jueves, 5 de enero de 2017

Roscón de Reyes sin lácteos versión 2.0: rápida y fácil

¡¡¡Feliz año nuevo!!!


El 2016 lo acabé con la receta del panettone sin lácteos, un auténtico descubrimiento (y una alegría) para mí y este nuevo año no lo podía empezar de mejor manera. Ya publiqué la receta del Roscón de Reyes sin lácteos, pero esta vez vengo con la versión sencilla del mismo.

Se prepara más rápido porque no necesita tantos levados y reposos como el de la receta tradicional. Pero no vais a notar gran diferencia de uno al otro, porque este queda también muy esponjoso y lleno de sabor.


Esta versión la hice por primera vez en febrero, para celebrar el cumpleaños del txurri. Le encanta el roscón y aunque cuando le pregunto a ver qué quiere para celebrar su cumple siempre me dice que "cualquier cosa", sé que ese "cualquier cosa" quiere decir "roscón". Al poco de conocernos ya me dijo que su postre o bollo favorito era el roscón de nata y en el primer cumpleaños que celebramos juntos me dijo a ver si podía hacer uno... 

Aunque mala combinación nos hemos juntado, porque yo soy de las de roscón de crema pastelera de toda la vida. Ahora con lo de mi alergia a los lácteos, pues lo hago sin rellenar y cada cual que se busque la vida con lo que quiere ponerle dentro. ¡Y todos contentos! ;)


El color tan tostadito que le ha salido a la miga es porque en lugar de azúcar utilicé panela molida. Le aporta ese color más oscuro y le da también un sabor un poco diferente, especial, que  a mi me parece que le queda muy bien al roscón. No tiene tampoco tonalidad amarilla como suelen tener los roscones tradicionales, porque este no lleva mantequilla.

A la hora de decorarlo, ya veis que a mi también me gusta dejarlo así, a pelo. Nunca me han gustado las frutas escarchadas ni las guindas y tampoco me gustan esos roscones que se ven por ahí súper recargados de azúcar, almendras y un montón de cosas más por encima. Así que como soy yo la que lo hace, lo dejo a mi gusto: sencillo.


Tengo que hacerlo más a menudo, para desayunar los fines de semana o así. No puede ser que sólo coma roscón dos veces al año: el día de reyes y en febrero, en el cumple del txurri. ¡¡Con lo bueno que está!!

Por cierto, con la llegada del nuevo año ha llegado también la nueva dirección del blog, ya no es .blogspot.com, sino que ahora ya es un dominio propio. Hacía tiempo que quería hacerlo, pero de esto que lo vas dejando... Pero me dije: año nuevo, dominio nuevo!! ;)


ROSCÓN DE REYES (versión rápida)


Inspiración: adaptada de esta receta.
Dificultad: al igual que todas las masas, tiene su intrínguli.
Tiempo de preparación: 30 minutos.
Reposo: 2-3 horas en total.
Cocción: 25 minutos.
Cantidad: 2 roscones medianos o uno grande.
Alérgenos: gluten, huevo

Ingredientes


  • 430 g. de harina de fuerza
  • 160 ml. de leche vegetal (yo usé soja)
  • 2 huevos M
  • 25 g. de levadura fresca (=8 g. de levadura de panadería seca)
  • 50 g. de aceite de oliva (o de girasol)
  • 100 g. de panela molida (o azúcar)
  • una pizca de sal
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • corteza de naranja y de limón
  • 2 ramas de canela
Para decorar:
  • azúcar blanco
  • agua 
  • unas gotitas de agua de azahar
  • huevo batido

Preparación


1.- Hervimos la leche con la corteza de limón y naranja y las 2 ramas de canela. Si no tenéis ramas de canela podéis echar una cucharadita de canela en polvo.

2.- Dejamos infusionar tapado hasta que la mezcla esté tibia y colamos.

3.- En un bol ponemos la harina y le añadimos la levadura fresca, deshaciéndola con los dedos. Si usáis levadura seca la añadís sin más.

4.- Batimos un poco los 2 huevos y los incorporamos al bol de la harina junto con la leche infusionada. 

5.- Amasamos hasta lograr una masa homogénea y elástica. Podéis hacerlo a mano o usando el gancho amasador de la batidora. 

6.- Incorporamos poco a poco a la masa el aceite y seguimos amasando hasta que se integre por completo. Le cuesta un poco, así que paciencia. Si lo hacéis con la amasadora, para ayudar a que se integre mejor, tendréis que pararla, despegar la masa de las paredes y del fondo con una espátula y seguir amasando.

7.- Formamos una bola con la masa, la colocamos en un bol engrasado con aceite y la cubrimos con film transparente. Dejamos reposar en un lugar cálido hasta que doble el volumen. Tardará 1-2 horas, dependiendo de la temperatura.



8.- Volcamos la masa sobre una superficie enharinada y formamos una bola o dos, según cuántos roscones queráis hacer.

9.- Hacemos un agujero en el centro y lo vamos agrandando, para poco a poco darle forma de roscón. 

10.- Lo pasamos a una bandeja de horno forrada con papel vegetal y terminamos de darle bien la forma. Tenéis que hacer un agujero bien grande, porque aún tiene que seguir creciendo el roscón y si no se os cerrará. Si vais a  meter una sorpresita o un haba, es ahora cuando tenéis que aporvechar.

11.- Dejamos reposar en la bandeja, tapado con film transparente, hasta que vuelva a doblar volumen. En torno a 1 hora.


12.- Para decorar con azúcar mojado, ponemos azúcar en un bol y lo mojamos con unas gotitas de agua y unas gotitas de agua de azahar. Mezclamos bien hasta lograr el azúcar mojado.

13.- Pintamos la superficie con huevo batido y decoramos con el azúcar al gusto.

14.- Horneamos a 190ºC durante 25 minutos.


Consejos: 

  • en lugar de aceite, podéis usar 60 g. de margarina a temperatura ambiente.
  • podéis utilizar el tipo de leche vegetal que más os guste. 
  • si no tenéis problemas con los lácteos, podéis usar leche normal y mantequilla.
  • para decorar podéis utilizar naranja confitada, guindas, frutas escarchadas, almendras laminadas, ... Vamos, lo típico.
  • una vez frío lo podéis abrir por la mitad para rellenarlo de lo que más os guste.
  • una vez que le dais forma, podéis meterlo a la nevera y dejar que haga ese segundo levado ahí. Así, por la mañana lo sacáis, lo dejáis 30 minutos y lo podéis hornear, para disfrutar de un roscón recién horneado para desayunar.
  • una vez horneado lo podéis congelar y queda de maravilla. Eso es lo que hice yo y se mantiene super esponjoso. 

Ya no tenéis excusa para preparar este año vuestro Roscón de Reyes. En una mañanita podéis tenerlo preparado y que esté recién horneado para el postre. O hacer todo el proceso por la tarde, dejarlo por la noche en la nevera y hornearlo por la mañana, a tiempo para desayunar acompañado de un chocolate calentito. Ñam!!!

Con esto queda estrenado este 2017 de recetas, en el que espero poder seguir compartiendo con tod@s mis experiencias y experimentos recetiles sin lácteos ni nada procedente de mamífero. Y ya va año y medio!!

Muás
Iratxe 

2 comentarios:

  1. Ummmm... este te lo versiono yo a sin gluten en un pis pas. Jajajjaa. Tiene una pinta fantástca Iratxe.
    Yo al final el día de reyes no hice nada. MI madre encargó uno sin gluten y listo pero si te digo la verdad, no estaba nada rico. El que había hecho yo días antes de prueba era mucho más esponjoso así que a lo largo del año voy a ir a haciendo pruebas para llegar a final del 2017 con el roscón perfecto...jaja. Y por cierto, a mí tambien me encantan así "limpitos" sin nada por encima. MUAKKKKKK

    ResponderEliminar
  2. Amigaaa Iratxe me tienes abandonada ni pasas por mi blog :( no he comido nunca roscon, y se ve delicioso, a ver si un dia lo hago!

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, me hace mucha ilusión leerlos ^_^