jueves, 19 de octubre de 2017

Pastel vasco... ¡sin lácteos!

¡Qué ilusión me hace publicar esta receta! La versión sin lácteos de este postre típico del País Vasco, diría que el más conocido y el que más gusta a todo el mundo.


El pastel vasco, euskal pastela, gâteau basque o etxeko biskotxat es, junto con el talo, el producto típico por excelencia en toda feria que se precie. Las versiones más típicas son relleno de crema en la parte de Hegoalde (País Vasco-español) y de confitura de cereza en Iparralde (País Vasco-francés). Aunque hoy en día se ven cada vez más rellenos de crema de chocolate.

Es originario del País Vasco-francés, en concreto de la región de Cambo, en Lapurdi (Labourd). En el s. XVII se hacía únicamente con harina de maíz y manteca, y después fue elaborándose con otras harinas y relleno de frutas. Los viajeros que pasaban por allí lo denominaron como "gâteau des basques" o "pastel de los vascos". A finales del siglo XIX se empezó a rellenar con crema.


A día de hoy pasa un poco como con todos los platos típicos, que cada uno hace su propia versión. Unos le añaden almendra molida a la masa, otros aromatizan con anís, los hay que añaden un poco de ron u otro licor, lo rellenan con crema, con mermelada,... Es difícil determinar cuál es la auténtica, la auténtica. 

La receta que os voy a enseñar es la adaptación sin lácteos de la receta que aprendí hace ya unos cuantos años en un curso que hice sobre pastel vasco y talo. No sé si es la de verdad, pero desde luego que triunfa. La preparé para una comida familiar y cuando supieron que iba a hacer esto de postre tenía ya a todo el personal emocionado, porque es de los postres favoritos de todo el mundo! Imaginaos qué presión... ¡¡y triunfó!! A todos les encantó y voló. 


Siempre ha sido de mis postres favoritos, cada vez que iba a una feria compraba. Para mí fue un auténtico palo cuando me dijeron que ya no podía tomar lácteos, porque se acabo el pastel vasco :( Todos los que venden los hacen con mantequilla o con manteca (que al venir de un mamífero tampoco la puedo comer) y rellenos de crema. 

Pero la verdad, no sé por qué he esperado tanto a intentar hacer la versión sin lácteos de la receta!! Queda igual de bien y no se aprecia el cambio de ingredientes.


Con las cantidades que os doy sale un señor pastel. Yo lo hice con diámetro demasiado grande, por eso la capa de crema es algo fina. Lo suyo sería hacerlo un poco más pequeño y más alto, que el relleno de crema sea más gordito. Y si os sobra masa, la podéis usar para decorar el pastel; aquí lo normal es hacerle un lauburu de masa.

¡Vamos allá!


PASTEL VASCO (sin lácteos)


Inspiración: adaptada de un curso que hice hace tiempo.
Dificultad: es un poco laborioso, pero no especialmente difícil.
Tiempo de preparación: 30 minutos + 1 hora de reposo
Cocción: 30-35 minutos
Alérgenos: gluten, huevo, frutos secos (almendras)


Ingredientes


  • 350 (+ 75) g de harina
  • 2 yemas de huevo + 1 huevo entero
  • 100 g de azúcar
  • 150 g de margarina (mirad bien que no tenga lácteos!!)
  • 20 g de almendras molidas
  • una pizca de levadura en polvo (más o menos la punta de un cuchillo)
  • una pizca de sal
  • un tapón de ron (o de patxaran u otro licor)
  • crema pastelera (la cantidad que os sale con la receta del enlace)
  • huevo batido o leche para pintar el pastel

Preparación


1.- Batimos la margarina junto con el azúcar hasta que se integre bien. No hay que hacerlo con varillas, pues no queremos incorporar aire. Mejor con pala o a mano como han hecho toda la vida.

2.- Añadimos el huevo y las dos yemas y mezclamos bien.

3.- Tamizamos la harina junto con la sal y una pizca de levadura (con la punta de un cuchillo suficiente, pues no queremos que suba la masa). Incorporamos a la masa. Lo de (+75) en la harina quiere decir que depende un poco de vuestra masa. 350 g vais a necesitar seguro, pero dependiendo de los ingredientes húmedos (básicamente del tamaño de los huevos) igual necesitáis más harina para lograr una masa no pegajosa.

4.- Por último añadimos el tapón de ron y las almendras molidas y mezclamos completamente. 

5.- Formamos una bola con la masa y la envolvemos en papel film. Dejamos reposar en la nevera 1 hora. También lo podéis dejar toda la noche.

6.- Preparamos la crema pastelera siguiendo esta receta. Como se hace en el microondas en 5 minutos la tenéis lista!!

7.- Sacamos la masa de la nevera y la dividimos en dos trozos, uno que sea una quinta parte del otro (será la tapa del pastel). Lo estiramos bien con un rodillo y cubrimos con la masa un molde apto para horno de estos que no son muy altos (los que son para pasteles, no para bizcochos). Recortamos el sobrante y pinchamos un poco la base para que no se hinche. 

8.- Rellenamos con la crema, sin llegar hasta el borde para que luego no se nos desborde en el horno.

9.- Estiramos el resto de la masa y la ponemos encima, tapando la crema y presionando bien los bordes para cerrarla. Si nos sobra masa, se pueden hacer dibujillos para decorar. Aquí lo típico es poner un lauburu o sino hacer con un cutter rayas en la tapa.

10.- Precalentamos el horno a 180ºC y mientras "pintamos" la superficie del pastel. Para ello podéis usar un poco de huevo batido o con leche vegetal.

11.- Horneamos durante 30-35 minutos.


Consejos:

  • cuidado a la hora de elegir la margarina, pues la mayoría de marcas llevan leche o mantequilla entre sus ingredientes.
  • el ron lo podéis sustituir por otro licor o por vino dulce. O directamente omitirlo, es simplemente para darle un toquecito.
  • si sois alérgicos a los frutos secos, las almendras se pueden omitir. Son para darle otro saborcito, pero no son necesarias.
  • la cantidad de harina depende un poco de los ingredientes líquidos que uséis. Tenéis que ver que se os quede una masa manejable, que no sea pegajosa.
  • mejor hacerlo con un diámetro un poco más pequeño y que os quede un poquito más alto.
  • también podéis probar a hacerlo como lo hacen en Iparralde: relleno de confitura de cereza.
  • hoy en día está muy de moda rellenarlo de crema de chocolate. Es como la crema pastelera, pero añadiéndole cacao.
  • si no sois alérgicos a los lácteos, podéis sustituir la margarina por mantequilla a punto pomada.
  • sin gluten: la receta original se hacía con harina de maíz. Si lo hacéis así no tiene gluten. 

Puede que parezca laborioso, pero os aseguro que el resultado merece la pena muchísimo!! Es el típico postre con el que conquistar a todos los invitados, ¡sobre todo si son vascos! Y aunque no lo sean también, ya que este es el típico pastel que todo el mundo compra cuando viene por estas tierras.

Muás
Iratxe

lunes, 16 de octubre de 2017

Tortas de patata rellenas de champiñones

Una receta perfecta como picoteo o para solucionarnos una cena. Además es apta para todo el mundo, pues es sin lácteos, sin huevo, vegana y se puede hacer sin gluten simplemente sustituyendo el pan rallado.


Hace mucho tiempo ya que le eché el ojo a esta receta en Pinterest, hará más de un año. Pero oye, que nunca terminaba de encontrar el momento para hacerla y que además tuviera tiempo para hacerle unas fotos. O sin más, me olvidaba de ella y luego de repente me volvía a acordar. Hasta que la semana pasada ya por fin me dije que de ahí no pasaba. Este año no trabajo, "sólo" estudio, así que se supone que voy a tener tiempo para cocinar y sacar fotos y demás.

Se supone.

Se supone, porque soy de esas personas que no sabe estar sin hacer nada y no hago más que apuntarme a cursos y a aprender cosas nuevas y ya empiezo a tener la agenda casi tan saturada o más que cuando trabajaba!! Pero bueno, poco a poco voy organizando mis horarios.


A lo que iba, que yo he venido aquí a hablar de mis tortas de patata rellenas de champiñones y no de mis problemas para organizarme ;)

Son muy fáciles de hacer y además podéis cambiar el relleno, aprovechando restos de otros platos que hayáis preparado. También os sirve para dar salida a esas patatas cocidas de más o a ese puré que os ha sobrado. Y en un pis-pás tenéis una cena lista. La versión que os enseño yo es vegana, pero se pueden rellenar de carne picada, por ejemplo.



TORTAS DE PATATA RELLENAS DE CHAMPIÑONES


Dificultad: requiere un poquito de maña darles forma, pero nada imposible.
Tiempo de preparación: 40 minutos.
Cocción: 20 minutos (las patatas) + 10 minutos (las tortitas).
Cantidad: 6 tortitas.
Alérgenos: gluten


Ingredientes

  • 900 g de patatas
  • 200 g de champiñones
  • 1/2 cebolla
  • 100 g de pan rallado (el mío con ajo y perejil)
  • aceite de oliva para freír 
  • sal y pimienta

Preparación


1.- Cocemos las patatas en agua hirviendo, unos 20 minutos (dependiendo del tamaño). Al pincharlas con una aguja o un cuchillo hay que poder atravesarlas sin problemas.

2.- Las escurrimos y, estando aún templadas, las pelamos. 

3.- Cortamos las patatas en trozos y con ayuda de un tenedor las aplastamos hasta convertirlas en puré. Reservamos.

4.- Picamos la cebolla. Lavamos los champiñones y los troceamos.

5.- Ponemos en una sartén un chorrito de aceite de oliva a calentar a fuego medio.

6.- Pochamos la cebolla y cuando empiece a estar transparente añadimos los champiñones. Cocinamos a fuego medio-bajo hasta que se evapore todo el posible agua que suelten los champiñones y todo adquiera un tono oscuro.

7.- Mezclamos el puré de patata con el pan rallado y salpimentamos al gusto. Tenemos que lograr una mezcla homogénea y que podamos manejar.

8.- Cogemos una bola de puré y la aplastamos con las manos para formar un disco. Ponemos una cucharada de la mezcla de cebolla y champiñones y tapamos con otro disco de puré. Cerramos bien los bordes para sellar.

9.- Repetimos la operación hasta acabar con toda la masa de puré.

10.- Ponemos a calentar en una sartén una cucharada de aceite de oliva y freímos las tortas de patata 5 minutos por cada lado, hasta que se doren.



Consejos:

  • la mezcla del relleno la podemos preparar mientras se cuecen las patatas, para ahorrar tiempo.
  • podéis usar puré de patatas que os haya sobrado de otro día.
  • el relleno admite un montón de variantes y opciones: verduras, otro tipo de setas, gulas, carne picada con tomate, atún,...
  • el pan rallado que utilizo yo lleva ajo y perejil incorporados y le da un saborcito muy rico. Si el vuestro no tiene, os recomiendo que a la mezcla, ya sea a la del puré o a la del relleno, le añadáis perejil y/o ajo.
  • versión sin gluten: para preparar esta receta sin gluten sólo hay que sustituir el pan rallado por otro que sea sin gluten. También podría usarse maizena o harina de garbanzo.

Seguro que a los peques de la casa les encanta este plato para cenar. También es una idea estupenda para una comida de picoteo o un pic-nic, aprovechando que el veroño se alarga. 

La próxima receta será dulce otra vez, qué le vamos a hacer! Además se avecina una sorpresa, así que estad atentos ;)

Muás
Iratxe

martes, 10 de octubre de 2017

Galletas veganas con chocolate y pistachos

Unas galletas deliciosas, llenas de sabor y además veganas, es decir, sin lácteos ni huevo, para que pueda disfrutarlas todo el mundo. ¡Y muy fáciles de hacer! ¿Alguien da más? ;)


Ya sé que en la entrada anterior dije que iba a publicar alguna receta salada, pero es que estas galletas están taaaan buenas que no podía esperar para compartirlas aquí. Cagaprisas que es una. Pero para que os hagáis una idea de lo buenas que están: al probarlas el txurri me dijo que eran las más buenas de las que he hecho hasta ahora. Y mira que he hecho galletas!

Así que creo que este argumento es más que suficiente para que os entre curiosidad por hacerlas, ¿no?


jueves, 5 de octubre de 2017

Crema pastelera exprés y sin lácteos

Esta receta de crema pastelera que os enseño hoy os va a encantar, porque la tendréis lista en 5 minutos y además esta hecha con leche o bebida de almendras. Y queda rica-rica!!


Hace ya años que descubrí esta receta, pero aún no la había publicado y la verdad que no sé por qué. Queda perfecta, como la crema pastelera preparada al estilo tradicional, pero con la ventaja de que se hace muchísimo más rápido. Porque no me digáis que no os ha pasado muchas veces ver una receta y al ver que lleva crema pastelera os ha dado una pereza tremenda. ¡Pues ya no tenéis excusa! Además mancharéis menos, ya que sólo necesitáis un recipiente apto para microondas.

Lo bueno de esta receta es que os sirve también para preparar natillas, ya que sólo tendrías que añadir un poco más de maizena para que espese más.


jueves, 28 de septiembre de 2017

Tarta de zanahoria o Carrot cake vegana

Si os gusta la clásica tarta de zanahoria tenéis que probar esta versión vegana porque os va a sorprender muchísimo. Si no os dicen que es vegana, no lo adivináis.


Este año mi cumpleaños me volvió a pillar fuera y sin poder celebrarlo como se merece: con una tarta. Encontrar una tarta que no lleve lácteos fuera de casa es tarea harto complicada, y ya si encima estás en el culo del mundo pues se hace aún más difícil. Así que lo que hice fue dedicarme a imaginar qué tarta me hubiera gustado hacer. ¡¡Es curioso cuántas ideas relacionadas con comida se te ocurren mientras vas en bici!!

El caso es que el domingo fue el cumpleaños de mi ama y, claro, tenía que desquitarme con la tarta. La tarta de zanahoria es un éxito seguro, ya que todo el mundo que la prueba se enamora.


domingo, 24 de septiembre de 2017

Pan de molde especial (panificadora) #Asaltablogs

Un pan suave y tierno, con un sabor delicioso y... ¡más fácil de hacer imposible! Si es que la panificadora es un gran invento, la mía echa chispas.


Último domingo de septiembre y eso significa que volvemos a la carga con la nueva temporada del Asaltablogs. ¡La 5ª ya! Y cada vez con más chorizos que se van uniendo a la banda. El blog encargado de estrenar la temporada a sido La Cocina de Lauriteles, de Laura.

Este es, además, el primer post que escribo "a tiempo real" y no "en diferido" desde la vuelta de las vacaciones. Los 2 posts anteriores los dejé programados en julio, antes de marcharme 2 meses con la bici rumbo a Laos. Si me seguís en Instagram habréis visto que he gozado con la gastronomía de allí.


Mira que siempre soy cronoyonki y preparo la receta y la entrada a última hora, pero esta vez ha sido por fuerza mayor. Llegué el lunes a medianoche a casa; el martes fue para recoger, lavadoras, hacer compra y reubicarme un poco (hay que joderse el frío que hace!); el viernes tenía que impartir un taller de meriendas y almuerzos para padres y peques y tenía que prepararlo; y hoy es el cumple de mi ama y claro, toca hacer tarta!. Así que la vuelta ha sido un pelín estresante... Vale, sí, después de 2 meses de pingoneo no tengo derecho a quejarme por estrés.

Por eso cuando me puse a rebuscar en el blog de Laura necesitaba una receta que fuera fácil y rápida de hacer. Cuando vi las palabras "pan" y "panificadora" se me aclararon todas las dudas.


En casa a la panificadora le sacamos chispas, porque somos muy panarras pero con unos horarios muy raros como para andar haciendo pan del modo tradicional. Y para colmo de vagancia casi siempre utilizamos de esos preparados panificables que venden en algunos supermercados.

Pero cuando vi este pan de molde me llamó mucho la atención. Lo he bautizado como "pan de molde especial" porque entre sus ingredientes lleva huevos!! Me pareció algo curioso, ya que ninguna de las recetas de pan que tengo para la panificadora llevan huevo, ni siquiera las de pan de molde.


Y tengo que deciros que le da un toque absolutamente maravilloso!!!! De hecho, se ha convertido en una de las recetas fijas para hacer pan con la panificadora. El resultado es un pan con una miga muy esponjosa y suave; con algunas recetas salen panes muy compactos y pesados que podrían usarse como ladrillos de construcción. Pero este es muy ligero y el huevo le da un saborcito muy especial.

La próxima vez aprovecharé a echarle también alguna mezcla de semillas para darle un puntito crujiente. Y para hacer tostadas para desayunar me parece que quedará perfecto! Eso sí, la mantequilla de la receta original la he sustituido por un poco más de aceite.


PAN DE MOLDE ESPECIAL (panificadora)


Inspiración: esta receta.
Dificultad: absolutamente ninguna.
Tiempo de preparación: 2 minutos.
Cocción: en mi panificadora son 3 horas y 15 minutos.
Cantidad: 750 g.
Alérgenos: gluten, huevo


Ingredientes

  • 175 g de agua
  • 55 g de aceite de oliva
  • 2 huevos
  • una pizca de sal
  • 500 g de harina de fuerza
  • 15 g de levadura fresca

Preparación


1.- Echar los ingredientes en la cubeta de la panificadora en el orden que aparecen en la lista.

2.- Programamos el menú para pan básico (depende del tipo de panificadora que tengáis, la mía es de Moulinex y es el programa 4).

3.- Seleccionamos el peso, 750 gramos, y el nivel de tostado si vuestra máquina os da esa opción.

4.- ¡¡Esperar 3 horas y cuarto y listo!!



Consejos:

  • la receta original utiliza 45 g de aceite y 25 g de mantequilla.
  • se puede sustituir parte de la harina por harina integral para hacer un pan más completo.
  • podéis añadirle semillas. En el caso de mi panificadora, a los 20 minutos de funcionamiento pita para añadirle ingredientes extra.
  • a la hora de añadir los ingredientes, tened cuidado de que la levadura no entre en contacto con la sal.
  • la levadura fresca la podéis sustituir por un sobre de levadura seca, pero que sea levadura de panadería (no sirva la de los bizcochos).

Ya de nuevo en la rutina, pero hay que ver lo que carga las pilas un viaje de este tipo y la de ganas e ideas de cocinar que te da!! Tengo una lista de recetas pendientes que me da como para publicar un año en el blog! 

Muás
Iratxe

martes, 12 de septiembre de 2017

martes, 5 de septiembre de 2017

Bizcocho de espinacas

Sí, sí, habéis leído bien, este bizcocho tan verde y esponjoso tiene un ingrediente sorprendente que le aporta ese color tan verde: las espinacas. Pero no salgáis corriendo y esperad a ver el resultado!


martes, 18 de julio de 2017

miércoles, 5 de julio de 2017

Batido verde con avena soluble. Receta rica en hierro y vitaminas

Hoy os traigo una receta refrescante, ligera y a la vez nutritiva. Además es un batido ideal para combatir o prevenir la anemia, ya que es rico en hierro.


El hierro es un mineral muy importante en nuestro cuerpo y nuestra dieta. Es el encargado de formar la hemoglobina y de transportar el oxígeno por la sangre. La falta de hierro se conoce como anemia y es, curiosamente, la carencia nutricional más extendida en todo el mundo. La anemia provoca cansancio, dolor de cabeza, apatía y puede llegar a ser peligrosa sobre todo el deportistas si se van a realizar grandes esfuerzos, ya que no se oxigena suficiente el cuerpo y el corazón tiene que trabajar de más.
A través de los alimentos el organismo absorbe dos tipos de hierro: el de origen vegetal y el de origen animal. Este último el cuerpo lo absorbe mucho mejor, ya que se encuentra presente en la misma forma que en nuestro cuerpo. En cambio, el vegetal es más difícil de absorber.


jueves, 29 de junio de 2017

Helado de plátano. Receta base... con 1 ingrediente

La manera más fácil de hacer helado casero y refrescarnos este verano de manera saludable y ligera.


Si ya en el título os he dicho que es helado de plátano y que sólo tiene un ingrediente...poco misterio tiene ya esta entrada!! "¿Qué leches nos va a contar esta?" pensaréis. Pues hombre, alguna cosilla hay que explicar. Aunque tenéis razón, creando misterio no tengo precio.

Pero hacerlo seguro que no tiene misterio ni complicación ninguna. Además no necesitáis heladera, ni andar sacando el helado de la nevera para revolver de vez en cuando para que no cristalice,... ¡nada! Fácil y rápido.


domingo, 25 de junio de 2017

Bizcocho con melocotón (sin gluten)...a la sartén #Asaltablogs

Un bizcocho buenísimo que lo tenéis listo en 15 minutos...¡¡y sin encender el horno!! Cosa que en estos tiempos ya se agradece ;)


Último domingo de junio y eso significa que toca reto Asaltablogs. Este mes además es el último de la temporada y el blog asaltado es el que más puntos ha logrado durante la "temporada regular". Si es que esto de mangar lo tenemos de lo más organizado!

La "choriza" más apañada y que mejores botines se ha llevado a lo largo de la temporada ha sido Belén, del blog El toque de Belén. Y mira que tiene un montón de recetas buenísimas, pero lo mío ha sido amor a primera vista. Bueno, "amor a primera ola de calor" mejor dicho.


En cuanto vi que tenía un bizcocho que se preparaba en la sartén no pude resistirme a probar. Un bizcocho que no necesita horno!! Y es que si ella dice que es "María bizcochos", yo soy "María desayunos de domingo". Los domingos hay que desayunar algo en plan homenaje y si es casero mucho mejor. Y casi siempre me voy a lo mismo y hago bizcochos.

Así que para mí esta receta ha sido todo un descubrimiento. El poder preparar un bizcocho sin necesidad de horno y además en tan solo 15 minutos me parece lo más! Te levantas y en 15 minutos tienes un bizcocho casero recién hecho para desayunar.


Y es que el tiempo se está volviendo loco, para que luego venga alguien y se atreva a decirme que no hay cambio climático. Llevamos tan sólo 4 días de verano "oficial" pero aquí son ya varias las semanas en las que tenemos más de 30 grados a diario y en los últimos 3 meses apenas ha llovido 4 días. Y os estoy hablando del norte, de Vitoria-Gasteiz o "Siberia-Gasteiz" como también se la conoce. Ha hecho ya más verano este año que en todo el verano pasado!

En fin, perdonad mi alegato anti cambio climático, pero es que esto no es normal y hay que pensar en cómo remediarlo porque sólo tenemos un planeta en el que vivir.


Volviendo al bizcocho, es perfecto para este clima loco, porque nos ahorramos encender el horno que es un acto de suicidio. Además lo podemos hacer con diferentes frutas, aprovechando la que esté de temporada. El bizcocho original utiliza manzana, pero yo he aprovechado que compré mis primeros melocotones de la temporada y utilicé uno para el bizcocho. También he cambiado la harina y he usado una sin gluten.

Eso sí, en las fotos os enseño lo que tendría que ser el culo del bizcocho, la parte de abajo. Pero es que cometí un par de errores y la parte del caramelo y la fruta quedó tan fea y negra que no era como para enseñarla. Pero no estaba quemada!! Es que tenía que haberlo hecho en una sartén más pequeña para que se cubriera del todo con el caramelo y la fruta y para que el bizcocho quedara más alto. Para la próxima ya sé: o una sartén más pequeña o doblar las cantidades.

Así se quedó el probe por abajo...

BIZCOCHO CON MELOCOTÓN (sin gluten)


Inspiración: este bizcocho de Belén.
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Cocción: 15 minutos.
Tamaño: sartén de 18cm de diámetro
Alérgenos: frutos secos, huevo


Ingredientes

  • 2 huevos
  • 40 g de panela (o azúcar) + otros 40 g para hacer caramelo
  • 75 g de aceite de girasol
  • 70 g de almendra molida
  • 60 g de harina sin gluten
  • 1 cucharadita de levadura
  • una cucharadita de vainilla
  • canela (al gusto)
  • 1 melocotón grande

Preparación


1.- Batimos los huevos junto con la panela hasta que estén esponjosos.

2.- Añadimos el aceite y batimos hasta integrar.

3.- Tamizamos la harina junto con la almendra y la levadura. Echamos la mitad en la mezcla de los huevos, mezclando hasta que se integre.

4.- Añadimos la vainilla y canela al gusto y el resto de la harina y almendra.

5.- En una sartén antiadherente ponemos los otros 40 g de panela (o de azúcar) y calentamos a fuego lento. Revolvemos de vez en cuando para que no se pegue, hasta que se haga caramelo.

6.- Pelamos el melocotón, lo troceamos y lo añadimos a la sartén junto al caramelo. Removemos para que se impregne bien.

7.- Vertemos la masa del bizcocho sobre la fruta y repartimos bien para que cubra toda la sartén.

8.- Cocemos a fuego medio-bajo durante 15 minutos. Comprobamos que está hecho pinchando con un palillo en el centro.

9.- Le damos la vuelta en un plato y dejamos templar.


Consejos:

  • es importante que el caramelo y la fruta cubran bien toda la base de la sartén, para que la masa del bizcocho no se pegue al fondo ni se tueste demasiado.
  • en lugar de hacer caramelo, podéis usar del comprado, pero no lo tengáis mucho tiempo para que no se queme.
  • si hacéis el caramelo, tanto con panela como con azúcar, cuidado que no se queme ni lo tostéis demasiado antes de echar la masa del bizcocho, ya que de lo contrario se nos churruscará.
  • aprovechad la fruta de temporada, ya que este bizcocho lo podéis preparar con cualquier fruta: melocotón, manzana, mandarina, plátano,...
  • se puede usar harina sin gluten , harina normal o harina integral.
  • la proporción entre harina y almendra la podéis variar.
  • es muy importante también usar una sartén antiadherente buena, para que no se nos pegue el caramelo ni el bizcocho. 
  • para las cantidades que os doy, lo mejor es que sea de 18 o 20 cm de diámetro como mucho, porque si no os pasará como a mí, que no cubriréis bien el fondo y entonces se os torrará demasiado el fondo y quedará feucho.

¿No es una maravilla poder seguir haciendo bizcochos caseros a pesar de esta chicharrina que tenemos? Para mí ha sido todo un descubrimiento y una alegría!!! Poder seguir desayunando bizcochos caseros en verano sin morir en el intento es una maravilla. Además salen tan buenos que en invierno seguiré haciendo. Animaos a probar!!

Muás
Iratxe

lunes, 19 de junio de 2017

Champagne de saúco

Una bebida sencillísima de hacer y muy rica, con la que sorprenderéis a todo el mundo.


En esta época (finales de primavera-principios de verano) es muy habitual en el campo encontrarnos con un arbusto lleno de flores blancas. Llaman mucho la atención los grandes penachos de pequeñas florecillas blancas y ese olor tan característico y rico que tiene. Más adelante, esos penachos de flores se transforman en penachos de bayas negruzcas.

Resultado de imagen de saúco



Desde siempre el saúco (Sambucus nigra) se ha utilizado con fines medicinales, usando las flores y las hojas en infusiones o cataplasmas.

Pero también se utilizan mucho las flores para aromatizar preparados o recetas o incluso para hacer bebidas refrescantes. Se puede usar para aromatizar el vino, pero también es muy típico hacer champagne de saúco. Esto último es lo que os voy a enseñar a preparar hoy.


La verdad es que yo hasta hace dos años no sabía que las flores de saúco se podían usar para preparar bebidas ni nada. Pero mi chico me dijo un montón de veces que alguna vez había probado el champagne de saúco y que estaba muy bueno. Creo que cada vez que veíamos algún arbusto de estos me lo repetía!! Jajajaja. De hecho un día en el super vi que vendían una sidra orgánica aromatizada con saúco y no pude resistirme a comprarle una!!

Así que el año pasado nos propusimos probar a hacer nuestro propio champagne. Después de mirar en varios libros de plantas medicinales y en varias webs y ver que todas las recetas eran diferentes, al final optamos por hacer nuestra propia mezclando un poco todas. ¡Un éxito total! Todos los que lo probaron se sorprendieron y les encantó. Así que este años hemos repetido y os comparto la receta.


Es una bebida que tiene alcohol, ya que pasa por un proceso de fermentación del azúcar. No es mucho el alcohol que tiene, pero sí un poco, así que hay que tenerlo en cuenta para los más peques. También durante el proceso de fermentación genera algo de gas, lo que hay que tener en cuenta a la hora de embotellar, luego os explico cómo.

No esperéis que sea tan espumoso y "chispeante" como el champagne de verdad, es más una especie de refresco con un toque de gas y un poquito de alcohol.

En esta foto se aprecian las burbujitas de gas alrededor de la pajita

CHAMPAGNE DE SAÚCO


Inspiración: un popurrí experimental de varias.
Dificultad: ninguna.
Tiempo de preparación: 30 minutos.
Reposo: 48 horas + 15 días.
Alérgenos: ----


Ingredientes

  • 8 penachos de flores
  • 500 g. de azúcar
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 1 limón
  • 4 litros de agua


Preparación


1.- Lo primero es recoger las flores en el campo ;)

2.- Quitamos los pedúnculos (el palito) a las flores y las ponemos en un bidón o una olla grande.

3.- Agregamos el azúcar, el vinagre y el limón cortado en rodajas. Por último vertemos el agua.


4.- Removemos todo bien con un cucharón y tapamos el bidón con un trapo o paño. Esto es para que no entren bichos ni nada, pero que pueda "respirar". Lo dejamos reposar 48 horas en un lugar en el que no le dé el sol.

5.- Colamos o filtramos la mezcla con cuidado y vamos rellenando botellas con el líquido. Si usáis botellas de plástico, abollar un poco la parte superior y no la llenéis hasta arriba, porque durante el proceso de fermentación se genera mucho gas. Si usáis botellas de vidrio, no las llenéis hasta arriba.



6.- Se puede empezar a consumir a partir de los 15 días. Lo mejor es beberlo bien fresquito!



Consejos:

  • es importante taparlas con un trapo para evitar los bichos, ya que con el olor tan rico que desprende ser ven muy atraídos por el líquido y no es plan de que se nos llene de bichitos todo.
  • no tenerlo más de 48 horas antes de colarlo, ya que si no las flores se empiezan a pudrir.
  • lleva mucha cantidad de azúcar, pero es importante que la lleve porque es la que fermenta y hace que se genere el gas y el puntito de alcohol.
  • no hay que confundir el saúco, que es un arbusto, con otra planta herbácea que se le parece mucho. Esta última es tóxica, pero es muy fácil de distinguir porque el saúco es un arbusto, con ramas, mientras que la otra es un único tallo que crece desde abajo y justo en la parte superior tiene un penacho de flores.

A estas alturas y con este clima tan caluroso y seco que tenemos este año la naturaleza va muy adelantada, con lo que igual ya no estáis a tiempo de conseguir flores de saúco, pero aquí os queda la idea para el año que viene. Y cuando salgan los frutos de las bayas de saúco, aprovechad a cogerlas para preparar esta mermelada de manzana y bayas de saúco. Es la mejor mermelada que he comido en toda mi vida, ¡palabrita!

Muás
Iratxe