martes, 20 de febrero de 2018

Sojanesa con ajo y espirulina, o receta de alioli vegano con espirulina

Hoy os traigo una forma original y diferente de preparar el clásico alioli: vegano y además con un ingrediente "peculiar". Si aún no conocías la espirulina o no se os ocurría cómo utilizarla, seguid leyendo ;)


Hace ya un tiempo que publiqué la receta del alioli vegano. Ya sabéis que el alioli no es más que una mayonesa a la que se le añade ajo. Si os ponéis a buscar variaciones veréis que recibe nombres mil (uy, me acaba de venir una canción a la cabeza...). 

Lactonesa con ajo es cuando se prepara una mayonesa con leche en lugar de huevo (de ahí lo de lactonesa) y se le añade ajo, o sea, alioli. Si la leche utilizada es leche de soja, se le llama sojanesa. Si es cualquier otra leche vegetal, pues veganesa. Y si le ponen el apellido "con ajo", es que es un alioli. Por eso no tenía muy claro cómo llamar a esta receta, porque además había que añadirle lo de la espirulina!!


Lo de añadirle espirulina, pues son casualidades que tiene la vida. Hace unas semanas, cuando el temporal de nieve, quería ir a nadar después de trabajar, pero la entrada cuesta 3,15€ y en la taquilla hay que meter 50 céntimos. Pues bien, yo en la cartera "sólo" tenía un billete de 50€, así que lo tenía que cambiar. Justo enfrente hay un herbolario, así que ahí que me fui, dispuesta a conseguir cambios y de paso comprar algo para hacer experimentos. Además de fermentos para hacer yogur (que aún no los he usado, ejem!) vi un bote de espirulina y lo cogí. Me sonaba de haberlo visto como ingrediente en batidos y algo más.

Pues casulidad, fue comprarla un viernes y ese sábado fui a cenar con el txurri a un restaurante vegano. Resulta que una de las salsas que usaban era... sojanesa con ajo y espirulina!! Por cierto, el restaurante una maravilla, casi lloro de la emoción con la pizza. 3 años sin comer pizza porque tooooodas llevan queso y allí preparan pizzas con queso vegano ¡¡que sabe a queso de verdad!! Con la lagrimilla fuera, en serio. El sitio se llana Beganbai, por si os animáis ;)


Por lo que me he podido informar sobre la espirulina, resulta que es un alimento milagroso de esos, dicen que la OMS lo declaró como alimento del milenio. Hombre, me parece demasiado decir, la verdad. El caso es que es un alga, que tiene forma de espiral (de ahí el nombre) y un color azul verdoso muy llamativo y tiene muchísimos nutrientes: es rica en proteínas y hierro, además de muchísimos otros minerales y vitaminas. Por eso se recomienda como suplemento alimenticio.

Se puede añadir a batidos o cualquier bebida, espolvorear en ensaladas o, como en este caso, añadirla a una salsa. No le cambia para nada el sabor y además le da un color precioso! Y menos mal que no se nota el sabor, porque si oléis el bote huele a perro mojado muerto.



SOJANESA CON AJO Y ESPIRULINA


Dificultad: fácil-fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Alérgenos: soja.


Ingredientes


  • 1 diente de ajo grande
  • 200 ml de aceite de oliva suave
  • 100 ml de leche de soja (o cualquier otra)
  • sal
  • 2 cucharadas de vinagre
  • una cucharadita de espirulina

Preparación


1.- Colocamos todos los ingredientes en el vaso de la batidora.

2.- Introducimos el brazo de la batidora hasta el fondo del vaso. Sin moverla, comenzamos a batir. Veréis cómo va emulsionando y se va espesando la salsa.

3.- Entonces podemos empezar a subir y bajar la batidora, lentamente, hasta que quede con la textura perfecta.

4.- Probamos y rectificamos de sal o vinagre. 

5.- Conservar en la nevera hasta su uso.


Consejos:

  • es importante que la leche no esté muy fría para que emulsione bien.
  • se puede usar cualquier tipo de leche vegetal (almendras, arroz, soja,...), o leche de vaca si no sois alérgicos.
  • la proporción correcta es doble de cantidad de aceite que de leche. Siguiendo esta proporción podéis preparar la cantidad de alioli que necesitéis.
  • usar el tipo de aceite que más os guste. Con aceite de oliva virgen tendrá un sabor más fuerte, más marcado; si usáis girasol será más suavecito.
  • esta salsa NO se corta y al no llevar huevo crudo aguanta más tiempo. Además es perfecta para verano, que nos evitamos sustos por el calor y el huevo.
  • si prescindís del ajo, tendréis una lactonesa (o mayonesa sin huevo), en este caso además vegana.
  • en lugar de vinagre podéis usar zumo de limón.
  • la textura la podéis variar un poquito al gusto. Si queréis que quede más gordita, añadid un poco más de aceite (aunque queda bastante gordita ya). Para que quede más líquida o suave, más leche.

Pues ya veis qué receta más sencilla!! Además, gracias a la espirulina, es también nutritiva y queda con un color de lo más bonito. Y lo bueno de estos aliolis sin huevo es que no tenemos que tener miedo a que se nos corte o a la salmonela. ¡Animaos a probar!

Muás
Iratxe

martes, 13 de febrero de 2018

"Arroz" de coliflor 3 delicias. Receta saludable

Una manera sorprendente de preparar la coliflor, perfecta para añadir más verdura a nuestra dieta o para que los más peques coman coliflor sin renegar. Este falso arroz de coliflor 3 delicias os va a encantar! 


Para compensar un poco las últimas recetas que he publicado, que han sido todas dulces, esta vez vengo con una receta ligera y saludable. Además estoy segura de que si la probáis vais a prepararla muchas veces y de muchas maneras diferentes.

Hace ya unos meses que vi eso del "arroz" de coliflor y me llamó mucho la atención. No lleva arroz, se trata simplemente de coliflor picada finamente que luego se saltea y se combina con ingredientes como si fuera arroz. Había leído y oído que quedaba muy rica, sin ese sabor y olor tan característico de la coliflor que hace que a mucha gente no le guste. Entre ellas a una servidora.


jueves, 8 de febrero de 2018

Donuts de mantequilla de cacahuete

En cuanto los hice, me enamoré de estos donuts de mantequilla de cacahuete, y estoy segura de que os pasará lo mismo. Esa combinación de mantequilla de cacahuete, chocolate y los sprinkles de colores hacen que sea una receta redonda ;) Y, por supuesto, sin lácteos.


Creo que todos los años os digo los mismo, pero yo insisto: no me gusta San Valentín. En estas fechas los blogs se llenas de recetas llenas de amor, ideales para una sobredosis de azúcar, con tonos rojos o rosas y llenas de corazones. ¡¡Hasta huevos cocidos en forma de corazón he llegado a ver!! Pero, como decía, no me gusta que haya que celebrar el amor en un día concreto, sólo porque lo diga esta sociedad consumista en la que vivimos. 

Y diréis, ¡pero si los sprinkles que has usado son con forma de corazón y de color rosa!. Pues sí, es verdad. El caso es que quería poner sprinkles de colores para que quedaran más bonitos, y al ver que tenía corazones y que hay mucha gente a la que sí le gusta celebrar el día del amor, pues opté por usarlos. Soy débil, sí.


lunes, 5 de febrero de 2018

Bizcocho de remolacha y cacao. Receta vegana

Este bizcocho de remolacha y cacao vegano os va a sorprender y mucho. Es jugoso, está buenísimo y no os tenéis que preocupar por la remolacha, que no se nota. Además no lleva ni huevos, ni lácteos, ni nada de origen animal.


Hace tiempo que hice un bizcocho de remolacha y chocolate, pero resulta que no me acordaba... ¡Si es que este año no sé donde tengo la cabeza! Pero bueno, esta vez es otra versión, más fácil aún de hacer que la anterior, ya que lleva menos ingredientes.

Últimamente me ha dado por la remolacha. He pasado de no comerla nunca a de repente usarla para todo: este batido que os enseñé hace poco, en bizcochos, en ensalada... Me falta probar a hacer pan con remolacha, que tengo alguna receta fichada por ahí.


domingo, 28 de enero de 2018

Ghriba de almendras. Receta marroquí #Asaltablogs

Unas pastas delicadas y deliciosas de almendra, provenientes de Marruecos. Es una receta rápida de preparar y os va a enamorar, ideales para tomar con un buen café o un té.


Último domingo de este primer mes del año nuevo (ya??????) y aquí estamos otra vez con el reto más canalla de la blogosfera: el Asaltablogs. Para estrenar el año la afortunada ha sido Montse, del blog No sin mi taper. Si no lo conocéis tenéis que pasaros a visitarlo, porque está lleno de recetas buenísimas!!

Aunque la verdad es que lo mío fue amor a primera vista. Me puse a ver sus recetas dulces (manías que tiene una...) y en cuanto vi estas galletas no me lo pensé más. Me gustó su aspecto y me venían muy bien para usar unas almendras que tenía por casa. Además, hacía mucho que no preparaba galletas! Imperdonable!!


Tengo que decir que acerté. Estas galletas están buenísimas y además se preparan de forma muy sencilla. Me parecen perfectas para tomar con el café o para sacar a los invitados. Por fuera son crujientes, pero por dentro quedan más blanditas. Y el sabor de la almendra...vamos, ¡que me han encantado!

Nunca había probado a preparar recetas árabes, a pesar de la fama que tienen sus dulces. Pero creo que me voy a animar a probar más, porque me ha gustado mucho el resultado.


Si os animáis a probarlas (síiiiiii, hacedlas!!) cuidado al meterlas en el horno. Montse en su receta ya avisa que hay que separarlas porque crecen... ¡¡pero no me imaginaba que tanto!! Hice bolas del tamaño de una nuez más o menos y en el horno se expandieron un montón. Así que igual es mejor hacer bolas más pequeñas

En la parte de "Consejos" os cuento cómo hacerlas sin gluten, ya que es muy fácil cambiarlas para ello.



GHRIBA DE ALMENDRAS


Inspiración: esta receta del blog No Sin mi Taper.
Dificultad: muy fáciles.
Tiempo de preparación: 15 minutos.
Cocción: 15 minutos.
Cantidad: 12 galletas (si las hacéis más pequeñitas más).
Alérgenos: gluten, huevo, almendras


Ingredientes


  • 150 g. de almendras
  • 90 g. de azúcar
  • 35 g. de harina
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de agua de azahar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Para rebozar las galletas:
  • azúcar
  • azúcar glas

Preparación


1.- Precalentamos el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.

2.- Molemos las almendras hasta obtener una especie de textura arenosa. También podéis usar directamente almendra molida.

3.- Tamizamos la harina junto con la levadura.

4.- En un bol ponemos la almendra molida, el azúcar y la harina con la levadura. Mezclamos muy bien.

5.- Batimos el huevo y lo añadimos al bol junto con el agua de azahar y la vainilla. Mezclamos todo muy bien hasta que logremos una masa homogénea. 

6.- Vamos cogiendo trozos de masa y formamos bolas pequeñas. Las rebozamos primero en azúcar normal y luego en azúcar glas y las colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Colocadlas separadas porque durante el horneado se expanden.

7.- Horneamos a 180ºC durante 15 minutos aproximadamante (dependerá un poco del tamaño).

8.- Dejamos templar 5 minutos en la propia bandeja y a continuación pasamos a una rejilla. Cuidado al manipularlas cuando están calientes, pues son muy frágiles.


Consejos:

  • en el horno crecen bastante, por lo que es importante que las coloquéis separadas para que no se fusionen entre ellas.
  • si no os gusta el agua de azahar, lo podéis obviar, pero le da un toque muy rico.
  • podéis usar almendras enteras y molerlas o comprar directamente almendra molida.
  • también podríais probar a hacerlas con avellanas, o con nueces, o incluso con pistachos.
  • versión sin gluten: como veis llevan muy poca harina, así que es muy fácil sustituirla. Esos 35 g. los podéis sustituir por harina de arroz, o de garbanzo, por algún mix de esos sin gluten para repostería o incluso por más almendra molida.

Os animo realmente a que las hagáis, porque os van a sorprender gratamente y os van a encantar, en serio. Y aunque os estéis cuidando, los fines de semana hay que darse algún caprichillo dulce! ;)

Muás
Iratxe

lunes, 22 de enero de 2018

Batido de remolacha, zanahoria y manzana. Receta saludable

La receta que os traigo esta semana es perfecta para cuidarnos, sana y deliciosa. Es muy fácil de preparar y además está buenísima!! ¿Quién dijo que cuidarse tenía que ser duro?


Tengo que decir que no soy yo de hacerme propósitos de año nuevo (así me ahorro el disgusto de no cumplirlos...), pero esta vez sí que me he propuesto intentar prestar más atención a la comida. A ver, que hasta ahora se la prestaba, ¡qué remedio con la alergia!, pero suelo tener problemas de anemia y siempre digo que tengo que incluir más alimentos con hierro y vitaminas en mi dieta... 

Pero al final con la rutina y la vorágine del trabajo como que acabo descuidando ese detalle. Por eso este año quiero añadir más verduras, frutas, cereales y frutos secos que me llenen de hierro, vitaminas y energía. Aunque...ejem...no es que lo esté cumpliendo mucho...


lunes, 15 de enero de 2018

Manjar blanco o biancomangiare. Receta vegana sin gluten

Os va a encantar este manjar blanco o biancomangiare, porque es una receta muy fácil de preparar, está buenísimo y además de ser sin lácteos también es sin gluten y vegana



Hace cosa de un año o más que vi por primera vez esta receta, hasta entonces no había oído hablar nunca de ella. Me dije que tenía que prepararla, ya que es sin lácteos y además muy facilita de preparar. 

Si no habéis oído nunca hablar de este postre, os cuento un poquito de dónde viene. Hoy en día es un postre típico de la zona de Reus, donde se llama "menjar blanco", lo que habría que traducir como "comer blanco" y no manjar. Pero también se prepara en Sicilia, en Italia, donde se llama "biancomangiare", que también significa "comer blanco"