto que deja un regustillo similar al de algunos quesos y que la textura también puede servirnos para engañar un poco al cerebro. Además está bueno de sabor, así que le doy un aprobado ;)

Es muy sencillo de preparar, lo más complicado o tedioso es pelar los altramuces. Yo no lo hice....ejem....y eso se nota luego en la textura, que te aparecen trocitos de piel. No pasa nada, pero si los peláis queda mucho más fino. Lo bueno es que podéis añadirle diferentes especias o hierbas aromáticas para darle un toque distinto.


QUESO VEGANO DE ALTRAMUCES


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Reposo: mínimo 2 horas.
Alérgenos: altramuces 


Ingredientes

  • 300 g de altramuces en conserva
  • 2 cucharadas de levadura de cerveza
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 sobre de agar-agar
  • 200 ml de agua


Preparación


1.- Enjuagamos los altramuces con agua para que pierdan el agua de la conserva. Escurrimos bien y los pelamos.

2.- Ponemos los altramuces en el vaso de la batidora junto con la levadura de cerveza, el ajo en polvo y la cúrcuma. Trituramos muy bien hasta que no queden grumos.

3.- Diluimos el agar-agar en el agua. Calentamos en un cazo hasta que rompa a hervir,sin dejar de remover. 

4.- Vertemos el agua en el vaso de la batidora y batimos bien hasta que se integre todo.

5.- Pasamos la mezcla a un molde o tupper y dejamos que se enfríe. Terminamos de enfriarlo en la nevera, por lo menos 2 horas para que coja bien la textura.



Consejos:

  • en lugar de agar-agar podéis usar 1 cucharadita de carragenato. La forma de prepararlo es igual.
  • podéis usar otras especias como por ejemplo comino, pimienta, añadir hierbas provenzales, perejil,... Así cambiaréis el sabor del "queso".
  • no es indispensable pelar los altramuces, de hecho yo no lo hice, pero queda con una textura más fina.
  • aguanta perfectamente varios días en un recipiente hermético en la nevera.
  • en principio la levadura de cerveza no tiene gluten, pero si sois celiacos mirad bien la etiqueta, porque las hay que sí que tienen.

Pues con esta receta me tomo unas vacaciones, ya que este jueves me marcho 2 meses al sudeste asiático con la bici ^_^ Pero aunque yo no vuelva hasta mediados de septiembre, el blog retomará su actividad a primeros, junto con la vuelta al cole. He dejado ya programadas dos recetas, una dulce y una salada, que os van a encantar!

Disfrutad del verano y las vacaciones!!! Muás
Iratxe 

martes, 11 de julio de 2017

Brochetas de fruta a la plancha

Una manera resultona de presentar la fruta, además de ser un postre ligero y súper original.

miércoles, 5 de julio de 2017

Batido verde con avena soluble. Receta rica en hierro y vitaminas

Hoy os traigo una receta refrescante, ligera y a la vez nutritiva. Además es un batido ideal para combatir o prevenir la anemia, ya que es rico en hierro.


El hierro es un mineral muy importante en nuestro cuerpo y nuestra dieta. Es el encargado de formar la hemoglobina y de transportar el oxígeno por la sangre. La falta de hierro se conoce como anemia y es, curiosamente, la carencia nutricional más extendida en todo el mundo. La anemia provoca cansancio, dolor de cabeza, apatía y puede llegar a ser peligrosa sobre todo el deportistas si se van a realizar grandes esfuerzos, ya que no se oxigena suficiente el cuerpo y el corazón tiene que trabajar de más.
A través de los alimentos el organismo absorbe dos tipos de hierro: el de origen vegetal y el de origen animal. Este último el cuerpo lo absorbe mucho mejor, ya que se encuentra presente en la misma forma que en nuestro cuerpo. En cambio, el vegetal es más difícil de absorber.