jueves, 1 de junio de 2017

Pan de cerveza, espelta y sésamo. Receta en panificadora

Un pan diferente y buenísimo para sacarle partido a la panificadora, aunque también lo podéis hacer a mano si sois unos panarras de esos de pro, de los auténticos ;)


En casa le sacamos chispas a la panificadora, no hay semana que no hagamos pan. Aunque lo cierto es que hacemos trampita y solemos usar de estos preparados panificables que venden en el super (los de Lidl o Mercadona están muy buenos y además están muy bien de precio).

De hecho, cuando me fui a vivir con mi novio me dijo que él hacía tiempo que tenía en mente comprarse una, porque come mucho pan. A veces le digo que sólo me quiere por la panificadora, que el día que se estropee a mi me pueden dar por saco, jajajaja.




Si tenéis uno de estos trastos  es lo más fácil del mundo. Y os aseguro que engancha. Además las hay muy bien de precio, pero si la vais a comprar que sea porque de verdad la vais a usar, porque abultan un montón!! Pero no sólo sirven para hacer pan, que también podéis hacer bizcochos, amasar y hacer el primer levado de las masas, hacer mermeladas, arroz con leche,... Que conste que no me patrocina ninguna marca de panificadoras para escribir este post!

Y si no tenéis, pues probablemente sea mucho más gratificante hacer pan, aunque laborioso. También podéis usar esta receta para hacerlo a mano.


Pero aunque usemos de esos preparados que os he dicho, de vez en cuando está bien probar algún pan diferente, mezclando y probando distintos tipos de harinas y otros ingredientes. En este caso es un popurrí de varias recetas que fui viendo por internet y el resultado está buenísimo!!

En cuanto a la cerveza, si no os gusta no os preocupéis, porque no se nota el sabor. Además durante el horneado el alcohol se evapora, así que es apto para todos los públicos.


El resultado es un pan bastante consistente pero muy rico. Es ideal para hacer rebanadas y tostarlo. Os sirve para preparar unas tostas para picar o para cenar, pero también sirve para desayunar con un chorrito de aceite.

¡Vamos a ello!


PAN DE CERVEZA, ESPELTA Y SÉSAMO


Dificultad: ultra fácil (en panificadora, claro).
Tiempo de preparación: dependerá de la máquina, en la mía (es de Moulinex) 3 horas y 20 minutos.
Cantidad: 1000 g.
Alérgenos: gluten, sésamo



Ingredientes


  • 330 ml de cerveza (una lata)
  • 10 ml. de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 300 g. de harina de fuerza
  • 200 g. de harina de espelta integral
  • 1 sobre de levadura de panadería
  • un puñado de semillas de sésamo (opcional)

Preparación


1.-  Ponemos los ingredientes (menos las semillas de sésamo) en la cubeta de la panificadora en el orden mencionado. Esto es importante!!

2.- Programamos la máquina para un pan de 1000 g., elegimos el nivel de tostado y un programa para pan básico. Esto dependerá de vuestro modelo de panificadora, pero el programa que se use para hacer los panes básicos o normales.

3.- Cuando la máquina pite (al de unos 17-20 minutos) añadimos las semillas de sésamo. Si la vuestra no pita para que le agreguéis ingredientes adicionales, hay que añadirlos cuando esté casi al final del tiempo de amasado, antes de que empiece la fermentación.

4.- Cuando acabe, sacamos la cubeta de la máquina y desmoldamos el pan con cuidado.


Consejos:


  • las semillas de sésamo son opcionales. Podéis obviarlas o utilizar cualquier otro tipo de semilla que os guste: amapola, pipas, avena, lino, ...
  • la harina de espelta la podéis sustituir por harina integral de trigo, o de centeno. O si no queréis un pan integral o tan denso, podéis usar directamente 500 g. de harina de fuerza.
  • también podéis variar el tipo de cerveza a utilzar: tostada, negra, más o menos fuerte.... No afectará al pan en sí, sino más bien a la coloración de la miga y al punto de acidez.
  • para elaborar este pan de forma tradicional, sería con los mismos ingredientes peros siguiendo las explicaciones que tenéis aquí
  • compraos de una vez una panificadora!! Es un trasto, sí, pero es que le vais a sacar partido y ya veréis cómo volvéis a disfrutar del pan. Y sirve para más cosas también! En el Lidl suelen sacar una en oferta de vez en cuando por 50€ (creo), así que por dinero no va a ser!



Perfecto para disfrutar de pan casero y ahorrarnos todos los tiempos de levado y, sobre todo, ¡¡de encender el horno!! Por eso, ahora que ya entramos en junio, mes en el que oficialmente empieza el verano (aunque aquí todo es muy relativo y tal), la próxima receta va a ser fresquita y os aseguro que os encantará!! ^_^

Muás
Iratxe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son bienvenidos, me hace mucha ilusión leerlos ^_^