jueves, 29 de diciembre de 2016

Panettone sin lácteos

Como diría aquel: "Me llena de orgullo y satisfacción" poder compartir con vosotros esta receta.

Es más, aún no me creo que haya salido...¡¡¡y sobre todo que quedara tan bien!!!


Como ya he dicho alguna vez, hace unos años que viví durante 1 año en Roma. Por aquel entonces por aquí no se veían apenas panettones, no estaban de moda como ahora. Esas Navidades que pasé allí descubrí este dulce navideño italiano por excelencia y me enamoré perdidamente. Estuve desayunando panettone desde noviembre hasta marzo...¡y porque ya me volví a casa! Tenían que estar muy contentos los fabricantes conmigo, porque iba comiéndome todos los excedentes ;)

Cuando volví ya empezaba a ser más fácil encontrarlos aquí en las panaderías y supermercados, por lo que pude seguir disfrutando todas las Navidades de este "Pan de Toni".


Aunque en origen esta receta es de Milán, se ha popularizado en todo el país y a día de hoy es impensable una Navidad sin panettone en Italia. Hay varias leyendas acerca de cómo se inventó, pero lo único que parece claro es que fue alguien llamado Toni y de el nombre: pan de Toni y que hoy ha derivado a panettone.

Hace unos años decidí que quería preparar mi propio panettone en casa, así que me puse a buscar recetas. Curiosamente, todas las recetas que encontraba de blogs en castellano usaban agua de azahar. Eso le da sabor a roscón de reyes, que sí, que está muy bueno, pero sintiéndolo mucho ese no es el sabor del panettone. Al final di con una página italiana ultra famosa allí y me quedé con ese receta.

Pero claro, se prepara con mantequilla :( Y desde hace ya año y medio que la mantequilla es historia para mí, así que...¿se acabaron los panettone?


El año pasado así fue, porque no tuve tiempo de andar experimentando. Pero este año me propuse que tenía que lograr hacer un panettone sin lácteos y que fuera lo más parecido posible al original. Estuve buscando recetas y encontré muchas opciones veganas, pero la diferencia iba a ser demasiada y además yo no tengo problema con comer huevos. Vi otras con aceite, pero eran demasiado "pro" para mí, con su masa madre y sus refrescos, sus tipos de amasado y plegados... A mí me encantan las masas y el pan, pero no se me dan nada bien de momento y esos términos son para mí chino!!

Al final decidí adaptar mi receta de siempre, sustituyendo la mantequilla por una cantidad proporcional de aceite y que fuera lo que tuviera que ser. Por suerte, puedo decir que ¡¡¡fue un éxito!!! No quedó tan jugosito ni con la textura tan suave que tiene el verdadero panettone, pero quedó tierno a la par que firme y con un sabor que era gloria bendita.

Os paso cómo lo hice yo, adaptándolo de una receta italiana, pero sé que hay gente que prepara una infusión con piel de limón y naranja, que usa algún tipo de licor,... Podéis adaptar esas recetas respetando siempre las proporciones de aceite por mantequilla que os voy a dar. Importante que no os perdáis la parte de "Consejos", que viene cargadita.


PANETTONE (sin lácteos)


Inspiración: esta receta que solía hacer antes.
Tiempo de preparación: 1 hora.
Levado: unas 7 horas entre todos los levados.
Cocción: 60 minutos.
Alérgenos: gluten, huevo

Ingredientes


1ª fase:
  • 10 g. de levadura fresca
  • 60 ml. de leche vegetal (yo usé de soja)
  • 100 g. de harina de fuerza
  • una cucharadita de azúcar (o miel)
2ª fase:
  • 200 g. de harina de fuerza
  • 2 g. de levadura fresca
  • 2 huevos
  • 60 g. de azúcar
  • 50 g. de aceite de oliva
3ª fase:
  • 350 g. de harina de fuerza
  • 2 huevos + 2 yemas
  • 140 g. de azúcar
  • 82 g. de aceite de oliva
  • una pizca de sal
  • mezcla de frutos secos y pasas

Preparación


1ª fasea mano

1.- Disolvemos la levadura (10 g.) en la leche tibia (60 ml.). Que no queme, porque entonces mataríamos la levadura.

2.- Añadimos el azúcar (o miel) y la harina. Amasamos hasta conseguir una masa homogénea y formamos una bola.

3.- Colocamos la bola en un bol o recipiente, cubrimos con film transparente y dejamos levar hasta que doble su volumen. Yo lo tuve un par de horas a unos 19-20ºC que son los que hay en mi cocina.


2ª fase: a mano con batidora con gancho amasador

4.- Amasamos la harina (200 g.), los huevos (2), la levadura restante (2 g.) y la bola de masa ya levada. 

5.- Cuando se haya integrado todo bien, añadimos el azúcar (60 g.). Continuamos amasando hasta que se haya incorporado del todo.

6.- Vamos incorporando el aceite (50 g.), mejor poco a poco mientras vais amasando. Nos costará un poquito que se integre y lograr una masa homogénea, pero paciencia que al final queda perfecto.  

7.- Formamos una bola, la tapamos con film transparente y la volvemos a dejar levar hasta que doble su volumen. Yo la tuve unas 3 horas, aunque ya sabéis que depende de la temperatura que haya.


3ª fase: a mano o con batidora con gancho amasador

8.- Volcamos la masa sobre la superficie de trabajo (si vamos a amasar a mano) o la dejamos en el bol de la batidora (si amasamos con una batidora de las que tienen gancho amasador). Añadimos la harina (350 g.), los dos huevos y las 2 yemas. Amasamos bien durante unos 10 minutos, hasta que quede todo bien integrado y trabajado. 

9.- Incorporamos entonces el azúcar (140 g.) y una pizca de sal, amasando otra vez bien para que quede bien integrada.

10.- El aceite lo añadiremos poco a poco, en 2 o 3 tandas, para que se incorpore bien a la masa. Le cuesta un poco, más que cuando se hace con mantequilla, pero a base de amasar se acaba logrando una masa homogénea.

11.- Lo último es añadir los frutos secos y pasas o lo que queramos de relleno. Amasamos un poco para que se distribuyan bien por toda la masa.

12.- Formamos una vez más una bola de masa, la tapamos con film transparente y dejamos que haga un levado más, hasta doblar su volumen. Yo la tuve unas 3 horas.

Antes de levar

Después de levar

13.- Una vez que haya levado, preparamos el molde que vayamos a usar. Venden moldes específicos para panettone, pero como yo no tengo uso un molde para tartas que es bastante alto y ancho (18 cm.). Lo forro con papel vegetal de horno y lo engraso con un poco de aceite.

14.- Cogemos la masa y la dividimos en tantas partes como panettones queramos hacer. En este caso hice uno, pero otras veces he hecho dos más pequeños. Formamos una bola y la metemos en el molde.


15.- Dejamos que haga el último levado ya en el molde, hasta que doble el volumen. Otra vez otras 2-3 horas.
       => Este último levado lo hice en la nevera, porque ya era de noche. Al meterlo en la nevera se retarda el proceso, por lo que puede estar más tiempo. El mío estuvo alrededor de 12 horas. Para luego poder usar la masa de forma normal, la tenemos que dejar recuperar temperatura una media hora.

16.- Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 200ºC.

17.- Con un cuchillo afilado dibujamos una cruz en la superficie de nuestra masa y en el centro ponemos un chorrito de aceite (o una nuez de margarina).

18.- Los primero 10 minutos horneamos a 200ºC. Luego bajamos a 190ºC y lo tenemos 10 minutos más. Pasado ese tiempo bajamos la temperatura a 180ºC y lo dejamos así 40 minutos, hasta completar la hora. 

19.- Pasado el tiempo lo sacamos y dejamos que se enfríe antes de desmoldarlo. Lo tradicional es dejar que se enfríe boca abajo, enganchado con unos gancho (o con ayuda del ingenio), ya que esto ayuda a que no se deshinche. 


Consejos:


  • si veis que durante el horneado la superficie se dora demasiado, cubrirlo con un trozo de papel de aluminio.
  • suelen recomendar poner un recipiente con agua en el horno durante la cocción para que salga más jugoso.
  • si no tenéis tiempo o no queréis andar dependiendo de los tiempos de levado, siempre los podéis retardar. Si metéis la masa a la nevera el tiempo de levado será mucho mayor, hasta el punto de poder tenerlo toda la noche. Podéis hacer esto en cualquiera de los levados. Yo lo hice en el último, pero porque ya era de noche, pero podéis gestionar los tiempos como mejor os venga. Siempre y cuando tengáis en cuenta que al sacar la masa de la nevera habrá que esperar una media hora para que coja temperatura y se vuelva a activar.
  • si en lugar de levadura fresca (la venden en cubos de 25 g.) usáis levadura seca, tiene que ser de la de panadería. La cantidad tiene que ser 1/3 de la fresca, es decir, en este caso  necesitaríais 4 g. de levadura seca de panadería.
  • a la hora de añadirle las pasas es típico ponerlas a reblandecer unas horas en agua o en ron (o cualquier otro licor que os guste).
  • el relleno más típico es con pasas, frutas escarchadas y ralladura de limón o de naranja.
  • otra opción de relleno muy recurrente es el chocolate. Podéis añadir 100 g. de pepitas de chocolate o de chocolate rallado, un poco enharinadas para que no se vayan al fondo.
  • podéis aromatizar el panettone a vuestro gusto. Para ello, en la última fase de agregar ingredientes le añadís semillas de vainilla, un chorrito de ron o de cualquier licor, un poco de aroma de naranja,...
  • la sal nunca se añade cuando se añade la levadura. Hay que pensar que la levadura es un "ser" vivo y la sal lo mata, con lo cual no levaría. 
  • los panettones "verdaderos" se ponen a enfriar boca abajo, agarrados por unos ganchos para que no se bajen. En la receta en que me basé no ponía que hiciera falta hacerlo, de hecho yo no lo hice y no tuve problemas de que se bajara.
  • se pueden hornear en latas de metal, las típicas en las que viene la fruta en almíbar. Pero necesitáis una lata muy grande o, si lo hacéis en latas pequeñas, reducir los tiempos de horneado podéis usar el tipo de leche que más os guste: soja, arroz, almendras, avena,... 
  • para sustituir la mantequilla de una receta por aceite, las proporciones que sigo son estas: 120 g de mantequilla = 100 g. de aceite  Esta es la proporción que uso para quitar mantequilla en las recetas y siempre me ha funcionado bien. Tenía miedo de que en recetas de masas no funcionara igual de bien, pero ha quedado perfecto.
  • otra opción menos saludable sería sustituir la mantequilla de la receta por la misma cantidad de margarina.


Buf!!! Asusta así todo visto de seguido, pero he intentado detallarlo lo máximo posible para que os salga perfecto y podáis disfrutar de un panettone buenísimo libre de lácteos. Espero que os animéis!

Bueno, pues después de escribir la Biblia del panettone sin lácteos, creo que me doy por satisfecha en lo que queda de año ;) No podía acabar este año de recetas de mejor manera...y esperaros que con la que lo voy a empezar va a ser la bomba también!

¡¡¡Feliz año nuevo y gracias por estar ahí!!! Muás
Iratxe

jueves, 22 de diciembre de 2016

Polvorones de chocolate veganos

Seguimos con las ideas para esta Navidad, a este paso para cuando llegue el día vamos a estar ya aburridos!! Jajajaja. Pero es que hay que ir pensando las cosas con tiempo, que luego todo son prisas y se pone todo por la nubes. 

Además este año caen fatal los días "potentes", en pleno fin de semana...¡¡buf!!


Hace ya 2 años que preparo polvorones en casa y son todo un éxito. La receta la podéis ver aquí, pero me apetecía probar a hacerlos de chocolate, por ver qué tal el resultado.

Ya sabéis que yo no soy vegana, y los polvorones no llevan lácteos; pero se hacen con manteca de cerdo, por lo que tampoco puedo comerlos. Nada que venga de un mamífero, ni siquiera gelatina. Así que los polvorones tradicionales están prohibidos para mí y no me queda más remedio que hacerlos yo misma si quiero poder disfrutar de este dulce navideño por excelencia.


La receta que suelo usar para los polvorones veganos "tradicionales" también serviría para hacerlos de chocolate, añadiendo cacao. Pero, aunque no soy amiga de usar margarinas y prefiero el aceite, quería probar una receta de polvorones con margarina, para ver si la textura cambia. Los de aceite ya os digo que quedan de muerte, pero la masa resultante es muy quebradiza y frágil y resulta harto complicado transportarlos sin que se nos rompan.

Con margarina he de decir que quedan más consistentes, más manejables. Aunque tengo mis dudas y no sabría deciros cuál de las dos texturas me gusta más. También tengo que deciros que tengo el sabor de los polvorones de verdad grabado en la memoria y ni estos ni los otros que hice se pueden igualar, pero quedan de verdad muy-muy ricos y sirven para darse una alegría.


Aunque bueno, los llamo polvorones veganos y no sé si es correcto llamarlos así. Creo que habría que llamarlos "mantecados" para ser exactos. Esto viene a raíz de que mi ama ha estado hace poco por Valencia y estuvo en una fábrica artesana de turrones y demás productos navideños (entiéndase por artesano = caro de narices). Como vio un cartel que ponía "Preguntar por alergias", a la mujer no se le ocurrió otra cosa que preguntar a ver si tenían polvorones sin manteca de cerdo.

Pues bueno, ni que hubiera mentado al anticristo. Le debieron de montar un pollo del copón y que si polvorón sólo son los que llevan manteca, que si llevan otras cosas ya no se pueden llamar así, que eso son mantecados y que de eso no hacen, que si ya estamos con los veganos raritos... ¡¡Para alucinar!!

Así que como no quiero que me venga ningún talibán purista de los polvorones, aclaro que esto a lo mejor sería mejor bautizarlo por "Mantecados veganos de chocolate". Pero vamos, se llamen como se llamen están buenísimos y os animo a que los hagáis ;)



POLVORONES DE CHOCOLATE VEGANOS


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 15 minutos.
Cocción: 10 minutos.
Cantidad: unos 20 polvorones.
Alérgenos: gluten, almendra

Ingredientes

  • 275 g. de harina de trigo
  • 150 g. de panela molida (o azúcar)
  • 150 g. de margarina vegetal
  • 125 g. de almendra molida (o harina de almendra)
  • 3 cucharadas de cacao en polvo
  • azúcar glas para espolvorear

Preparación


1.- Lo primero es tostar la harina en el horno o, más fácil, en una sartén. Para ello la ponemos a fuego lento, bien esparcida y procurando que no haga montoncitos. Hay que removerla con una espátula de vez en cuando para que se vaya tostando por igual y no se queme. Tardará unos 10-15 minutos, tiene que coger un color marroncito claro. Esto paso es opcional, pero le da un toque de sabor especial.

2.- Precalentamos el horno a 200ºC.

3.- Una vez fría la harina, la colocamos en un bol amplio y hacemos un hueco en el centro. En ese hueco echamos todo el resto de ingredientes (salvo el azúcar glas).

4.- Amasamos poco a poco hasta lograr una masa compacta. Os va a resultar más fácil si lo hacéis con las manos.

5.- Estiramos con un rodillo dejando un espesor de unos 2 cm. y con un cortapastas redondo (o un vaso) vamos cortando los polvorones. Otra opción, la que yo hice, es ir cogiendo bolas de masa y aplastarlas un poco con la mano para aplanarlas. Os quedarán con forma más irregular.

6.- Colocamos los polvorones en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y horneamos a 200ºC durante unos 10 minutos. Sacarlos antes de que se empiecen a tostar demasiado, que si no nos quedarán duros.

7.- Dejar enfriar sobre una rejilla y espolvorear con azúcar glas al gusto.


Consejos:

  • la harina no es necesario tostarla, pero le da un toque más como los originales.
  • si la tostáis en el horno, hay que ponerlo a 180ºC, bien esparcida la harina en la bandeja y la tenéis que remover de vez en cuando para que no se queme. Con 15 minutos suficiente.
  • en lugar de panela podéis usar azúcar moreno o normal.
  • podéis quitar el cacao y añadir un poco de canela o de ralladura de limón o de naranja para hacerlos de distinto sabor.
  • aguantan perfectamente varios días en un recipiente hermético.

Como hoy es el día de salud para todos aquellos a los que no nos toca la lotería, os deseo mucha salud (algunos deberíamos ser ya inmortales!!) y que paséis unas muy dulces y deliciosas Navidades!!!!!

Muás
Iratxe

domingo, 18 de diciembre de 2016

Vichyssoise de manzana y puerro #Asaltablogs Invisible

No sé ni cuántas veces he tenido que mirar para escribir bien el nombre de la receta que traigo hoy!! Y no sólo no sé escribirla bien...tampoco sé cómo se pronuncia! Eso me pasa por ponerme finolis.


Aunque hoy no sea último domingo de mes (este año cae en pleno día de Navidad y no era plan), toca nueva publicación del Asaltablogs...¡¡pero edición navideña!! Eso quiere decir que es Asaltablogs Invisible, la versión gastronómica del amigo invisible y en la que en lugar de hacer un regalo pues robamos una cocina (virtualmente, claro).

El blog agraciado y premiado con mi hurto ha sido Insta-Cook. Su dueña es Marta y todo su blog está escrito en catalán, así que además de ingeniármelas para entrar en su cocina sin que se diera cuenta, tuve que agenciarme para la misión un diccionario! ;)


lunes, 12 de diciembre de 2016

Hojaldre de hongos y mermelada de calabacín

Esta vez vengo con una propuesta salada como entrante para estas fechas que se acercan...¡¡o para cualquier ocasión especial!!


Es de esas recetas facilonas pero muy resultonas y que os harán quedar como unos grandes anfitriones. Lo mejor de todo es que se prepara muy rápido, sin complicarnos demasiado la vida y que la podemos adaptar a los ingredientes que tengamos por casa o al nivel de sofisticación que le queramos dar ;)

Los ingredientes que os propongo yo son de los de causar un gran efecto pero de forma económica. Pero podéis añadir lo que se os ocurra que quedará bien, es lo bueno que tiene el hojaldre. Por si no os sentís inspirados, en el apartado de consejos os doy unas cuantas ideas que os dejarán babeando.


jueves, 8 de diciembre de 2016

Queso vegano para untar: con ajo y perejil o con pimentón

Una idea para preparar un buen aperitivo o entrante para estas fiestas...¡o para cuando sea!


Antes de que me dijeran que ya no podía volver a comer lácteos, comía mucho queso Philadelphia. Pero mucho. Casi todos los días lo comía de alguna forma: o untado sin más, o en recetas dulces o saladas. Sobre todo lo usaba en recetas dulces o para preparar aperitivos. Estoy convencida que los de la marca han notado el descenso en las ventas en la zona de Araba :)  

¡Así que os podéis imaginar qué shock fue el no poder volver a comerlo! El resto de productos lácteos digamos que tienen sustitutos más o menos dignos o pasables sin lácteos, pero lo del queso es otra historia. No hay un sustituto para el queso. Por lo menos no un sustituto comible (el quefu es un auténtico insulto al queso de verdad).


lunes, 5 de diciembre de 2016

5 dulces para Navidad SIN lácteos



Oh, querida y temida Navidad. Te tenemos ya a la vuelta de la esquina y  hay que empezar a pensar en lo que vamos a comer en las comilonas que nos esperan. En vuestro caso no sé, pero en mi casa siempre se cocinan los platos salados y el tema dulce se deja en manos de "profesionales".

Cuando empecé con el otro blog, antes de mi alergia, ya empecé a preparar alguna cosa dulce yo, como panettone o Roscón de Reyes, pero turrones, polvorones y demás dulces seguían siendo comerciales.  Claro, hasta que me dijeron que tenía que decir adiós a los lácteos. Vete y busca en el supermercado panettones sin mantequilla, o turrones de chocolate que no lleven leche. O, en mi caso peculiar también, polvorones que no lleven manteca de cerdo (no puedo comer nada que venga de un mamífero).

jueves, 1 de diciembre de 2016

Coquitos o cocadas

Por si alguien aún no se ha dado cuenta, estamos en diciembre y eso significa que...¡¡¡tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina!!! (aquí tendría que insertar el emoticono ese del Wassap que se lleva las manos a la cara del susto).

Bien, que no cunda el pánico. Nos espera un mes de locura, lleno de comidas, cenas, celebraciones, compromisos más o menos deseados, compras, jaleo y espíritu navideño. Así que hay que tomárselo con calma. 


Sobre todo si tienes alguna alergia alimentaria, este periodo se puede hacer un poco cuesta arriba e incluso arriesgado. Arriesgado en el sentido de que es muy fácil que entre tanta comilona haya algún despiste y acabes un par de días con el estómago del revés (en el mejor de los casos).

Por eso, os voy a ir dando una serie de ideas de recetas, tanto dulces como saladas, todas ellas sin lácteos y algunas también sin gluten, sin huevo o veganas, para que veáis que es posible una Navidad deliciosa sin problemas de alergias. Algunas de ellas además súper sencillas, que os harán quedar muy bien sin complicaros la vida.


domingo, 27 de noviembre de 2016

Pan de soda y melaza con pipas y sésamo #Asaltablogs

Último domingo de mes otra vez. Con lo largo que se me suele hacer a mí noviembre, hay que ver lo rápido que se me ha pasado este año!! Eso de andar trabajando y estudiando a la vez es lo que tiene, que no te da tiempo ni de enterarte que los días pasan!


Como ya sabéis, el último domingo de mes toca publicar en el reto #Asaltablogs, ese en el que un grupo de blogs con mucho vicio por el mangue y por comer bien nos dedicamos a robar sin piedad recetas de otro blog elegido por sorteo. 

En esta ocasión la agraciada (o desgraciada, no sé bien) ha sido Amalia, del blog Cuadernos de Cocina. Últimamente nos están poniendo muy difícil la labor, porque hay que ver la de recetas ricas que tenía Amalia! Pero como aquí la que escribe es de las que dejan la tarea hasta última hora, pues me decanté por una receta sencilla y rápida de hacer.


lunes, 21 de noviembre de 2016

Pastel vasco-navarro de la Chelo


La verdad que lo de pastel "vasco-navarro" no sé de dónde le viene, porque no tiene nada que ver con el pastel vasco tradicional. El pastel vasco es una masa que se elabora con almendras y se rellena de crema pastelera o de confitura de cerezas (esto último sobre todo en Iparralde, en el País vasco-francés). Pero este que os traigo hoy recuerda más bien a una quesada o a un flan muy denso.

Pero bueno, se llame como se llame lo importante es que está buenísimo!!


Lo de la Chelo es porque ese es el nombre de la que fue mi vecina y es la que me pasó esta receta. 

Cuando me fui a vivir con mi anterior pareja, en el piso de abajo vivía la Chelo, la típica señora bajita y rechonchita muy salerosa ella, con mucha energía y que dan ganas de achucharla. La típica que te cuenta su vida, que invita a todo el mundo y que enseguida te trata como si fueras de la familia.

Un día nos pilló por banda y nos enseñó su casa y nos contó su vida. Si no recuerdo mal crió a 4 hijos prácticamente sola y aún seguía cocinando como para un regimiento. Si hasta nos empezó a dar tuppers de comida cuando nos veía por la escalera!!


lunes, 14 de noviembre de 2016

Crema de calabaza y curry

Ya tenemos aquí el otoño en estado puro. 

Aquí vino así, de sopetón. Un día estábamos tan contentos en manga corta y con 27ºC y solete y, de repente, de un día para otro, no llegábamos a 10ºC y se nos fue el sol...¡para no volver! :( Es más, el otro día pudimos oler la nieve ya bien cerquita. Brrrrrr!!!! A mí ya se me ha puesto cara de frío y esta no se me va hasta mayo.


Aunque es cierto que hacía falta, sobre todo la lluvia, y que soy partidaria de que en cada estación haga lo que tiene que hacer, la llegada de noviembre y su tiempo se me hace muy dura. Pero qué le vamos a hacer!

Para sobrellevarlo mejor, es momento de dar paso a los pucheros, sopas y cremas varias, que entran de maravilla cuando fuera hace un frío que pela. Y qué mejor que aprovechar una verdura de temporada, otoñal total, como es la calabaza. 


martes, 8 de noviembre de 2016

Donuts de chocolate veganos, sin grasas y sin gluten

¿Estamos ante un sueño hecho realidad? ¿Unos donuts de chocolate que no llevan grasas, son veganos y además hechos con harina sin gluten? ¡¡Pues sí!! Y os diré más, ecológicos.


Hay que ver lo que me gusta a mí desayunar. De siempre ha sido mi comida favorita del día. Quizá porque me pierde el dulce y parece como que en el desayuno es la única comida en la que todo lo que ingieres puede ser dulce. No debería, lo sé, pero por lo menos no está mal visto. En el resto de comidas del día no es plan de que todo sea dulce...

Entre semana, por trabajo, desayuno siempre a 1000 por hora, justo un café con unas galletas que las trago directamente porque siempre voy muy justa de tiempo. Qué le vamos a hacer, justo a esa hora se juntas mis dos debilidades: desayunar y apurar hasta el último segundo en la cama.


Por eso, los fines de semana y en vacaciones me gusta desayunar con calma, regodeándome y disfrutando a tope. Y me gusta desayunar algo que no sean galletas. Por eso intento, cada vez más, que esos desayunos del fin de semana sean además caseros. Gocha sí, pero por lo menos sin grasas comerciales ni mierdas varias que le echan a la bollería industrial. 

Bueno, y también porque al no poder tomar lácteos mis opciones están bastante mermadas y se reducen a 4 cosas...


Digamos que con estos donuts he logrado una combinación perfecta: son caseros, no llevan grasas (ni siquiera vegetales), son veganos, no tienen gluten, he usado todo productos ecológicos y, aún con la cobertura de chocolate, tienen pocas calorías.

Uno de estos donuts, con su cobertura de chocolate y todo tiene las mismas calorías que una magdalena. Pero de esas pequeñitas, como las de la Bella Easo. ¿Cómo os quedáis? Y además no llevan ni grasas hidrogenadas, ni colorantes, ni estabilizantes, ni azúcar en cantidades industriales.

¿Os he convencido ya para probarlos?


La idea de hacerlos me vino cuando recibí la caja Degustabox de este mes. Entre todos los productos que venían había un brick de leche de avena ecológica con chocolate. Así que pensé en usarla para preparar el desayuno del finde.

Si vosotros también queréis recibir la Degustabox en vuestras casas, sólo os tenéis que dar de alta en su página web. Recibiréis todos los meses un caja con un montón de productos diferentes para probarlos. Si al hacerlo introducís el código SUQS4 la primera caja os saldrá por sólo 9,99€ en lugar de 14,99€. Así que animaos! 

En este mes, por ejemplo, el que más la ha disfrutado ha sido mi chico, porque han venido muchos productos con lácteos que yo no puedo comer: KitKat blanco, Donettes de avellana, alfajores de dulce de leche... Pero también la leche de avena que os he dicho o mermelada de higos. Podéis echar un ojo en su Facebook, su Twitter o su Instagram para enteraros de más cosillas.



DONUTS DE CHOCOLATE VEGANOS


Inspiración: adaptada de esta receta.
Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 10 minutos.
Cocción: 12-15 minutos.
Cantidad: 11 donuts (si hacéis versión magdalenas os saldrán 8).
Alérgenos: ------*

*cuidado con las leches de avena. La avena es un cereal que de por sí no tiene gluten, pero suele estar contaminado y no se considera apto para celiacos. Buscar las que sean libres de gluten o usar otro tipo de leche.


Ingredientes


  • 200 g. de harina de arroz (yo usé ecológica)
  • 50 g. de panela molida (o azúcar)
  • 280 g. de leche de avena con cacao (la mía ecológica de la marca Amandín)
  • 1 cucharadita de levadura (sin gluten)
  • 80 g. de chocolate de cobertura (fijaos que no tenga lácteos ni alérgenos)


Preparación


1.- Precalentamos el horno a 180ªc.

2.- Ponemos en un bol todos los ingredientes salvo el chocolate y mezclamos bien con ayuda de unas varillas manuales hasta que esté todo bien integrado.

3.- Engrasamos un molde de donuts para horno (podéis usar moldes de magdalenas y cápsulas) y llenamos hasta 2/3 de su capacidad.

4.- Horneamos durante 12-15 minutos.

5.- Dejamos enfriar en el propio molde 5 minutos y a continuación pasamos a una rejilla para que se terminen de enfriar.

6.- Troceamos el chocolate de cobertura y lo fundimos. Yo lo pongo en un bol apto para microondas y lo caliento 30 segundos a máxima potencia. Lo saco, remuevo un poco y lo pongo 10 segundos más. Repetimos lo mismo hasta que esté fundido del todo.

7.- Metemos los donuts en el bol de chocolate fundido y los "rebozamos" bien. Dejamos que se sequen sobre una rejilla o sobre un trozo de papel de horno.


Consejos:

  • mi molde para donuts es de 6, así que tuve que hacer dos tandas.
  • si no tenéis molde de donuts, podéis hacer con uno de magdalenas. Usáis cápsulas de papel y las rellenáis hasta 2/3 de su capacidad. En ese caso saldrán unas 8 magdalenas y tenéis que hornear durante 20-25 minutos.
  • podéis utilizar cualquier tipo de leche vegetal con chocolate. O leche y añadirle cacao.
  • también podéis usar leche sin chocolate y añadirle a la mezcla esencia de vainilla o lo que queráis para darle sabor.
  • se puede usar cualquier otro tipo de harina integral o blanca.
  • la panela se puede sustituir por la misma cantidad de azúcar.

Hacerme caso y probar estos donuts. Evidentemente no son como los comerciales, ya que estos no van fritos, pero tienen un sabor buenísimo, son muy ligeros de textura y también de sabor. Y lo más importante, muy saludables y con pocas calorías. Para darnos un caprichito sin remordimientos!

La próxima receta será también ligerita, pero esta vez salada para variar un poco ;)

Muás
Iratxe

jueves, 3 de noviembre de 2016

Rollitos de manzana y canela

Unos bocaditos ligeros y deliciosos que, además, no podían ser más fáciles de hacer!


Estamos ya en noviembre (madre mía qué rápido se pasa el tiempo!!), los bosques tienen unos colores preciosos y en los pueblos estamos a tope de manzanas y frutos secos. Así que no se me ocurre mejor manera de aprovechar toda esta materia que nos da la naturaleza que haciendo algo dulce. 

Qué le vamos a hacer, el dulce me pierde. ¿Será por eso que todos los bichos me vienen y me pican a mí?


domingo, 30 de octubre de 2016

Salpicón de pollo #Asaltablogs

De nuevo una receta salada (a ver si pongo más) y aunque toda la red esté inundada de recetas e ideas horteras para "Jalogüín", mi publicación no podía ser menos relacionada con este tema. Como veis, no soy yo muy fan de importar celebraciones yankis. Al ritmo que vamos, el día menos pensado me veo a todo el mundo preparando un mega pavo relleno para celebrar Acción de Gracias... En fin, globalización lo llaman.


Pero, a lo que iba. 

Último domingo de octubre, con cambio de hora incluído. ¿Y qué? Eso no sirve para amedrentar a la cuadrilla más choriza de la blogosfera, así que toca #Asaltablogs.

En esta ocasión la "víctima" ha sido Sandra, del blog Apfelstrudel Kuchen. Vive en Alemania, de ahí el nombre del blog con ese dulce tan típico, y me hubiera gustado robarle alguna receta típica alemana...pero como lo dejo siempre todo para última hora pues no ha podido ser. 


La elección no ha sido fácil, porque tiene un montón de recetas donde elegir, pero me he decantado por este salpicón de pollo porque me hizo gracia. Siempre había oído el típico de marisco, así que que fuera de pollo me gustó. Además, después de la semana pasada tan invernal que tuvimos, este puente se presenta en forma de "veroño", así que una receta fresquita para echar de menos el verano ha sido todo un acierto.

¡¡¡Y nos ha encantado!!! Esta va directa a las recetas básicas del buen tiempo ^_^ Fresquita, ligera, fácil de preparar, permite un montón de variaciones y sirve como aperitivo y picoteo o como primer plato.


Las cantidades respecto a la receta original pues como que me las he inventado un poco y alguna cosilla he cambiado...pero por problemas del directo. Vamos, lo que pasa cuando te pones a hacer las cosas a última hora y te das cuenta de que te falta algún ingrediente. Pero eso es lo bueno de esta receta, que es un poco como las ensaladillas: le puedes echar lo que tengas por la nevera.

¿Os animáis?


SALPICÓN DE POLLO


Inspiración: esta receta de Sandra.
Dificultad: para torpes.
Tiempo de preparación: 30 minutos.
Alérgenos: huevo (si le ponéis mayonesa)


Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo enteras
  • 2 cucharadas de pasas
  • 1 lata de maíz
  • 150 g. de guisantes cocidos
  • 100 g. de pimiento rojo en tiras
  • 1/2 cebolla dulce
  • sal
  • pimienta
  • mayonesa

Preparación


1.- Ponemos a hervir las pechugas en una cazuela con abundante agua con sal. Una vez hervidas, las dejamos enfriar en un plato.

2.- Mientras, ponemos a hidratar en agua las pasas.

3.- Picamos la cebolla muy fina.

4.- En una fuente o bol echamos el maíz escurrido, los guisantes, las tiras de pimiento y la cebolla. Añadimos también las pasas escurridas. Mezclamos todo bien.

5.- Ya con las pechugas frías, las deshilamos o las cortamos en trozos o tiras pequeñitas. Las incorporamos al resto de ingredientes.

6.- Salpimentamos al gusto y añadimos la mayonesa. Mezclamos para que quede todo bien unificado. La cantidad de mayonesa va un poco a ojo, hasta que veáis que queda todo ligado, pero sin que quede mayonesa de sobra.


Consejos:

  • conservar en la nevera hasta el momento de consumir.
  • si queréis que quede ligero, podéis usar mayonesa o salsa ligera.
  • la receta original le pone zanahoria rallada en lugar de pimiento. Pero yo me dí cuenta de que no me quedaban zanahorias y como tenía una lata de pimiento en tiras la aproveché.
  • le podéis añadir o quitar los ingredientes que se os ocurran o tengáis por casa: huevo cocido, zanahoria, pimiento verde, manzana troceada,...
  • sirve tanto como para primer plato como para picoteo, sobre unas tostas de pan o para rellenar volovanes o similares.


Dsifrutad del puente los que lo tengáis y a los que no, por lo menos del martes que es festivo. Además con este tiempo tan veraniego da gusto... aunque este horario de invierno es una mierda, yo lo llevo fatal!

Muás
Iratxe