viernes, 11 de marzo de 2016

Alergia vs. Intolerancia

Cada vez es más frecuente encontrarnos con que alguien de nuestro entorno sufre una alergia o una intolerancia alimentaria. Pero, ¿sabemos realmente cuál es la diferencia entre estos dos términos?


Aunque cada vez hay más concienciación con estos problemas alimentarios, desde mi experiencia, veo que no queda muy claro cuál es la diferencia entre tener una intolerancia a algún alimento o ser alérgico al mismo. Muchas veces me ocurre que cuando digo que no puedo tomar lácteos porque soy alérgica me dicen: "ah, que eres intolerante a la lactosa." Que bueno, la diferencia entre "lactosa" y "lácteos" da para otro post...

Así que desde aquí quiero aportar mi granito de arena para arrojar un poco de luz sobre este tema, para que nos quede un poquito más claro qué significa ser intolerante y qué significa ser alérgico.




Intolerancia

 

La intolerancia alimentaria afecta al metabolismo, pero no provoca una respuesta inmune en el organismo. El problema suele ser digestivo y se produce porque la persona no puede digerir bien un alimento.

Para hacer la digestión, el cuerpo produce enzimas, que son las encargadas de "romper" las proteínas y azúcares de los alimentos para que el cuerpo los pueda aprovechar. Hay personas, que por el motivo que sea, no producen dichas enzimas, o no las suficientes, para poder digerir correctamente ese alimento. Puede provocar gases, náuseas, dolores de estómago, hinchazón, diarreas e incluso vómitos, además de malestar.

Una de las intolerancias más comunes es a la lactosa. En este caso, el cuerpo no produce la enzima lactasa, que es la que se encarga de digerirla, y esto provoca que no se pueda hacer bien la digestión. Hoy en día existen pastillas de lactasa, para que las personas intolerantes puedan tomar antes de las comidas, más que nada en ocasiones especiales para poder comer lácteos.


Alergia

 

La alergia a los alimentos es una respuesta del sistema inmunitario. En este caso, el cuerpo reconoce al alimento como una sustancia extraña, como un "ataque", y produce una respuesta de defensa. Generalmente, produce anticuerpos, que son los encargados de desencadenar la reacción alérgica.

Los síntomas pueden ser los mismos que en el caso de la intoleracia, pero también pueden ser más graves. No sólo problemas digestivos, sino también cutáneos (dermatitis, urticaria), hinchazón en distintas partes del cuerpo o incluso llegar a provocar un shock anafiláctico, en el que la faringe se puede hinchar hasta tal punto que la persona no pueda respirar.

Son muchos los alérgenos alimentarios que hay, y hay muchos grados de sensibilidad a los mismos. La única "solución" posible en casos de alergia es eliminar completamente el alimento de la dieta.



Resumiendo, la intolerancia es un problema metabólico, mientras que la alergia es un problema del sistema inmunológico. Evidentemente, este tema da para alargarse mucho más y dar muchos más datos y detalles, pero yo simplemente quería arrojar un poco de luz y aclarar cuál es la diferencia.

Si queréis saber o profundizar más, tenéis más información en la página de la Asociación Española de Personas con Alergia a Alimentos y al Látex o en la de la EUFIC.

Muás
Iratxe

2 comentarios:

  1. A mi madre le paso como a ti. Ella es intolerante al gluten y la gente siempre le dice que es celiaca, al final ella acaba diciendo que es celiaca para no ponerse a discutir jajaja
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno Iratxe. Yo ya muchas veces paso de explicar las cosas porque en mi caso la pregunta suele ser: ¿y tú que grado de celiaquía tienes? ains. Un besote

    ResponderEliminar

Todos los comentarios son bienvenidos, me hace mucha ilusión leerlos ^_^