miércoles, 11 de mayo de 2016

Bebida (leche) de arroz

Después de que probara a hacer mi propia leche de avellanas, ahora le ha tocado el turno a la leche de arroz.


Cuando te dicen que ya no puedes volver a tomar lácteos, tienes que empezar a buscar alternativas. Por suerte, hoy en día en el mercado hay muchas opciones de leches (o mejor dicho, bebidas) vegetales: arroz, soja, avena, almendras,... 

Lo malo de este tipo de bebidas vegetales es que, en comparación con la leche de vaca, son bastante caras. Además, las comerciales llevan otra serie de ingredientes como conservantes, colorantes y demás aditivos no muy saludables que digamos. Por eso, una muy buena opción es prepararlas en casa.


Hacer vuestra propia bebida vegetal es fácil, qué digo fácil, facilísimo! No os va a costar casi nada de tiempo, no necesitáis materiales ni utensilios raros y os va a salir más barato que comprarla.

En cuanto al sabor, es mucho mejor que el de la leche de arroz comercial. Confieso que de todos los tipos de leche vegetal que he probado hasta ahora, la de arroz es la que menos me gusta. Quizás porque es muy "aguachirri", no tiene sabor y la consistencia también es muy líquida, es como muy traslúcida. Por eso es la que suelo usar normalmente para preparar postres, ya que no aporta sabor.

La versión casera es más consistente que la comercial, tiene más cuerpo y más color y también más sabor. Sigue sin ser muy de mi agrado, pero me quedo con esta versión casera mil veces antes que con la comercial. Quizá para tomarla con el café no sea la mejor, pero para preparar batidos o "smoothies" es ideal.



Mucha gente prepara la leche de arroz con arroz crudo, después de haberlo tenido a remojo unas horas (como en el caso de las leches de frutos secos). Yo la he hecho con arroz cocido, ya que siempre he oído que el arroz crudo no es muy digestivo que digamos.


LECHE DE ARROZ


Inspiración: he hecho mi propia versión, pero una de las que miré fue esta.
Dificultad: de 0 a 10, 1.
Tiempo de preparación: 5 minutos + lo que tarde en cocer el arroz.
Alérgenos: ---


Ingredientes


  • 2 cucharadas de arroz
  • 2 tazas de agua + la necesaria para cocer el arroz
  • sirope de agave (o cualquier otro endulzante)

Preparación


1.- Ponemos el arroz con agua en una cazuela y dejamos cocer el tiempo necesario (dependerá del tipo de arroz que uséis).

2.- Escurrimos el arroz y lo pasamos al vaso de la batidora o del procesador de alimentos. 

3.- Añadimos las dos tazas de agua, empezamos a batir y añadimos el sirope de agave al gusto. Seguimos batiendo unos 2-3 minutos, hasta que no queden trozos de arroz. Podemos probar para añadir más sirope si fuera necesario.

4.- Colamos la mezcla usando un colador muy fino o, mejor, usando una gasa, un trapo de algodón limpio o uno de esos coladores especiales para queso que hay.

5.- Guardamos la leche en una botella en la nevera. 


Consejos:

  • la leche aguanta bien unos 3 días, no más, ya que no lleva conservantes ni nada.
  • lo que nos ha sobrado en el colador no deja de ser arroz cocido, con lo que lo podemos usar para darle gracia a unas lentejas, para espesar alguna salsa o. como en mi caso, que se lo comió el perro!
  • para endulzar la leche, podéis usar sirope de agave, miel, cualquier edulcorante (incluido azúcar) o incluso he visto que hay gente que añade unos dátiles en el momento de batir.
  • también podéis darle sabor a la leche, añadiendo cacao, canela,... O incluso podéis cocer el arroz con una rama de canela para que coja sabor.
  • la cantidad de agua es un poco orientativa. Si veis que se os queda demasiado espesa, podéis ir añadiendo poco a poco más agua. Pero sin pasaros para que no quede demasiado "aguachirri".

Ya habéis visto lo fácil que es preparar vuestra propia leche de arroz, mucho más barata, buena y saludable que la comercial. Además la podéis "saborizar" al gusto para disfrutarla de diferentes maneras o como más os guste. Yo la próxima vez probaré con canela...¡o con cacao! Qué dilema! ;)

Animaos a hacerla y contadme qué tal el resultado!

Muás
Iratxe

1 comentario:

  1. Tengo que probar alguna vez a hacer alguna de estas "leches". Yo sólo puedo tomar sin lactosa, pero voy tirando de ella. La de soja no me gusta nada de nada. Ains.... a este paso acabaremos comiendo todo en pastillas "sin". MUAKKK

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, me hace mucha ilusión leerlos ^_^