lunes, 14 de noviembre de 2016

Crema de calabaza y curry

Ya tenemos aquí el otoño en estado puro. 

Aquí vino así, de sopetón. Un día estábamos tan contentos en manga corta y con 27ºC y solete y, de repente, de un día para otro, no llegábamos a 10ºC y se nos fue el sol...¡para no volver! :( Es más, el otro día pudimos oler la nieve ya bien cerquita. Brrrrrr!!!! A mí ya se me ha puesto cara de frío y esta no se me va hasta mayo.


Aunque es cierto que hacía falta, sobre todo la lluvia, y que soy partidaria de que en cada estación haga lo que tiene que hacer, la llegada de noviembre y su tiempo se me hace muy dura. Pero qué le vamos a hacer!

Para sobrellevarlo mejor, es momento de dar paso a los pucheros, sopas y cremas varias, que entran de maravilla cuando fuera hace un frío que pela. Y qué mejor que aprovechar una verdura de temporada, otoñal total, como es la calabaza. 



Por ahí por finales de septiembre mi suegro sacó una calabaza que pesaba la friolera de ¡¡38 kg!! Y nos dio la mitad. Ahí estuvimos cortándola y haciendo taquitos para poder congelarla. Así que tenemos calabaza para hacer cremas una buena temporada.

Esta en concreto la vamos a hacer muchas veces seguro, porque está buenísima. La calabaza y el curry son dos sabores que combinan a la perfección y el resultado es una crema suave, con un sabor muy especial.


Además de curry lleva cúrcuma, que aunque la cúrcuma ya está de por sí presente en el curry. es bueno aumentar su presencia. La cúrcuma tiene muchísimas propiedades y se recomienda su consumo de forma habitual. Tiene propiedades antioxidantes, actúa como antiinflamatorio y favorece el buen funcionamiento del hígado. También hay varios estudios que relacionan la curcumina (una sustancia presente en esta especia) con efectos positivos sobre la depresión o el cáncer.

Un dato curioso que igual no sabíais: la curcumina no se absorbe muy bien así sola, pero si se combina con la pimienta negra aumenta la absorción.

Pero vamos, que milagros los justos, así que no por echar cúrcuma a todo vamos a ser inmortales! Pero no viene mal una ayudita. Y si además está tan buena como esta crema de calabaza, ¡yo me apunto!


CREMA DE CALABAZA Y CURRY


Inspiración: yo misma.
Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 1 hora.
Alérgenos: soja


Ingredientes


  • 1 kg. de calabaza
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 patata mediana
  • 700 ml. de agua
  • 250 ml. de nata de soja
  • 1 cucharadita de curry
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta (al gusto)

Preparación


1.- Ponemos un chorrito de aceite en el fondo de una cazuela y lo ponemos a calentar.

2.- Picamos la cebolla y la rehogamos en la cazuela.

3.- Pelamos y troceamos la patata y la añadimos al sofrito de la cazuela. Rehogamos unos minutos.

4.- Troceamos la calabaza en taquitos y la añadimos a la cazuela. Añadimos también el curry y la cúrcuma.

5.- Cubrimos con el agua y cocemos durante unos 25 minutos a fuego medio-alto, hasta que las verduras estén bien blandas.

6.- Añadimos la nata de soja y salpimentamos al gusto. Dejamos un par de minutos al fuego y a continuación retiramos y batimos hasta lograr una crema homogénea. 


Consejos:

  • si queréis que os quede más espesa podéis dejar cociendo un poco más para que se evapore más agua. Pero así quedó una crema fina muy rica.
  • a la hora de servir le añadí un poco de cebolla frita. Podéis usar taquitos de pan frito o lo que queráis.
  • podéis probar a añadir también un par de zanahorias, que combinan de maravilla con la calabaza.
  • si no tenéis problemas con los lácteos, podéis usar nata normal. O incluso añadir un poco de queso rallado para que le dé un toque.
  • en lugar de agua podéis usar caldo de pollo o de verduras.


Mañana mismo tenemos para comer esta crema de calabaza y curry, que le hemos cogido el gustillo. Animaos a probarla que seguro que se convierte en uno de vuestros platos fijos en el menú de invierno. La próxima receta algo dulce, para compensar ;)

Muás
Iratxe

4 comentarios:

  1. Hay Iraxe, que puñetero frío hace hoy. Que yo como tú creo que al otoño le corresponde el fresquete y la lluvia, pero jo..... es que hace mucho, mucho frío.
    Me encanta tu propuesta. Mi suegro también nos dio un cargamento de calabaza así que he hecho postres de todo tipo, cremas, en ensalada... pero mira que nunca le había puesto curry. Me lo apunto para la próxima vez. Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf!! Es que ha llegado de golpe! Pero es lo que toca...así que a aprovechar para cocinar! Jajajaja. Mira, la calabaza en ensalada no he comido nunca, así que tendré que probar.
      Muás

      Eliminar
  2. Hola preciosa!! Si es cierto que llegó el frío como una ostia inesperada, de repente me congelo al salir de casa!! Pero ya hacía falta, se agradece este cambio de temperatura:P... Yo estoy casi adicta a la cúrcuma, es una maravilla de especia además de todas sus propiedades, me hago hasta tés!! Yo tomándola como una descosida y no tenia ni idea de que no se absorbía del todo!! Ahora a hacer tés con pimienta negra también jejejej! Voy a aplicarlo a mis recetas, ¡gracias nena! Estas recetas calentitas ahora van de maravilla:P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyy, sí, coger la bici por las mañanas es toda una tortura! Lo de la pimienta lo he visto en varios sitios, así que ya sabes, a echar pimienta a la cúrcuma! ;)
      Muás

      Eliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, me hace mucha ilusión leerlos ^_^