lunes, 15 de mayo de 2017

Paté de setas shiitake y cebolla negra. Receta vegana

No me digáis que con ese nombre no suena exótico ni nada este paté. Lo bueno es que es sencillísimo de hacer y podéis usar cualquier tipo de seta y de cebolla. Eso sí, entonces ya no tendrá un nombre tan de puturrú ;)


Mira que he hecho bastantes tipos de patés hasta ahora (como este o este), pero puedo asegurar que este es el mejor con diferencia. Y dudo que vuelva a hacer uno tan absolutamente delicioso como este. Tiene un sabor intenso que es totalmente adictivo y la textura es maravillosa. A simple vista, podría parecer perfectamente un paté de carne o incluso un foie.

Otros patés vegetales está buenos, muy buenos, pero la textura es un poco más blandita. Este parece de verdad que esté hecho con carne y no sólo por la textura, es que el sabor es tan intenso que resulta difícil creer que sea vegano.




Eso es gracias a las setas shiitake, que tienen una textura que a mí me encanta, blandas pero carnosas. Además tienen un sabor parecido al de algunos hongos, con lo cual son un manjar. Pero además este paté tiene un ingrediente especial que le termina de dar ese puntito que te hace llegar al cielo: la cebolla negra.

Había oído hablar del ajo negro (aunque aún no lo he probado), pero no conocía la existencia de la cebolla negra y la verdad es que me ha maravillado. Podéis ver lo que son aquí. Tiene un sabor muy especial, como a cebolla caramelizada, pero más fuerte y no tan dulce. La verdad es que no sabría cómo describirlo, pero es buenísimo.


¿Y de dónde me he sacado lo de la cebolla negra? Pues de la Degustabox de abril, que traía un botecito con 3 de estas maravillas. Y claro, tenía que probarla de alguna manera. Venía un ejemplo de cómo utilizarla (en la página de la marca vienen ejemplos) que era un paté de setas con aloe vera y demasiado elaborada y de puturrú para mí. Pero eso me hizo que me entraran muchas ganas de probar un paté de setas.

Si queréis recibir la Degustabox en vuestra casa todos los meses sólo tenéis que daros de alta en su página web. Si al hacerlo introducís el código SUQS4 conseguiréis la primera caja por sólo 9,99€ dn lugar de 14,99€ que cuesta normalmente. Os animo a que os paséis por su Facebook y su Instagram para ver qué tipo de productos suelen venir. Hay mucha y muy rica variedad!! Zumos de Trina, cereales Fitness, caballa de Isabel, café soluble de Nescafé,...



PATÉ DE SHIITAKE Y CEBOLLA NEGRA


Dificultad: fácil (lo difícil puede ser encontrar la cebolla negra).
Tiempo de preparación: 20 minutos.
Cantidad: un bote como el de las fotos, unos 300 g.
Alérgenos: soja, sulfitos, (cuidado que la salsa de soja no lleve gluten)


Ingredientes

  • 200 g de setas shiitake
  • 1/2 cebolla grande blanca (o 2 chalotas)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla negra (son de La abuela Carmen)
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • aceite (unas 3 cucharadas)

Preparación


1.- Ponemos a calentar un chorrito de aceite en una sartén, a fuego medio.

2.- Picamos los ajos y la cebolla blanca y los salteamos en la sartén. 

3.- Cuando empiecen a dorarse, troceamos las setas shiitake y las añadimos a la sartén. Salteamos unos minutos y añadimos la cebolla negra troceada.

4.- Por último, añadimos la salsa de soja y el vinagre balsámico, mezclamos bien y salteamos un minuto más.

5.- Pasamos todo al vaso de la batidora y batimos un par de minutos, hasta que no queden grumos y sea una pasta homogénea. 

6.- Si no se va a consumir en el momento, conservar en la nevera en un recipiente hermético.


Consejos:

  • si veis que ha quedado demasiado espeso, podéis añadirle un chorrito de leche vegetal o de agua y batir un poco más. Pero aunque os parezca que está demasiado espero, probarlo antes de añadirle nada. A mí al principio me pareció demasiado espero y a punto estuve de añadirle leche de soja, pero cogí un poquito de paté para probarlo y vi que la textura era estupenda.
  • si no tenéis cebolla negra, no pasa nada, añadid un poco más de cebolla y en lugar de sofreírla sin más, caramelizarla para que le dé más sabor. 
  • otra opción si no tenéis cebolla negra es sustituir los 2 dientes de ajo por ajo negro, que también le va a dar ese punto caramelizado y balsámico tan rico.
  • os diría que podéis probar a añadirle unas nueces al paté, pero es que está tan bueno así solo que para qué! Jajajaja
  • podéis utilizar otro tipo de setas si no encontráis shiitake: champiñones, portobello, setas de cardo, boletus,... O podéis mezclar varios tipos. Eso sí, el sabor cambiará mucho y la textura será también un poquito más fina.
  • se conserva perfectamente unos 6 días.

De verdad que espero que os animéis a probar este paté, porque os va sorprender muchísimo. Lo podéis servir acompañado de panecillos, de verduras crudas, con palitos de pan,... ¡o incluso untado en crepes! Da igual cómo, porque va a volar seguro!! 

Muás
Iratxe

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son bienvenidos, me hace mucha ilusión leerlos ^_^