lunes, 11 de abril de 2016

Mousse de chocolate mágica (con agua)

¿Y esto qué es lo que es? ¿Mágica? 

No, no es que haya encontrado la fórmula para que el chocolate no engorde. La "magia" de esta mousse radica en que se prepara con agua. Sí, parece imposible, además de una guarrindongada. Pero os aseguro que el resultado es increíble!


Mira que yo no he sido nunca muy chocolatera, menos aún del chocolate negro... Pero ahora que es el único chocolate que puedo comer porque no lleva lácteos, la verdad es que me estoy aficionando a su sabor. Eso sí, esta mousse sólo es apta para verdaderos amantes del chocolate. Porque básicamente es como comerse una tableta de chocolate pero con cuchara. Al llevar sólo agua sabe pues eso, a chocolate puro.

Esta receta ya la publiqué en mi otro blog hace un par de años o más, pero quería publicarla aquí también, ya que es una manera perfecta para disfrutar de una mousse de chocolate si no podemos tomar lácteos ni huevos. También es ideal porque no lleva gluten, ni azúcar (dependiendo del chocolate que uséis), así que es apta para todos!!




Bien, si siempre nos han dicho que el chocolate y el agua no son buenos compañeros, ¿cómo es posible esta mousse? En este post encontráis toda la explicación científica del asunto. Está en italiano pero se entiende perfectamente. Básicamente viene a decir que como el chocolate contiene un cierto porcentaje de grasa, se puede montar igual que la nata.

En 1995, un químico francés llamado Hervè This, se puso a analizar "químicamente" la nata montada y se dio cuenta de que el chocolate también se podía montar, ya que contiene grasa y un emulsionante como la lecitina de soja. Añadiendo un líquido y enfriando tendría que ser posible montarlo para obtener una mousse.


Y, en efecto, se puede. De primeras os parecerá una auténtica marranada, lo sé. Pero si lo probáis os daréis cuenta que no. Y oye, que si lo dice un científico será verdad, ¿no?
Todo se reduce a una fórmula matemática:

g. de agua = % de grasa x 100 / 34

Así que nos tenemos que fijar en el porcentaje de grasa del chocolate. ¡¡No en el porcentaje de cacao!! ¡Cuidado! En la tabla nutricional del chocolate hay que mirar cuántos gramos de grasa tiene por cada 100 g. de producto. En mi caso tenía 41,4 g. de grasa. Así que me salieron 122 g. de agua.

MOUSSE DE CHOCOLATE CON AGUA


Inspiración: esta mousse de aquí.
Dificultad: para todos los públicos...incluso si las matemáticas no son lo vuestro ;)
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Alérgenos: dependiendo del chocolate que uséis. En principio si es chocolate puro no debería de tener alérgenos, pero algunos tienen lecitina de soja o incluso leche.


Ingredientes

  • 100 g. de chocolate puro (70% de cacao)
  • 122 g. de agua (en mi caso, depende de la fórmula!)

 

Preparación

 

1.- Metemos el bol que vayamos a usar en la  nevera para que esté frío.

2.- Fundimos el chocolate al baño maría o en el microondas. Yo lo hago en el microondas a golpes de 30 segundos y removiendo un poco cada vez. En tres veces está listo.

 3.- Pasamos el chocolate al bol frío y añadimos el agua. Pinta mal, muy mal. Fe.

Sí, pinta raro. Y no parece muy comestible... Pero ya os he dicho que es mágica!
4.- Batimos con las varillas hasta lograr una consistencia tipo mousse.
 

Consejos:

  • cuidado de no pasarnos al batir, al igual que con la nata, ya que sino nos saldrán grumos.
  • el líquido no tiene por qué ser exclusivamente agua. Se puede hacer con café, licor, zumo,... He llegado a verlo hecho con licor de café.
  • evidentemente esta mousse no es muy dulce. Cuanto menor sea el porcentaje de cacao más suave será, sino es bastante amarga. Vamos, para los que les guste el chocolate puro.
  • es más "light" que cualquier otro tipo de mousse, ya que jugamos con la propia grasa del chocolate y no le añadimos más.
  • es importante que el bol donde batimos esté frío, para que pueda montar bien.
  • tampoco hace falta ser súper meticulosos con los gramos de agua, no pasa nada por pasarse un poco o por quedarse un poco corto. 
  • no le digáis a vuestros invitados cómo habéis hecho la mousse hasta después de que se la hayan comido, que el factor psicológico hace mucho...jejeje ;)
  • con esta cantidad sale mousse como para dos personas, no más. Pero si queréis hacer más, sólo es seguir las proporciones.
  • es una receta sin gluten, sin lactosa (dependiendo de la marca del chocolate), sin huevo, sin azúcar y vegana. Vamos, ¡es perfecta!
 

¿Sorprendidos? A mí el resultado me sorprendió gratamente, porque no me fiaba yo mucho de aquello cuando eché el agua... Si la coméis fresquita es más o menos como comeros un helado de chocolate...¡pero más sano! O para una visita inesperada esta idea os saca del apuro en un pis-pás! Espero que os animéis a probarla y a investigar con otros líquidos. ¡Ya me contaréis! ;)

Muás
Iratxe

6 comentarios:

  1. Toma ya¡¡¡ Yo que soy fan total del chocolate negro (de hecho no me gustan ningún otro) me requeteencanta la receta¡¡¡¡ Esta te prometo que la hago en un pis pas. MUAKKKKKKKK

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, mira que a mí no me ha hecho nunca mucha gracia, pero como ahora es mi única opción de comer chocolate...le estoy cogiendo el gusto!! ;)
      Muás

      Eliminar
  2. Me hablaron hace poco de la mousse con agua hace poco en un curso de repostería aunque todavía no he tenido tiempo para ponerla en práctica.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hace más de dos años que la probé y la verdad que me sorprendió mucho. Queda muy bien y con una textura muy buena :)
      Muás

      Eliminar
  3. Se puede echar una leche vegetal en lugar de agua?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no he probado con leche, la verdad. Sé que con licor de café se puede hacer. Pero como la leche tiene grasa, no sé si afectaría a la proporción que marca la fórmula.

      Eliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, me hace mucha ilusión leerlos ^_^