lunes, 22 de mayo de 2017

Magdalenas de kiwi

Una manera diferente de disfrutar de las propiedades de esta fruta tan buena, al tiempo que nos damos una capricho dulce. Siempre se ha dicho que es bueno empezar el día comiendo fruta, ¿no? ;)


Los kiwis son una fruta con muchas propiedades beneficiosas y se recomiendan en dietas de adelgazamiento por su alto contenido en agua y fibra y sus pocas calorías. Además contiene vitamina C potasio, magnesio y antioxidantes. 

Y oye, ¿por qué no utilizarlos para desayunar a lo gocho pero con la conciencia un poco tranquila porque estamos metiéndonos también muchos nutrientes? Sí, vale, y calorías también. Vale, sí, y sólo he usado 3 kiwis. Pero eso mejor que nada, ¿no? (El que no se consuela es porque no quiere...jajaja).


Lo de usar los kiwis para estas magdalenas se me ocurrió porque tenía unos en casa que se estaban empezando a poner pochos. Hacía mucho que no compraba kiwis y la semana pasada al hacer la compra los vi y se me antojaron. Pero en esa misma compra, mi chico se fijó que había nísperos y me propuso comprar. ¿Os podéis creer que no había probado nunca los nísperos? ¡¡¡¡¡Y me encantaron!!!!! ¿Cómo he podido estar tanto tiempo sin probarlos?

Total, que tuve que ir al super a hacer un recado y vi que había nísperos en oferta. ¡¡¡Moooooola!!! Y claro, me vine arriba y compré nísperos por encima de mis posibilidades. O bueno, por encima de las posibilidades de aguantar sin ponerse pochos de los kiwis. 


Y oye, que acabaron convirtiéndose en estas magdalenas tan buenísimas y sanísimas (más o menos) que os traigo hoy. Que con esa rodajita de kiwi encima quedan de lo más vistosas. Además, el kiwi les aporta jugosidad y también un toque crujiente (o "crunchy", como dirían los modernos) que es un puntazo.

¿Os animáis? Son muy fáciles de hacer y no necesitáis utensilios ni nada raro. Yo las hice con las varillas de mano y sin problemas.



MAGDALENAS DE KIWI


Tiempo de preparación: 15 minutos.
Cocción: 25-30 minutos.
Cantidad: 15 magdalenas grandes (rellené la cápsula más de la cuenta), o 17-18 "normales".
Alérgernos: gluten, huevo (hay gente alérgica al kiwi)

Ingredientes


  • 5 huevos
  • 150 g. de panela (o azúcar)
  • 95 g. de aceite de girasol
  • 450 g. de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 3 kiwis maduros
  • ralladura de piel de limón o de naranja

Preparación


1.- Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos una bandeja para magdalenas con cápsulas de papel.

2.- Batimos los huevos junto con la panela hasta que estén esponjosos. Añadimos el aceite.

3.- Tamizamos la harina junto con la levadura y echamos la mitad a la mezcla, batiendo justo hasta integrar.

4.- Pelamos dos de los kiwis y los hacemos puré (con la batidora o aplastándolos con un tenedor). Añadimos este puré a la masa junto con la ralladura de limón o de naranja, mezclando bien.

5.- Incorporamos el resto de la harina, batiendo hasta lograr una masa homogénea.

6.- Vertemos la masa en las cápsulas de magdalenas, llenando sólo hasta 2/3 de su capacidad.

7.- Pelamos el kiwi restante, lo cortamos en rodajas finas y ponemos una rodaja sobre cada magdalena.

8.- Horneamos a 180ºC durante unos 25 minutos. Comprobad que están hechos pinchando con un palillo en el centro.

9.- Dejamos enfriar en el propio molde 5 minutos y a continuación pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse.


Consejos:

  • yo rellené los moldes más de 2/3, por eso han salido con esa forma un poco desparramada. Aún así, me salieron 15 magdalenas. Si rellenáis hasta donde hay que hacerlo, os saldrán unas 18.
  • podéis prescindir del tercer kiwi, es sólo para decorar. Pero la verdad es que le da un toque más llamativo.
  • en lugar de kiwis podéis usar cualquier otra fruta y tendréis unas magdalenas super jugosas.
  • en lugar de panela podéis usar azúcar blanco o cualquier otro edulcorante.
  • si preferís hacer un bizcocho, con estas cantidades os saldrá uno de un tamaño bastante majo... Para hornearlo necesitará unos 55 minutos-1 hora (o incluso más), dependiendo un poco de la altura del molde que utilicéis.
  • versión sin gluten: para hacer estas magdalenas libres de gluten, sólo tenéis que sustituir la harina por preparados de harina sin gluten o utilizar harina de arroz o cualquier otra sin gluten. En ese caso, se suele recomendar mezclar harina blanca con integral.

Seguro que así no hay niño (ni adulto) que ponga pegas a comer fruta ;) Eso sí, esta fruta hay que comerla con moderación! Os animo a que probéis a usar los kiwis en bizcochos, os va a sorprender el sabor tan rico que aportan, la jugosidad y ese toque crujiente de las semillas. 

Muás
Iratxe

3 comentarios:

  1. Me parece muy buena idea añadir los kiwis a la masa de las magdalenas ¡te copio la idea seguro! Y si te animas a preparar algo con los nísperos estaré encantada de verlo ¡y probarlo en casa!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Quedan chulisimas con el kiwi encima! Y seguro que saben mejor aún! Tomo nota!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el toque del kiwi. En casa comemos mucho porque a mis hijos les flipa. Pero como dices, hay una amiguita de Nicolás que es alérgica a esta fruta.
    Voy a hacer mi versión sin gluten.
    MUAKKK

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, me hace mucha ilusión leerlos ^_^