miércoles, 22 de febrero de 2017

Garbanzos especiados. Receta de snack saludable

Otra receta de esas fáciles a más no poder pero que os va a enganchar y se va a convertir en un básico en vuestra casa.


No me digáis que no os gustan las mezclas de frutos secos; son ideales para picotear con una cervecita o para llevar al monte para almorzar. O sin más, en esos ratos aburridos en los que nos da por atacar la despensa en busca de algo que nos sacie el mono.

Aunque en esas mezclas suele haber un elemento discordante que no deja indiferente a nadie: los garbanzos. Provocadores de amor y de odio a partes iguales. Están los típicos que los defenestran en el plato, dejándolos solos y tristes sin que nadie se los coma; y estamos los que sí que nos gustan y nos los comemos tan ricamente.


Pero estos garbanzos especiados que traigo hoy no tienen nada que ver con esos garbancitos pequeños, insulsos y duros de los cocktails de frutos secos de los bares. Estos os van a gustar a todos, estoy segura.

Nos permiten disfrutar de todos los beneficios y propiedades de los garbanzos, así como de su alto contenido en proteínas, pero de una forma original y divertida. Porque no sólo se comen en potajes, los podemos comer en forma de snack lleno de sabor y de nutrientes. Ideales para los peques de la casa, para cuando llegue el calor o para darnos un capricho sin renunciar a cuidarnos o al sabor.

jueves, 16 de febrero de 2017

Vinagreta de mostaza y miel

Una receta exprés; vais a tardar menos en hacerla que en leer esta entrada!


En la nevera teníamos un par de botes de mostaza traídos de Francia, no sabemos muy bien quién ni cuándo los trajo. El caso es que llevaban ahí muuuuucho tiempo y nadie los usaba. La verdad es que yo nunca he sido especialmente fan de la mostaza, así que tampoco sabía muy bien en qué platos emplearla.

El otro día justo, al abrir la nevera, me dijo el txurri: "tenemos que hacer algo para gastar estos botes de mostaza".


¿Y qué hacer?

Pues casualidades de la vida, no me acuerdo dónde vi que usaban vinagreta de mostaza y miel, así que ya tenía dónde gastarla!!

lunes, 13 de febrero de 2017

Muffins de muesli. Receta sin azúcar

"Díselo con flores" rezaba un eslogan en su día, pero yo prefiero "Díselo con un señor desayuno" ;)


Vaya por delante que no soy nada partidaria de celebrar ningún día promovido por los centros comerciales, pero como justo mañana es San Valentín y hay gente que sí que lo celebra o tienen algún detallito, pues aquí mi aportación. Por que como dijo G. Bernard Shaw: No hay amor más sincero que el amor por la comida. Y si encima es un desayuno con unos muffins buenísimos, pues es amor total.

Creo que ya he dicho muchas veces que me encanta desayunar. Es mi comida favorita del día, quizá porque soy muy golosa y para mí el desayuno es siempre dulce (nada de tortillas, ni bocadillos, ni cosas saladas). Me gusta sobre todo los fines de semana, que es cuando puedo desayunar con tiempo. Entre semana apuro tanto en la cama que tengo que "engullir" el desayuno para poder llegar a tiempo a currar. Por eso el fin de semana me lo tomo con calma, lo disfruto y además me gusta desayunar algo diferente de las galletas de batalla de entre semana.


El muesli es un aliado perfecto para desayunar de una forma sana y nutritiva. De hecho, siempre que lo como me propongo a mí misma que tengo que coger el hábito de desayunar muesli o cereales, que están muy buenos y son muy sanos.

Peeeeeero, no hay manera. Es que a mí lo que me mola son las galletas, que además entre semana me permiten desayunar a toda leche. Y los fines de semana la verdad es que apetecen cosas más golosas, menos saludables (aunque sin pasarnos de madre tampoco).


martes, 7 de febrero de 2017

Clafoutis de manzana. Receta fácil sin lácteos

Una receta súper sencilla, con ingredientes que todos tenemos en casa y que podemos adaptar a cualquier fruta. Además en su versión sin lácteos, usando leche vegetal.


Después de estar una semana en un pueblo de Valencia haciendo los exámenes presenciales del módulo a distancia que estoy estudiando, y de haber estado con una gastritis que me hizo estar  días sin comer y perder 3kg (tranquilos, que ya los he recuperado), tenía ya ganas de ponerme "manos a la cocina".

Con la tontería llevo sin preparar algo para el blog casi un mes, ya que entre el curro y estudiar no tenía tiempo de ponerme a cocinar, sacar fotos, editarlas, escribir... toda esa parafernalia que implica tener un blog.


Pero ya tenía ganas de recuperar un poco la actividad en este sentido y además la ocasión bien lo merecía: mi señora abuela cumplía 87 añazos! Así que ya que ella iba a prepararnos un bacalao "al estilo Zubizarreta", receta familiar que tengo que aprender sí o sí porque está de muerte, cómo no iba a llevar yo algo para el postre.

En este aspecto se nos juntan 2 limitaciones: mi alergia a los lácteos y la diabetes de la cumpleañera. Realmente la limitación es la primera, porque lo segundo digamos que la susodicha se lo pasa bastante por el arco del triunfo. Es lo que tiene tener ya cierta edad y estar de vuelta de todo. Pero bueno, siempre que preparo postres para ella intento cuidar el tema del azúcar.


domingo, 29 de enero de 2017

Paté de atún #Asaltablogs

Último domingo de enero ya, ¡¡madre mía!! Si hace nada que nos estábamos comiendo las uvas y ya se nos ha ido el mes. ¿Será que me estoy haciendo mayor?


Y como manda la tradición, el último domingo de mes toca publicar receta para el Asaltablogs. Para estrenar el año mangante, la agraciada ha sido Bea, del blog Sweet Cookies by Bea. Un blog que, con ese nombre, está lleno de recetas dulces; aunque también tiene recetas saladas.

Manda narices, que yo siempre suelo robar recetas dulces y esta vez que es un blog mayormente de wao...¡¡voy y me robo una receta salada!!

martes, 17 de enero de 2017

Bizcocho de naranja y semillas de amapola


Que sí, que sí, que ya sé que seguís muy formales y firmes en vuestro propósito de llevar una vida más sana y de quitar esos kilitos de más y que ahora mismo como que un bizcocho no os parece buena idea. 

Pero oye, hay que seguir desayunando y está bien darnos un pequeño homenaje el fin de semana. Y más aún con esta súper ola de frío que dicen que se nos viene encima!!


Con la tontería ya hemos pasado la mitad del mes de enero. La cuesta se hace cada vez más empinada, estamos metidos de lleno en el invierno y estoy segura de que muchos ya os habéis pasado vuestros buenos propósitos por el arco del triunfo. Vamos, que ya estamos en la rutina de siempre.

Parece mentira que hace escasos 15 días aún estuviéramos inmersos en la vorágine navideña, con todo lo que ello implica. Bueno, los que estén intentando quitarse esos kilos de más que cogieron lo tendrán aún bastante presente en sus maldiciones pensamientos.


miércoles, 11 de enero de 2017

Ganaché de chocolate con nata vegetal

Pasado ya el subidón navideño, inmersos en plena cuesta de enero y empezando a pasarnos ya los propósitos de año nuevo por el arco del triunfo, hoy vengo con una receta de un básico en repostería: el ganaché de chocolate


Sólo a mi, una negada con la informática, se me ocurre cambiar el blog a dominio propio un 3 de enero, teniendo la entrada del Roscón de Reyes sin lácteos en versión rápida y fácil programada para el día 4.

Lo de pasar a tener dominio propio y dejar de ser .blogspot.com hacía mucho tiempo que me rondaba por la cabeza y lo iba dejando. Pero yo funciono por arrebatos y el otro día, en plena euforia de los propósitos de año nuevo me dije: "Venga, que hago lo del dominio que es un ti-tá". Y el "ti-tá", en lugar de durar 2 días que es lo que le cuesta a la gente normal, duró 4. Y se pasaron los reyes y mi receta de roscón vagando sola por el ciberespacio sin manera de que pudieran ubicarla en ningún lugar. Al final, después de contactar con el servicio técnico, resulta que se me había olvidado hacer uno de los pasos para que se pudiera redireccionar todo y por eso estaba el blog bloqueado. En fin... Como se suele decir: Manolete, si no sabes torear...¡¡pa' qué te metes!!


Pero bueno, que lo que os quería contar hoy no era eso, sino la receta para hacer ganaché de chocolate usando nata vegetal en lugar de la de toda la vida. El ganaché es una crema básica de la repostería que consiste en una mezcla de nata y chocolate y sirve para cubrir tartas y bombones o como relleno. La proporción entre nata y chocolate puede variar en función de para qué la vayamos a usar, pero una combinación que nunca falla es 1:1. Aunque si lo vais a usar para cubrir tartas podéis usar más cantidad de chocolate y quedará más intenso, o si queréis montar el ganaché para rellenar es mejor echar más nata.

Además de ser super sencillo de preparar, el ganaché de chocolate está buenísimo. Cuando  me piden tartas este es el relleno que más triunfa. A mí siempre me ha gustado, sobre todo el de chocolate blanco, pero desde que no puedo tomar lácteos ha estado prohibido para mí :(


Pero hace poco vi en una tienda de repostería que tenían nata vegetal especial para montar y compré un brick para probar. Me decidí a hacer el ganaché para usarlo como relleno para el Roscón de Reyes y la verdad es que triunfó!!! Tengo que confesar que el sabor me gustó más que cuando hacía el ganaché con nata normal.

Las natas vegetales no se suelen poder montar, ya que tienen un contenido en grasa muy bajo. Mínimo tienen que tener un 35% de materia grasa para que se puedan montar y las vegetales no suelen tener tanto. Pero en tiendas especializadas se pueden encontrar natas vegetales especiales para montar y la verdad es que montan  mejor y aguantan mucho más firmes que la nata de vaca. Eso sí, se me ocurrió mirar los ingredientes y en su mayoría es aceite de palma y muchas E-... de esas, así que sólo la aconsejo para ocasiones muy especiales (uno de mis propósitos para este año es tratar de minimizar mi consumo de aceite de palma).


En cuanto al chocolate, hay que usar chocolate negro puro y cuidado los que seáis sensibles a las trazas de leche. Cuanto mayor porcentaje de cacao tenga mejor, porque más puro será y además quedará mejor el ganaché. El sabor a mí me recuerda muchísimo a la trufa y es un vicio!!

Utilicé una tableta de chocolate Lindt 70% de cacao que vino en la Degustabox de este mes. También había otra tableta de chocolate negro con sésamo tostado que estoy deseando probar!! Si queréis recibir vosotros también la caja Degustabox todos los meses en vuestra casa es súper fácil: sólo tenéis que daros de alta en su página y si al hacerlo introducís el código SUQS4 la primera caja os saldrá por 9,99€ en lugar de 14,99€ que cuesta normalmente. Merece la pena!!

Este mes por ejemplo venían productos de Lindt, sidra ecológica gallega, vinagre, bebida de coco y mango, sirope de chocolate de Mary Lee, platos preparados de pasta de Maggi,.... Si queréis enteraros un poco más, pasaos por su Facebook, su Twitter o su Instagram y veréis un montón de recetas e ideas.


GANACHÉ DE CHOCOLATE VEGANO


Dificultad: fácil.
Tiempo de preparación: 5 minutos.
Alérgenos: cuidado con las trazas y con los ingredientes de la nata vegetal.


Ingredientes

  • 100 g. de chocolate negro 70% (el mío de Lindt)
  • 120 ml. de nata vegetal para montar


Preparación


1.- Troceamos el chocolate y lo colocamos en un bol.

2.- Ponemos la nata a calentar en un bol a fuego medio. Con cuidado de que no se nos queme, llevamos a ebullición.

3.- En cuanto rompa a hervir retiramos del fuego y vertemos la nata sobre el chocolate troceado.

4.- Con ayuda de unas varillas manuales o de un tenedor, removemos bien hasta que el chocolate se deshaga por completo y no queden grumos.

5.- Si lo vamos a usar para cubrir tartas o bombones, lo usamos tal cual. 
    Si queremos montarlo, tapamos con papel film tocando la superficie del líquido para que no se forme costra y dejamos enfriar. Una vez frío, montamos con varillas, como si fuera nata montada, hasta que quede firme. Guardamos en la nevera hasta el momento de usarlo.


Consejos:

  • para los que tengáis problemas de alergias o seáis muy sensibles a las trazas, mirad bien el tipo de chocolate que usáis, porque algunos tienen trazas de leche y de frutos secos. La nata vegetal también tiene soja y trazas.
  • si queréis montar el ganaché, no os aconsejo que lo metáis en la nevera de un día para otro, porque se endurece mucho y luego le cuesta montar. Mejor que lo dejéis enfriar a temperatura ambiente o en la nevera 1 hora.
  • esta nata monta muy bien, muy firme, y aguanta firme mucho tiempo, incluso fuera de la nevera. Pero es mejor conservar el ganaché montado en la nevera y consumirlo como mucho en el plazo de 3 días. Aunque dudo que os dure tanto tiempo...
  • podéis saborizar el ganaché con aromas o con licores para darle un toque: vainilla, ron, esencia de naranja,...


Ya sé que ahora mismo no nos apetece nada comer dulce, que lo que queremos es depurar el organismo. Pero....es que el dulce está tan bueno!! Que un poquito de vez en cuando no hace daño ;) Y escribo esto comiéndome un trozo de turrón de Jijona del de verdad, del blando pero consistente. Pero oye, que dentro de mis propósitos de año nuevo no está el de ponerme a dieta, sólo intentar alejar el aceite de palma de mi vida.

Muás
Iratxe