domingo, 29 de enero de 2017

Paté de atún #Asaltablogs

Último domingo de enero ya, ¡¡madre mía!! Si hace nada que nos estábamos comiendo las uvas y ya se nos ha ido el mes. ¿Será que me estoy haciendo mayor?


Y como manda la tradición, el último domingo de mes toca publicar receta para el Asaltablogs. Para estrenar el año mangante, la agraciada ha sido Bea, del blog Sweet Cookies by Bea. Un blog que, con ese nombre, está lleno de recetas dulces; aunque también tiene recetas saladas.

Manda narices, que yo siempre suelo robar recetas dulces y esta vez que es un blog mayormente de wao...¡¡voy y me robo una receta salada!!

martes, 17 de enero de 2017

Bizcocho de naranja y semillas de amapola


Que sí, que sí, que ya sé que seguís muy formales y firmes en vuestro propósito de llevar una vida más sana y de quitar esos kilitos de más y que ahora mismo como que un bizcocho no os parece buena idea. 

Pero oye, hay que seguir desayunando y está bien darnos un pequeño homenaje el fin de semana. Y más aún con esta súper ola de frío que dicen que se nos viene encima!!


Con la tontería ya hemos pasado la mitad del mes de enero. La cuesta se hace cada vez más empinada, estamos metidos de lleno en el invierno y estoy segura de que muchos ya os habéis pasado vuestros buenos propósitos por el arco del triunfo. Vamos, que ya estamos en la rutina de siempre.

Parece mentira que hace escasos 15 días aún estuviéramos inmersos en la vorágine navideña, con todo lo que ello implica. Bueno, los que estén intentando quitarse esos kilos de más que cogieron lo tendrán aún bastante presente en sus maldiciones pensamientos.


miércoles, 11 de enero de 2017

Ganaché de chocolate con nata vegetal

Pasado ya el subidón navideño, inmersos en plena cuesta de enero y empezando a pasarnos ya los propósitos de año nuevo por el arco del triunfo, hoy vengo con una receta de un básico en repostería: el ganaché de chocolate


Sólo a mi, una negada con la informática, se me ocurre cambiar el blog a dominio propio un 3 de enero, teniendo la entrada del Roscón de Reyes sin lácteos en versión rápida y fácil programada para el día 4.

Lo de pasar a tener dominio propio y dejar de ser .blogspot.com hacía mucho tiempo que me rondaba por la cabeza y lo iba dejando. Pero yo funciono por arrebatos y el otro día, en plena euforia de los propósitos de año nuevo me dije: "Venga, que hago lo del dominio que es un ti-tá". Y el "ti-tá", en lugar de durar 2 días que es lo que le cuesta a la gente normal, duró 4. Y se pasaron los reyes y mi receta de roscón vagando sola por el ciberespacio sin manera de que pudieran ubicarla en ningún lugar. Al final, después de contactar con el servicio técnico, resulta que se me había olvidado hacer uno de los pasos para que se pudiera redireccionar todo y por eso estaba el blog bloqueado. En fin... Como se suele decir: Manolete, si no sabes torear...¡¡pa' qué te metes!!


Pero bueno, que lo que os quería contar hoy no era eso, sino la receta para hacer ganaché de chocolate usando nata vegetal en lugar de la de toda la vida. El ganaché es una crema básica de la repostería que consiste en una mezcla de nata y chocolate y sirve para cubrir tartas y bombones o como relleno. La proporción entre nata y chocolate puede variar en función de para qué la vayamos a usar, pero una combinación que nunca falla es 1:1. Aunque si lo vais a usar para cubrir tartas podéis usar más cantidad de chocolate y quedará más intenso, o si queréis montar el ganaché para rellenar es mejor echar más nata.

Además de ser super sencillo de preparar, el ganaché de chocolate está buenísimo. Cuando  me piden tartas este es el relleno que más triunfa. A mí siempre me ha gustado, sobre todo el de chocolate blanco, pero desde que no puedo tomar lácteos ha estado prohibido para mí :(


Pero hace poco vi en una tienda de repostería que tenían nata vegetal especial para montar y compré un brick para probar. Me decidí a hacer el ganaché para usarlo como relleno para el Roscón de Reyes y la verdad es que triunfó!!! Tengo que confesar que el sabor me gustó más que cuando hacía el ganaché con nata normal.

Las natas vegetales no se suelen poder montar, ya que tienen un contenido en grasa muy bajo. Mínimo tienen que tener un 35% de materia grasa para que se puedan montar y las vegetales no suelen tener tanto. Pero en tiendas especializadas se pueden encontrar natas vegetales especiales para montar y la verdad es que montan  mejor y aguantan mucho más firmes que la nata de vaca. Eso sí, se me ocurrió mirar los ingredientes y en su mayoría es aceite de palma y muchas E-... de esas, así que sólo la aconsejo para ocasiones muy especiales (uno de mis propósitos para este año es tratar de minimizar mi consumo de aceite de palma).


En cuanto al chocolate, hay que usar chocolate negro puro y cuidado los que seáis sensibles a las trazas de leche. Cuanto mayor porcentaje de cacao tenga mejor, porque más puro será y además quedará mejor el ganaché. El sabor a mí me recuerda muchísimo a la trufa y es un vicio!!

Utilicé una tableta de chocolate Lindt 70% de cacao que vino en la Degustabox de este mes. También había otra tableta de chocolate negro con sésamo tostado que estoy deseando probar!! Si queréis recibir vosotros también la caja Degustabox todos los meses en vuestra casa es súper fácil: sólo tenéis que daros de alta en su página y si al hacerlo introducís el código SUQS4 la primera caja os saldrá por 9,99€ en lugar de 14,99€ que cuesta normalmente. Merece la pena!!

Este mes por ejemplo venían productos de Lindt, sidra ecológica gallega, vinagre, bebida de coco y mango, sirope de chocolate de Mary Lee, platos preparados de pasta de Maggi,.... Si queréis enteraros un poco más, pasaos por su Facebook, su Twitter o su Instagram y veréis un montón de recetas e ideas.


GANACHÉ DE CHOCOLATE VEGANO


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Alérgenos: cuidado con las trazas y con los ingredientes de la nata vegetal.


Ingredientes

  • 100 g. de chocolate negro 70% (el mío de Lindt)
  • 120 ml. de nata vegetal para montar


Preparación


1.- Troceamos el chocolate y lo colocamos en un bol.

2.- Ponemos la nata a calentar en un bol a fuego medio. Con cuidado de que no se nos queme, llevamos a ebullición.

3.- En cuanto rompa a hervir retiramos del fuego y vertemos la nata sobre el chocolate troceado.

4.- Con ayuda de unas varillas manuales o de un tenedor, removemos bien hasta que el chocolate se deshaga por completo y no queden grumos.

5.- Si lo vamos a usar para cubrir tartas o bombones, lo usamos tal cual. 
    Si queremos montarlo, tapamos con papel film tocando la superficie del líquido para que no se forme costra y dejamos enfriar. Una vez frío, montamos con varillas, como si fuera nata montada, hasta que quede firme. Guardamos en la nevera hasta el momento de usarlo.


Consejos:

  • para los que tengáis problemas de alergias o seáis muy sensibles a las trazas, mirad bien el tipo de chocolate que usáis, porque algunos tienen trazas de leche y de frutos secos. La nata vegetal también tiene soja y trazas.
  • si queréis montar el ganaché, no os aconsejo que lo metáis en la nevera de un día para otro, porque se endurece mucho y luego le cuesta montar. Mejor que lo dejéis enfriar a temperatura ambiente o en la nevera 1 hora.
  • esta nata monta muy bien, muy firme, y aguanta firme mucho tiempo, incluso fuera de la nevera. Pero es mejor conservar el ganaché montado en la nevera y consumirlo como mucho en el plazo de 3 días. Aunque dudo que os dure tanto tiempo...
  • podéis saborizar el ganaché con aromas o con licores para darle un toque: vainilla, ron, esencia de naranja,...


Ya sé que ahora mismo no nos apetece nada comer dulce, que lo que queremos es depurar el organismo. Pero....es que el dulce está tan bueno!! Que un poquito de vez en cuando no hace daño ;) Y escribo esto comiéndome un trozo de turrón de Jijona del de verdad, del blando pero consistente. Pero oye, que dentro de mis propósitos de año nuevo no está el de ponerme a dieta, sólo intentar alejar el aceite de palma de mi vida.

Muás
Iratxe

jueves, 5 de enero de 2017

Roscón de Reyes sin lácteos versión 2.0: rápida y fácil

¡¡¡Feliz año nuevo!!!


El 2016 lo acabé con la receta del panettone sin lácteos, un auténtico descubrimiento (y una alegría) para mí y este nuevo año no lo podía empezar de mejor manera. Ya publiqué la receta del Roscón de Reyes sin lácteos, pero esta vez vengo con la versión sencilla del mismo.

Se prepara más rápido porque no necesita tantos levados y reposos como el de la receta tradicional. Pero no vais a notar gran diferencia de uno al otro, porque este queda también muy esponjoso y lleno de sabor.


Esta versión la hice por primera vez en febrero, para celebrar el cumpleaños del txurri. Le encanta el roscón y aunque cuando le pregunto a ver qué quiere para celebrar su cumple siempre me dice que "cualquier cosa", sé que ese "cualquier cosa" quiere decir "roscón". Al poco de conocernos ya me dijo que su postre o bollo favorito era el roscón de nata y en el primer cumpleaños que celebramos juntos me dijo a ver si podía hacer uno... 

Aunque mala combinación nos hemos juntado, porque yo soy de las de roscón de crema pastelera de toda la vida. Ahora con lo de mi alergia a los lácteos, pues lo hago sin rellenar y cada cual que se busque la vida con lo que quiere ponerle dentro. ¡Y todos contentos! ;)


El color tan tostadito que le ha salido a la miga es porque en lugar de azúcar utilicé panela molida. Le aporta ese color más oscuro y le da también un sabor un poco diferente, especial, que  a mi me parece que le queda muy bien al roscón. No tiene tampoco tonalidad amarilla como suelen tener los roscones tradicionales, porque este no lleva mantequilla.

A la hora de decorarlo, ya veis que a mi también me gusta dejarlo así, a pelo. Nunca me han gustado las frutas escarchadas ni las guindas y tampoco me gustan esos roscones que se ven por ahí súper recargados de azúcar, almendras y un montón de cosas más por encima. Así que como soy yo la que lo hace, lo dejo a mi gusto: sencillo.


Tengo que hacerlo más a menudo, para desayunar los fines de semana o así. No puede ser que sólo coma roscón dos veces al año: el día de reyes y en febrero, en el cumple del txurri. ¡¡Con lo bueno que está!!

Por cierto, con la llegada del nuevo año ha llegado también la nueva dirección del blog, ya no es .blogspot.com, sino que ahora ya es un dominio propio. Hacía tiempo que quería hacerlo, pero de esto que lo vas dejando... Pero me dije: año nuevo, dominio nuevo!! ;)


ROSCÓN DE REYES (versión rápida)


Inspiración: adaptada de esta receta.
Dificultad: al igual que todas las masas, tiene su intrínguli.
Tiempo de preparación: 30 minutos.
Reposo: 2-3 horas en total.
Cocción: 25 minutos.
Cantidad: 2 roscones medianos o uno grande.
Alérgenos: gluten, huevo

Ingredientes


  • 430 g. de harina de fuerza
  • 160 ml. de leche vegetal (yo usé soja)
  • 2 huevos M
  • 25 g. de levadura fresca (=8 g. de levadura de panadería seca)
  • 50 g. de aceite de oliva (o de girasol)
  • 100 g. de panela molida (o azúcar)
  • una pizca de sal
  • 2 cucharadas de agua de azahar
  • corteza de naranja y de limón
  • 2 ramas de canela
Para decorar:
  • azúcar blanco
  • agua 
  • unas gotitas de agua de azahar
  • huevo batido

Preparación


1.- Hervimos la leche con la corteza de limón y naranja y las 2 ramas de canela. Si no tenéis ramas de canela podéis echar una cucharadita de canela en polvo.

2.- Dejamos infusionar tapado hasta que la mezcla esté tibia y colamos.

3.- En un bol ponemos la harina y le añadimos la levadura fresca, deshaciéndola con los dedos. Si usáis levadura seca la añadís sin más.

4.- Batimos un poco los 2 huevos y los incorporamos al bol de la harina junto con la leche infusionada. 

5.- Amasamos hasta lograr una masa homogénea y elástica. Podéis hacerlo a mano o usando el gancho amasador de la batidora. 

6.- Incorporamos poco a poco a la masa el aceite y seguimos amasando hasta que se integre por completo. Le cuesta un poco, así que paciencia. Si lo hacéis con la amasadora, para ayudar a que se integre mejor, tendréis que pararla, despegar la masa de las paredes y del fondo con una espátula y seguir amasando.

7.- Formamos una bola con la masa, la colocamos en un bol engrasado con aceite y la cubrimos con film transparente. Dejamos reposar en un lugar cálido hasta que doble el volumen. Tardará 1-2 horas, dependiendo de la temperatura.



8.- Volcamos la masa sobre una superficie enharinada y formamos una bola o dos, según cuántos roscones queráis hacer.

9.- Hacemos un agujero en el centro y lo vamos agrandando, para poco a poco darle forma de roscón. 

10.- Lo pasamos a una bandeja de horno forrada con papel vegetal y terminamos de darle bien la forma. Tenéis que hacer un agujero bien grande, porque aún tiene que seguir creciendo el roscón y si no se os cerrará. Si vais a  meter una sorpresita o un haba, es ahora cuando tenéis que aporvechar.

11.- Dejamos reposar en la bandeja, tapado con film transparente, hasta que vuelva a doblar volumen. En torno a 1 hora.


12.- Para decorar con azúcar mojado, ponemos azúcar en un bol y lo mojamos con unas gotitas de agua y unas gotitas de agua de azahar. Mezclamos bien hasta lograr el azúcar mojado.

13.- Pintamos la superficie con huevo batido y decoramos con el azúcar al gusto.

14.- Horneamos a 190ºC durante 25 minutos.


Consejos: 

  • en lugar de aceite, podéis usar 60 g. de margarina a temperatura ambiente.
  • podéis utilizar el tipo de leche vegetal que más os guste. 
  • si no tenéis problemas con los lácteos, podéis usar leche normal y mantequilla.
  • para decorar podéis utilizar naranja confitada, guindas, frutas escarchadas, almendras laminadas, ... Vamos, lo típico.
  • una vez frío lo podéis abrir por la mitad para rellenarlo de lo que más os guste.
  • una vez que le dais forma, podéis meterlo a la nevera y dejar que haga ese segundo levado ahí. Así, por la mañana lo sacáis, lo dejáis 30 minutos y lo podéis hornear, para disfrutar de un roscón recién horneado para desayunar.
  • una vez horneado lo podéis congelar y queda de maravilla. Eso es lo que hice yo y se mantiene super esponjoso. 

Ya no tenéis excusa para preparar este año vuestro Roscón de Reyes. En una mañanita podéis tenerlo preparado y que esté recién horneado para el postre. O hacer todo el proceso por la tarde, dejarlo por la noche en la nevera y hornearlo por la mañana, a tiempo para desayunar acompañado de un chocolate calentito. Ñam!!!

Con esto queda estrenado este 2017 de recetas, en el que espero poder seguir compartiendo con tod@s mis experiencias y experimentos recetiles sin lácteos ni nada procedente de mamífero. Y ya va año y medio!!

Muás
Iratxe