domingo, 27 de marzo de 2016

Crazy cake de chocolate (sin huevos ni lácteos). #Asaltablogs

Pues ya tenemos aquí el último domingo de mes, por fin en primavera!! Y además se supone que yo estaré por Menorca mochileando, desconectada del mundo por unos días. ^_^

Pero hoy toca publicar el reto de El Asalta Blogs, ese en el que una panda de mangantes gastronómicos nos aliamos para asaltar la cocina de una pobre víctima elegida por sorteo, y no me lo podía perder aunque esté de vacaciones. Menos mal que estas cosas se pueden programar!


Esta vez ha tocado robarle al blog de Marisa, Thermofan. Yo partía con ventaja, ya que fue mi asaltada invisible en diciembre y la última vez que paricipaba con mi otro blog, Gallecookies, antes de cambiar de banda. Así que ya me conocía los entresijos de su cocina y tenía algunas recetas fichadas.

Aunque el blog de Marisa es sobre todo de recetas con Thermomix, explica cómo hacerlas de modo tradicional. ¡¡Y tiene un montón de recetas!!


A esta crazy cake ya le eché el ojo la otra vez, pero como justo pillaba en Navidades preferí robarle algo más "light", jajaja. Pero me quedé con ganas de probar esta tarta, así que ahora he tenido la oportunidad perfecta :)

Esta receta se la robó Marisa a otra participante del reto, que a su vez la había cogido de otro blog. Así que si "Quien roba a un ladrón tiene 100 años de perdón", yo tengo que estar más que indultada!


lunes, 21 de marzo de 2016

Chips de calabacín y berenjena con curry (al microondas)

¿Quién ha dicho que comer sano y comer verdura tiene que ser soso y aburrido?

Esta receta os va a encantar. Es sana, original, diferente, sorprendente y está buenísima!

 

Estos chips son un aperitivo o picoteo ideal. Es como si fueran patatas fritas, pero en este caso con calabacín y berenjena. Lo bueno es que los podéis hacer con casi cualquier verdura, así que podéis hacer un montón de combinaciones deliciosas y coloridas.

 Para que no os aburráis de comer la verdura siempre de la misma manera! Además son ideales si estáis a dieta, porque son un snack súper sano para disfrutar sin pasarse. ¡Y para engañar a los niños para que coman verdura!


Esta versión que os enseño es, además, mucho más sana, ya que están hechos en el microondas en lugar de fritos. También los podéis hacer al horno si queréis. Tanto al horno como al microondas os van a quedar perfectos y sin nada de grasa. Si las freís, quedarán muy sabrosas, pero absorberán bastante aceite, como pasa con las patatas fritas.


Lo del curry ya vino porque en casa somos muy aficionados a esta especia, la usamos muchísimo. Me pareció que eran 2 verduras a las que el sabor del curry les iría muy bien y haría que estos chips fueran aún más originales y buenos.

Pero bueno, que el aderezo lo podéis variar según gustos o dependiendo las verduras que uséis. Atreveos a experimentar!!


Además de comerlos sin más, como si fueran patatas fritas, los podéis usar para acompañar otros platos o para darle un toque crujiente y de chispa a otras preparaciones. Nosotros comimos algunos así sin más a secas, pero otros los usamos para darle gracia a una ensalada. Y la verdad que fue un éxito!!

Ya no hay excusas para no comer verdura o para decir que es aburrida!

Ah! Y no os perdáis la parte de consejos, que os cuento cositas muy interesantes ;)


CHIPS DE CALABACÍN Y BERENJENA CON CURRY

(AL MICROONDAS)


Inspiración: yo misma.
Dificultad: si no tenéis mandolina, hacer las rodajas tiene su intrínguli.
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Cocción: 2-4 minutos por tanda.
Alérgenos: en principio ninguno.


Ingredientes


  • 1/2 calabacín
  • 1/2 berenjena
  • sal
  • curry (al gusto)

Preparación


1.- Lavamos bien el calabacín y la berenjena, ya que los vamos a preparar con piel.

2.- Si tenéis una mandolina os facilitará mucho el trabajo de hacer los chips, Si no, con un cuchillo bien afilado tenemos que cortar el calabacín y la berenjena en rodajas finas. Hay que intentar que sean bastante finas y de un grosor parecido todas ellas.

3.- Las colocamos directamente sobre la bandeja del microondas o sobre un trozo de papel de horno. Mejor que las lonchas no se toquen entre ellas, así que nos tocará hacer varias tandas.

4.- Calentamos a una potencia de 800kW durante 3 minutos. Miramos a ver qué tal van. A partir de ahora iremos dando golpes de 30 segundos. El punto exacto de cocción es cuando estén deshidratados y crujientes, pero sin que se hayan oscurecido demasiado.

5.- Las dejamos enfriar sobre una rejilla, de esta forma quedarán aún más crujientes.

6.- Mezclamos en un recipiente sal con un poco de curry (al gusto) y espolvoreamos los chips con esta mezcla.




Consejos:

  • este método lo podéis aplicar a casi cualquier verdura, incluso a frutas: zanahoria, boniato, calabaza, patatas, manzana, plátano,...
  • además de sal o de curry, podéis usar pimienta, canela,... En función de las verduras o frutas que uséis, le irán bien unas especias u otras. 
  • los chips también se pueden hacer al horno. En ese caso, colocáis las rodajas de verdura en ka bandeja del horno y tenéis que echar un chorrito de aceite, tanto por debajo para que no se peguen, como por encima. Calentaremos el horno a 140ºC y necesitaremos unos 40-50 minutos. El tiempo que necesiten dependerá de la cantidad de agua que tenga a verdura o fruta utilizada. Podéis dar la vuelta a los chips a media cocción para que se hagan mejor.
  • siempre podéis recurrir a la forma tradicional y freirlos en una sartén con abundante aceite, como si fueran patatas fritas. En este caso, habrá que ponerlos luego sobre papel de cocina para que expulsen el exceso de aceite y grasa.
  • si tenéis una mandolina, os facilitará y acelerará mucho el proceso de cortar las rodajas. Lo bueno es que, además de hacerlo más rápido, os aseguraréis de que todas las rodajas tienen el mismo grosor. 
  • una vez hechas, si las dejáis secar sobre una rejilla quedarán más crujientes. Luego las podéis guardar en un recipiente hermético y se conservan durante varios días. ¡¡Pero tienen que estar bien secas!! Si no se han deshidratado del todo o han quedado un poco blandas, al guardarlas se irán reblandeciendo por culpa de la humedad.

Animaos a prepararlas, porque son una maravilla. Ni los peques de la casa se van a resistir a comer fruta y verdura!

Muás
Iratxe


lunes, 14 de marzo de 2016

Galletas de mantequilla de cacahuete con 3 ingredientes


Si os gusta la mantequilla de cacahuete, no podéis dejar de probar estas galletas. Porque, ¿puede haber algo mejor que comerse la mantequilla de cacahuete a cucharadas directamente del bote? 

Pues sí! Comérsela a bocados en forma de galleta!!


viernes, 11 de marzo de 2016

Alergia vs. Intolerancia

Cada vez es más frecuente encontrarnos con que alguien de nuestro entorno sufre una alergia o una intolerancia alimentaria. Pero, ¿sabemos realmente cuál es la diferencia entre estos dos términos?


Aunque cada vez hay más concienciación con estos problemas alimentarios, desde mi experiencia, veo que no queda muy claro cuál es la diferencia entre tener una intolerancia a algún alimento o ser alérgico al mismo. Muchas veces me ocurre que cuando digo que no puedo tomar lácteos porque soy alérgica me dicen: "ah, que eres intolerante a la lactosa." Que bueno, la diferencia entre "lactosa" y "lácteos" da para otro post...

Así que desde aquí quiero aportar mi granito de arena para arrojar un poco de luz sobre este tema, para que nos quede un poquito más claro qué significa ser intolerante y qué significa ser alérgico.

martes, 8 de marzo de 2016

Crema de cacahuete

No sé a vosotros, pero a mí de siempre la crema de cacahuete me ha sonado un poco a ciencia-ficción. Era eso que aparecía en todas las series americanas que ponían en la tele cuando era pequeña. Siempre se hacían un sandwich de mantequilla de cacahuete o la usaban para untar el pan con el que luego se iban a hacer un sandwich.

Pero, por lo menor cuando yo era pequeña, aquí no existía la mantequilla de cacahuete, no la podías encontrar en el supermercado. Era algo que te tenías que imaginar cómo sabría.


jueves, 3 de marzo de 2016

Mini focaccias de patata en sartén

Hoy os traigo una manera súper rápida y sencilla de preparar panecillos, sin necesidad de esperar levados y sin complicaciones. Ideal para celebraciones, para presentar platos de forma diferente o, simplemente, para disfrutar de un "pan" distinto.


La focaccia es una especie de pan plano típico en Italia, similar a la pizza, que se suele aliñar con aceite de oliva y se acompaña con hierbas aromáticas. Aunque hay un montón de versiones con patata, cebolla, aceitunas, queso,... Vamos, como con las pizzas, pero siendo una base más gruesa y no suele llevar tantos ingredientes encima.

La focaccia tradiconal se hace con harina, aceite, agua, sal y levadura y tiene un tiempo de levado.